Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
276 BLANCO Y NEGRO viene que han vuelto á ser regalados á sus mismos poseedores, i misterios de bastidores! ¡la eterna comedia I, causando la envidia de la gente del teatro que no ha podido conseguir entre las cláusulas de sus contratos una referente á la concesión de beneficio. Después de todo, ¡dichosos los que se conforman con triunfos fabricados por ellos mismos, con éxitos ilusorios y con grandezas de talco! ¡Ellos son felices! Barrabás A España Editorial, fii casa Guillaiime 6 Dentii de Madrid, ha conseguido lo que nadie en el mundo: que Zalionero concluya una obra. Esta se llama Barrahcis, y en los pocos días que lleva en los escaparates ha tenido una aceptación asombrosa. No es de creer, pues, que Barrabás haga alguna barrabasada, obligando á autor y editor á darse al Barrabás auténtico. Es decir, que el libro se venderá como pan bendito. Suponiendo que el pan bendito se vendiera. Alejo Vera jixGüNA recompensa más justa que la que recientemente ha obtenido el laureado autor de El entierro de San Lorenzo, El milagro de las. rosas, El último día de JSÍtimancia, y gran porción de cuadros de costumbres pompeyanas. La Academia Española de Bellas Artes en Roma le ha nombrado su director, en sustitución de Palmarolj, que ha cumplido el tiempo reglamentario. Los valimientos de Alejo Vera suponen tanto en el mundo artístico, que no sé á quién felicitar más de corazón: si á Vera por la Academia, ó á la Academia por Vera. Las Memorias de Moltke I) D 0 lo que se relacione con las grandes potencias europeas tiene hoy tanta actualidad y tanto intere s, que al solo anuncio de que en Madrid se está traduciendo directamente del alemán el tercer tomo de las Memorias de Moltke (primero que de ese trabajo del famoso general lia visto la luz, por tratar del drama en que aquél fué su autor principal) los comentarios que se hacen sobre el libro son numerosos, y la impaciencia con que so le espera es grandísima. Las Memorias de Moltke son algo asi como el corazón de la guerra franco- prusiana. Falstaff Los beneficios I CANDO llegamos á estas alturas en la temporada teatral, comienzan para los actores los beneficios, esas otras funciones en que interviene el público haciendo el papel de crédulo. Aunque la moda de exhibir en el escenario los objetos que dice haber recibido en calidad de obsequio la ó el beneficiado va desapareciendo un beneficio sin regalos auténticos ó fingidos no so comprende. Si tuviéramos memoria para recordar todos los caoliivaclies que so lucen estos días en los saloneillos do los teatros, pudríamos ver con asombro el año que íERDt está terminando de poner en solfa Las alegres comadres de Windsor. Dentro do pocos meses la misma mano que llenó á la obra más famosa de García Gutiérrez de apasionados y románticos acentos de amor y ternura, habrá concluido de interpretar musicalmente el regocijo de aquella creación de Shakespeare. El estreno de Falstaff, c ue con tal nombre se ha do conocer la nueva ópera, prometo ser un acontecimiento, y Verdi podrá ver cómo hasta su solitaria villa de Santa Ágata llegan los rumores de alabanzas que envuelven á su nombre famoso. CÁELOS Ü S S O R I O Y GALLARDO.