Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOS SONETOS DE CARLOS COELLO A MI MADRE Madre, querida madre... aunque querida Y aun adorada j u n t o á- madre es poco: Por ti estoy locó cuando no estoy loco, Y para darla á ti, ¿qué es una vida? Madre de todo bien, cuando transida n alma siento y mi flaqueza toco. Si tu recuerdo celestial evoco, Da, en vez de sangre, bálsamo la herida. Todo lo puro en mí tu nombre inflama; Todo lo santo en ti comprendo y fijó: lin ti fundo nú gloria y mi fortuna. Que el hombre puede hallar más de una dama, Xiás de un hermano y hasta más de un hijo Madres, no: Dios es Dios, y tiene una. A MI SUEGRA Suegra, homicida suegra (aunque homicida Y hasta vampiro j u n t o á suegra es poco) Con tu genio suegril me vuelves loco, Y en tus suegreces dejaré la vida. Madre de todo mal, cuando advertida Mi alma, los riesgos del casarse toco. Si tu recuerdo endemoniado evoco. Da, en vez de sangre, rejalgar la herida. Todo lo impuro en mí tu nombre inflama; Todo lo aleve en ti comprendo y fijo: E n ti me dio un infierno la fortuna. Que el hombre puede hallar más de una dama, Más de un cuñado y hasta más de un hijo Suegras no: ¡Job fué J o b y tuvo una!