Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BLANCO Y NEGRO 379 -Señor que me resigne y te dé todo mi corazón ¡ya sabes que es tuj- o! porque te lo mereces, es harina de otro costal! Pero ¿qué mal hay en que suspire á mis solas por todo eso que me sonríe? ¡Mira! ¿Sabes cómo sería yo completamente felizV Poseyendo un coche, un coche de dos caballos de los que van por la calle echando chispas ¡Dios mío, cómo envidio á las marquesas! Siempre que me encuentro una de tales señoronas, me veo yo, á mi misma, metida entre batistas y blondas, con mi sombrero con plumas, recostada en el almohadón de raso de la carretela, saludando á un lado y á otro como hacen las reinas i Vamos, me vuelvo loca! ¿Á que no te acuerdas entonces de mí? -Sí que me acuerdo ¡La prueba es que te siento á mi lado en el coche, y en esos castillos en el aire que me finjo, te toca siempre la mitad! Vaya, Boni... que no haría yo mal papel en el Retiro en una manolita particular, hablando contigo, tú muy tirado de chistera Yo tendría mis vestidos de paseo Me compraría cuantos me gustasen Ayer vi uno en una tienda ¡Qué cosa más bonita! ¡Ay! Dime, Boni, si no es esto mejor que cepillar maderas y coser chalecos... ¡Pero como no puede ser! ¿Á qué preocuparse? Oye, mañana es domingo Te convido á comer unas chuletas en Tetuán ¿Quieres? Iremos á pata, claro es que con menos comodidad que en esos coches de tus sueños; pero, ¿para qué tenemos nuestras piernas de veinte años? Además, yendo juntos no se nos hará muy largo el camino Conque ¿Á qué hora te espero? -A las dos de la tarde donde siempre. -Corriente. ¡Adiós, mi vida! -Hasta mañana II. ¿Qué tal, hombre, qué tal? ¿Hay fuerzas? ¡Pshl No muchas Todavía estoy muy débil El maldito tifus se me agarró bien á los huesos Yo creí que me moría, pero el médico se ha portado ¡Es muy buena persona, y como saber, ya sabe, ya! ¿Cuánto tiempo hace que entraste en el hospital? -Tres meses y medio, Felipe ¡Tres siglos! ¡Qué soledad tan grande! -Vaya, no te aflijas Pronto saldrás á la calle, y á vivir de nuevo- ¡Cuánto lo deseo! Oye, dime. Cuéntame No sé nada de nadie ¿Qué es de Joaquín? ¿Le tocó al cabo ir á Cuba? -No, salió libre del sorteo ¡Si hubieras visto llorar á gu madre de alegría! ¡Pobre mujer! ¿Y el Rejoncillo? -Por ahí anda, por los pueblos, con su cuadrilla Tu primo Pepe abrió su carpintería y creo que no le falta trabajo f: 5 K -Sí, ya lo sé Estuvo á verme... ¡Hombre! La que ha prosperado ha sido tu antigua novia, la Maruja Por ahí la tienes por Madrid, en coche, hecha una princesa, cargada de alhajas ¡Qué chiquilla! Ha tenido suerte Dicen que se ha casado con im viejo Está muy gxiapa ¿Te acuerdas que ella era morena? Pues se ha vuelto rubia Pero ¿Qué te pasa? Te has puesto lívido- -No, no es nada Un mareo La debilidad ¿Conque decías- -No, no hablemos más. Anda, apóyate en mi brazo, te acompañaré á la sala- ¡Dios te lo pague! ¿fe r- ¿ii-