Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UN P O C O DE T O D O -l Es cierto que sirvió usted de testigo enese desafio? -Si, señor. ¿Es cierto que uno de los adversarios salió ligeramente herido -Si, señor; y el otro, muerto. Muerto! Yo ignoraba esa terrible circunstancia. Expliqúese usted. -Cuando terminó el desafio, pudimos lograr la reconciliación de ambos oombíitientes, y nos fuimos á comer á una fonda Pues bien, mi apadrinado murió aquella misma noche ¡de una indigestión! Delante del niño, criatura pura é inocente, enmudecen las pasiones, se esconden los vicios, la familia se purifica, y, á menudo, el. niño que creia haher recibido la vii- tud de sus padres, ignora que él es en realidad la fuente de sus virtudes. El presidente al acusado -Es inútil que pretenda usted negar. Le han vist j subido en una escalera, descolgando el re oj. -Señor presidente, no lo descólgaha; iba á darle cuerda nada más. TTn prestamista daba lecciones de mundo á su hijo mayor. -Hijo mió- -le decía, -la honradez y la generosidad, antes que todo. Un ejemplo: Ayer, al hacer efectiva una cuenta, un individuo me ha dado quinientas pesetas de más. ¿Sabes ló que hice? Callai me, y enviarle hoy, como regalo, nierlia docena de calcetines. Asi Se ganan amigos. Arcos de oro son tus cejas, Y Amor con ellos dispara. Contra amantes corazones. Las flechas de tus miradas. A los señores que nos remiten trabajos! sin ¡ue lo solicitemos, les advertimos ue no contestamos ninguna de las cartas qne én ese sentido se nos dii- an, fli devolvemos los originales. FRASE HECHA JEROGLÍFICO El 2) fi- sídcnte. -Es inútil que usted lo niegue. Hay tres testigos que le acusan. Bl ren. Tres testigos! ¿Y qué es eso para diez y siete millones de habitantes que tiene España? CHARADA Prima es do y dos es prima, Y el todo, tus ojos, Luisa. ROMPECABEZAS, por SUDARCO VN -H DACIANO AVEMAEI Con estas íetras, debidamente combinadas, formar el nombre y apellido de un escritor contemporáneo. Todos los liombres buscamos una mujer: todas las mujeres buscan un hombre. Gran parte de nuestra vida la pasamos buscándonos los unos á los otros sin hallamos nunca; porque los esposos que después de algún tiempo sigan creyendo que se han encontrado y que eran una y otro los que se buscaban, deben ser, en mi juicio, tan pocos, que apenas forman número. Parece que las mujeres y los hombres se entretienen en jugar al esconder. La causa no es precisamente la de no hallarse sino la de que no se conocen, vestidos como vamos de máscara todo el año. Algunas veces un hombre busca una mujer, y viceversa, teniéndola delante de sus ojos, sucediéndole lo que á aquel que busca su sombrero teniéndolo puesto; otras, no se conocen jyporque no se quieren conocer. SOLUCIONES correspondientes al número anterior LOGOGRIFO NUMÉRICO. -CWsaBÍo. CHARADA. -i) a? eífl. JEROGLÍFICO: ¿No miras cómo en sombras Del sol la blanca esfera De sombras tenebrosas En derredor se llena? iS CANTAR EH ACCIÓB Ser los primeros en burlarnos de alguno de nuestros defectos físicos, es el medio más seguro de que no se fije nadie en ellos. El arrojo y la osadía Ponderando de un torero. Su mujer dijome un día. Con entusiasmo sincero: -Su intrepidez se comprende Y se explica su valor. Porque mi Paco desciende Del mismo Cid Capeador! La señora sorprende á su cocinera mojando uu dedo en la salsa para probarla. -Eso no me parece muy limpio- -la dice. -Menos limpio fuera ensuciar una cuchara para esta tontería. Para vivir en toda la plenitud de la existencia, hay que vivir para otros muchos. El abogado defensor termina asi su discurso: -Después de todo, señores, es imposible desconocer la honradez do mi defendido: se apodera de cien pesetas y respeta una cartera que contenía cinco mil. (El acusado se emociona visiblemente y deja escapar algunos sollozos. Además de eso, miradle: su arrepentimiento es sincero. Pido la libre absolución. -Acusado, ¿tenéis algo que añadir? -Señor presidente, nada; mi defensor lo ha dicho todo: estoy arrepentido de no haberme llevado la cartera, Diálogo entre dos porteras ¿Conque es cierto que el dueño de esta casa se ha vuelto loco? ¡Y tanto! Esta mañana le han llevado á Leganés. ¿En qué se conocía que estaba loco? -En que le dio por rebajar el precio de los alquileres. Elhombre no es fuerte sino contrariando la natuialeza. A s í el árbol natural, no da buena f r u t a mientras que el mismo á r b o l produce ñ utas s a b r o s a s tan luego como se le dispone en espaldera, es de- cir, cuando ya lio es un árbol. LAS SOLUCIONES COBRSSPONDIENTKS Á BSTB NTÍMBrRO 8 B P Ü B L I C A E Í N SU BL PRÓXIMO liL