Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
244 BLANCO Y NEGRO La verbena do la Paloma es la que del madrilefiismo puro nos resta; á la Virgen de Agosto han sido ofrecidos príncipes de Asturias y pobres do solemnidad, y para ella ha sido la primera visita do cuantas mujeres han pasado por la santa transformación que las ha hecho madres. La Virgen de la Paloma tendrá eternamente un templo en cada uno de los corazones movidos por la sangre que animó á chisperos y manólas, á chorizos y polacos. que sale del límite de nuestros sentidos y nuestra apreciación, es lo que más llama la atención pública, y por lo tantolo que da más dinero. Lector de periódicos conozco que sólo por curiosidad ha enfermado del corazón, y otros que se han vuelto locos pensando, por cualquier detalle de cualquier periódico: ¿Que será? ¿Que no será? La vida así se hace imposible. No saber nada; no apreciar nada; no enterarse de nada ¿Para qué tanto misterio, si al fin y al cabo llega la realidad? Sin duda se cree que las ilusiones alimentan. En Spa ti, jockey, dentro de unos días, será sustituido por la amazona, si, como es de esperar, se realizan en Spa las carreras de jinetes hembras y áa poney s. ¡Siempre la mujer dominando al hombre! Este modernísimo sport, que nos remonta á los tiempos heroicos, es el complemento de las opiniones sustentadas por los defensores de las mujeres académicas, abogadas, médicas y diplomáticas. ¿Quién, si estas ideas triunfan, coserá los calcetines, y limpiará el polvo de los muebles y dirigirá los guisos? Tiemblo sólo con pensarlo. ¡Y nos hemos reído de la Isla de San Balandrán! Tartarín uiENES despue s de leer Port- Tarascon creímos con Daudet, que el arrojado, el intrépido, el incomparable Tartarín había muerto despue s de su intentona de trasladar su tierrra i lo que desde luego llevó el título de aquella tercera parte de la historia del soñador tarasconép nos encontramos con que nos hemos equivocado, ó que por lo menos, resucitado por Mrs. Privat y Lefreve, va á aparecer en un teatro parisiense. Daudet, por su obra famosa, ha tenido muchos disgustos; los tarasconenses no le perdonan el ridiculo en que les ha puesto. Auguro, pues, un fracaso para la nueva comedia. Pero lo que dirán Privat y el autor de Romeo: -Ahí nos las den todas. Y ese afe es la cabeza hermosa, melenuda, artística, alcalina de Alíonso Daudet. El héroe del día jo pasa día sin que descubramos un Lérce. Esto siempre es una gloria para nosotros, que descubrimos tan pocos talentos. Eeverte, actuando todos los domingos y fiestas de guardar, de asombro nacional, viene á demostrar que si hay quien supone que se extingue la raza de los Quovedo y Velázquez, se consolida y desarrolla la de Pepe- Hillo y Montes. Eeverte es la temeridad, encerrada en un cuerpo de niño; el arrojo con cairele s de oro y taleguilla de seda; el corazón con brazos que manejan muletas y estoques, y con pies que no saben correr. No se habla más que de Eeverte; no se piensa sino en Eeverte; no se discute otra cosa que el mérito de Eeverte. Mas no debe confiarse mucho el novel héroe. La fortuna es muy veleta, y el pueblo lo mismo aplaude á uno viéndole en la altura, que le silba mirándole caído. CÁELOS O S S O E I O Y GALLARDO. La Virgen de la Paloma AS madrileñas de pura sangre, las que habitan el Lavapies, Embajadores, Pe y Vistillas, se embellecieron con el fondo del cofre, relleno de alcanfor y membrillo, enemigos de la polilla las calles todas del distrito de la Latina que lleva tal nombre por el de la ilustre dama cuya momia ha sido recientemente descubierta en el derribo del convento contiguo al palacio que habitó el autor insigne del Don Alvaro, y hoy es residencia del Gobernador de la provincia, se engalanaron con gallardetes y farolillos venecianos; se vistió de fiestja el barrio clásico de Madrid, por el que no ha podido penetrar el extranjerismo que nos domina, y la capilla de la Virgen de la Paloma se vio exuberante de luces y flores y adornos y ex- votos.