Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
348 BLANCO Y NEGRO Las fantasías ecuestres ó en el trapecio, de amazonas, écüfjercs ó gimnastas en los circos del género y balnearios, piden ilustración artística para facilitar la inteligencia del texto. L a letra con sangre entra -opinaban nuestros venerables antecesores. Hoy podemos decir nosotros, también venerables: La letra con monos entra. Todo convida al lápiz. Dos circos con naumaquia y otro con tauromaquia, puesto que en el de toretes en el Puente de Vallecas no funciona la juventud estudiosa. En el circo de Colón la hermosa Géraldine, sin rival en el mundo por lo hermosa y demás. Gracias al reclamo de Madrid, no se hablaba en provincias de otra cosa que de la hermosa Géraldine. Los forasteros llegaban á esta capital preguntando por la mujer más hermosa. ¿Qué mujer es ésa? -preguntaba un guardia del orden, también hermoso, á un palurdo que deseaba conocerla. -La mujer de Colón- -respondió el forastero. Además de la hermosa Géraldine, en Colón funcionan las bellas é intrépidas. The Leopqlds y las preciosas nadadoras Angela y Blanca Bennett, y el lindísimo clown Niny. La Empresa se ha decidido por la hermosura dentro del arte. Y el público por la empresa de Colón. En Parisli, el popular Antonio Pérez estableció otra casa de baños, también con hermosuras. La hermosa Routa y Leodiska, la Reina del alambre, los hermosos árabes Alí- Ahoa y las preciosísimas mariscas que tanto gusto dan al público aficionado en sus ejercicios en salsa ó en agua. Los Jardines cerraron el ojo. Y a no cantan allí, como solían, desde El Elixir (Tamore hasta Lohengrin y la Lucia. Esta forma parte de la compañía de Apolo durante los meses del crudo invierno. El Tívoli, Felipe y Recoletos no existen aún, como decía aquel mozo del reemplazo alegando excepción en el Ayuntamiento de Reus: -Aun soy huérfano de viuda madre. El espectáculo moderno en Madrid, el predilecto de las personas de buen gusto, es el Jai- Alai. Ya se habla de una ópera con libreto español, denominada Pelotari. La cantarán, supongo yo, Tandilero, Muchacho y otros. El pelotarismo es antiquísimo divertimiento, según he leído en el órgano de la clase. Nuestros primeros padres jugaban ya, aunque no con proyectiles de Modesto Sainz, de Pamplona. E n el circo de gallos no hay sesiones. El Hipódromo y el Velódromo yacen aún huérfanos.