Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOVELAS RELÁMPAGOS TRAGEDIA EN LAS RAMAS -Pues señor, es inútil qne me esfuerce en dar el do maldito si me sirven de nada mis serenatas Sea usted para esto discípulo de un jilguero Cuidado que en cuanto tocan la diana las alondras, empiezo á cantar todo mi repertorio de trinos, y esa muchacha del balcón sin hacerme caso ¡Por vida de las apariencias! ¡Es claro, ven que soy un verderón vulgar! ¡Lo de siempre! Mal vestido con cuatro pingos nadie le atiende á uno j es necesario ponerse de smockin ó de frac para que se enteren las gentes de que es un gran tenor... ¡Pobres artistas! La Jovencita abre las vidrieras ¡Qué linda es! Parece que sale el sol Nada Me ha mirado con indiferencia y no me atiende ¡Brisa! Y yo que me he pasado la noche ensaj ando esa sonata que oí ayer tarde al ruiseñor en la pobeda! Es inútil Sin embargo Pero ¿Qué hace? ¡Toma! Me brinda con cañamones ¿Y quién le pide á usted comida? ¡Vaya una grosería, una falta de delicadeza! ¡Nunca lo hubiera creído! Yo lo que deseo es que me escuche, qiie me diga su opinión sobre mis romanzas La gloria, yo sólo aspiro á la gloria ¡Demonio de piójulo! ¿Qué ruido es ese? ¡Ah! ¡Son los hampones de los gurriatos! ¡Qué gente más ordinaria! ¡No piensan más que en la barriga! Ellos lo echan á perder, porque así nos juzgan á ¡todos los pájaros iguales ¡Brutos de cocer! Pü Bien mirado, ¿qué enfkl tienüen ios muy zoquetes de arte, ni qué saben lo que es lá música?