Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BtANCO Y, NEGRO 447 CAIÍTAK, E U ACCIÓN Á. todo el mundo g u s t a n los perfnme del Congo Hoy en día todo el muado emplea para su toilette el Jabón de los Príncipes del Congo, cuyo perfume es tan suave y cuya pasta es tan fina- y tan estimable para la belleza del rostro y la blancura de la tez. Exíjase siempre el nombre de Víctor Vaissier, de París, que es el inventor de este delicioso jabón. ¿Por qué dirán ustedes que nos reconviene no de nuestros suscriptores? ¿Porque no recibe elj) eriódieo con ptíntualídad? ¿Porque le parece deficiente? ÍTada de eso: por todo lo contrario. Porque damos trece páginas de texto en vez de doce que ofrecimos desde un principio en todos nuestros anuncios. Paciencia, señor T. S. de A. desde el número próximo daremos solamente lo ofrecido, pues ha llegado el momento en que esa página que dábamos de más, la necesitamos para; ocuparla con anuncios. Ahoja que son tan frecuentes los resfriados de cabeza, recomendamos para su curación la receta siguiente: Se echa en una vasija bastante honda y estrecha una cucharada de alcanfor en polvo: se llena, hasta Ja mitad, de agua hirviendo, y se cubre con un cono de papel, por cuya punta, suficientemente ensanchada, se introduce la nariz, respirando de este modo durante diez minutos el vapor alcanforado. Esta operación se repite cada cuatro horas, y no hay coriza que resista á la tercera inhalación, si se tiene la resistencia necesaria para soportaí el cosquilleo que el alcanfor produce en la nariz y en la faringe. Y puestos á dar recetas de opoii. unldad, añadiremos esta otra para curar los sabañones: Consiste únicamente en cocey una buena penca de apio, é introducir en ese cocimiento, tan caliente cómo pueda soportarse J y por espacio de algunos miinutos, el pie ó la mano víctima de los sabañones. Por supuesto, que este remedio sólo es eficaz al principio de la dolencia, y no cuando haya tomado g ¡r ves proporciones. Se levanta el jey furioso, Coge la pluma y escribe, Y en el primer renglón pone: ¡Quien tiene amores, no vive! Con el FRASE HECHA, por M. Dt. y D retrato de la distinguida actriz La tía. doña M a r í a Mí tía. Tubau, publiSu tía. Nuestra tía. cado en nuesVuestra tía. tro n ú m e r o Aquella tía. 26, inauguraEsa tía. mos la primeEsta tía. ra serie de La otra tía. retratos y artículos referentes á ííctrices y actores españoles que HOS proponemos publicar, y que comprende los CHARADA, por M. MARZAL siguientes: María Alvarez Tubau. -Emilio MaEn las (ie íe ¡2 mí: primera; rio publicado en nuestro número anteMi tercera, musical: rior) -Balbina Val verde (en este núEn las huertas mi segunda, mero) -Antonio Vico. -Matilde ÉodríY mi todo en el hogar. guez. -Eamón Eosell. -Josefa Guerra. -Pedro Euiz de Arana. José Rubio. SiiTa esto de satisfactoria respuesta ¡Hola, Enrique! ¿Qné llevas tan á; los numerosos suscriptores que nos tapado en ese pañuelo? preguntan acerca de este particular, al- -Hombre, si yo quisiera que se surdísmo tiempo que nos dirigen por ello piese, no lo llevaría tan tapado. las más expresivas felicitaciones. c JEÍíOGLÍFICO Este siglo va dejando de ser el dejasluces para convertirse éü el, de las sor- presas. No pasa día ni noche sin que la i prensa diaria ó las revistas científicas nos traigan alguna noticia respecto á la aplicación de algún agente poderoso de la naturaleza, que venga á cambiar por completo los medios de comunicación, de tracción y de locomoción, dejándonos, como vulgarmente se dice, tiritando si es qiie no nos tumba de espaldas. Ahora salimos con que un sabio alemán, cuyo nombre no recordamos en este momento, pero que termina de fijo, en ichen, offen 6 nisen, ha descubierto el medio de poner en móvirdiento un vehículo cualquiera, una máquina, va- liándose de la vibración de los, sonidos. El invento es de indiscatible imj) or- tancia, pues, llenará un gran. vacío. eldía que se queden vacías las minas de carbón de piedra, que sólo servirá para teñirse el pelo. Los sonidos aplicados á la locomoción i inauguran una era de bienandanza á las charangas, murgas, orfeones y otras co- lectividades de músicos trashumantes, que podrán disparar el aire de sus pulmones dentro de las calderas de una locomotora de una máquina cualquiera, en la seguridad de que sus esfuerzos tendrán algún fin provechoso. Ahora bien: si el invento se generaliza, como la música vivaracha será la preferida, la jota coríam el bacalao en el universo entero, que dando las peteneras relegadas á segundo término, mal que pese á sus admiradores, por no ser el canto á propósito para activar los iñedios de locomoción. SOLUCIONES oorrespondisntes al numero anterior. FRASE WECIiÁ. -Bebiendo los vientos. CHÁKADITA: -Canoro. LAS SOLUCIONES COREESPONDIENTES Á ESTE NÚMERO SE PÜBLICAÍIÁN EN EL PRÓXIMO.