Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Nueva cervara Sr. D. Bernardo Hico: OR la entusiasta, relación que no hace muclias noches hacía V. de los preparativos que habían acompañado á la fiesta de la Florida del pasado año, comprendí que aun está latente en V. el espíritu de estos artísticos festejos nacidos bajo el sol de Italia. El éxito que coronó á nuestra cervara primera y última, ¿no le anima á arrojar la semilla de una nueva? Usted, comp Director artístico de La Ilustración, Española y Americana, y jefe indiscutible de ese plantel de gente notable que se llama Circulo de Bellas Artes, cuenta como nadie con elementos para introducir en la monotonía de nuestras costumbres la nota alegre, risueña, pictórica, regocijada, que tanta falta nos está haciendo. Usted, con su iniciativa, sus influencias y su buen humor característico, tiene, pues, la obligación moral de procurárnosla. Cuente V. querido Rico, con que esta no es opinión exclusivamente mía, que entonces poco ó nada podría significar, sino de muchos apasionados de las artes en cualquiera de sus míinifestaciones. las vidas que se les había confiado y de las que tenían que responder. Quei es ni más ni menos que lo que hacen las personas debiendo sentir algo más que una locomotora y pensar mejor que un coche de primera. Los petardos os pelardos y petardistas que tanto gusto dieron al público en temporadas pasadas, han hecho su reaparición, en Cádiz, metiendo, como es natural bastante ruido. El espíritu de asociación, como consecuencia del modernismo, se impone, y se dice que los petardistas gaditanos no andan sueltos como los de la calle de Sevilla de acá, sino que se hallan perfec (amento asociados y reglamentados, ni más ni menos que los nihilistas rusos ó los bandidos de La Manó Negra. El jaleo que los petardos han promovido no ha sido flojo. Prisiones, retenciones, causas, sumarias todas las consecuencias de un delito. Pero ya verán ustedes como se concluye por saber que todo es obra de unos jugadores suspensos ó unos petardistas de buen humor. Bromas al fin y al cabo. Choque de trenes k me chocaba á mí que el choque de trenes de Saint- Mandé no tuviera una segunda parte en España! Nuestro espíritu de imitación á todo lo francés nos conduce hasta el extremo de imitar las catástrofes. Pero ahora, como siempre, hemos quedado por debajo, y el choque de trenes ocurrido en Medina no ha sido, pof fortuna, de l a í m- portancia triste que tuvo el de Saint Mandé. Alguna ventaja hablamos de tener con nuestro habitual retraso. La noticia circuló con la rapidez de todas las rría las, y el pánico que durante una hora reinó en Madrid, fué verdaderamente angustioso. Los trenes que se disputaban la misma vía parecerían titanes dispuestos antes que á ceder á destrozarse, sin tener en cuenta para moderar sus frenos Exposición vitícola 0 os precisamente vitícola, sino viti- vinícola la Exposición que se ha inaugurado en Cariñena. La importancia de nuestros caldos, como diría algún diputado, es tan grande, que bien merece que sus productores se ocupen algo más de lo que hasta hoy lo han hecho, de los grandes negocios que con aquéllos realizan los extranjeros, en tanto que por aquí no salimos de azotes y galeras. Las conferencias que sobre variantes de este tema están dando elocuentes oradores, deben no echarse en saco roto, y las bonitas teorías expuestas en aqtiéllaSj ver de realizar en 1 práctica. El borracho es hoy una figura importante de la sociedad, y algo se debe hacer en su obsequio.