Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
T O M A N D O A P U N T E S DEL N A T U R A L POR GASCÓS DON ALVARO Ó LA- FUERZA... DEL En las ropas del suicida, que era un joven de. aspecto muy. distinguido, no 6 encontró documento alguno que acreditara su personalidad. Así concluía la noticia, del periódico, y por lo tanto, el público no supo quie n fuese aquel desgraciado; pero yo lo sé y Toy á cometer una de las muchas indiscreciones de que me acusa la conciencia. A la misma hora en que el mísero muchacho daba la gran voltereta desde el viaducto á la calle de Segovia, recibí. yo bajo un sobre cuidadosamente lacrado una especie de autobiografía, de la que extracto á continuación algunos pasajes Entre en Madrid con el corazón henchido de ilusiones. Alguien me había dicho que tenía talento; positivamente era ambicioso... ¡á lá lucha, pues! Caando llegué á la fonda, el dueño de ella me preguntó mi nombre para inscribirlo en el registro de la casa. -Alvaro Cascabullo- -contesté. sEl fondista sonrió púdicamente y me dijo: -Ya se conoce que es usted andaluz. ¿Por qué? -Porque acaba usted de llegar y ya está bromeando. 9- -No comprendo- -objeté sorprendido. -Vaya, ¿cómo se llama usted? ¡Pues Cascabullo, ya lo he dicho! sEl fondista se encogió de hombros y escribió en el libro, que yo vi algunos días después: Don Alvaro no sé qué, alias Cascabullo. y 3) La vi por vez primera (I Sí, ya sé que seguirás cantando AI pie de la enramada m: éM M,