Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BLANCO Y NEGRO 231 los vates, los maestros, los inmortales, los héroes de La Humaniada, el gran poema de la historia. Los que derraman la tinta intelectual sin orden, ni concierto, ni plan, á boca de tintero, sólo hacen manchas y borrones; son los pequeños, los inútiles, los charlatanes, los clowns, los pobres actores de La Tintiada, el negro poema de la obscuridad y la insignificancia, Por eso el éxito es cuestión de forma. -Se ignora si Policarpo, con nueva tinta y papel, acabó su gran poema. í Hay quien pretende que, al emprenderle de nuevo, sólo le salieron borrones rimados, garrapatos líricos, y que aquellas cuartillas, HUMANIAOA! emborronadas por el tintero vertido, fueron las, más claras é inteligibles que escribió en su vida. Lo cierto es que, desengañado y hambriento, renunció á las letras, cambió de rumbo, estudió su fondo, y encontró su formaLogró ir de vista á Puerto Rico, y hoy es rico y en puerta para ministro. Dio á su genio forma de ingenio, y á su ingenio forma de ingenios de azúcar. Era cantador de poemas, y se hizo contador de rentas. ¡Cantar! jContar! Mera cuestión de forma. Que es cuestión de fondos. Aplicaos el cuento lectores, y aprovechad la lección de Policarpo. JOSÉ ALCALÁ GALIANO Cuatro amigos juegan al tresillo en un café. Un óurioso, muy corto de vista, se aproxima tanto á uno de los jugadores, que éste, amostazado, saca su pañuelo y agarra con él las narices del imprudente. -j Qué hace usted, caballero? -Perdone usted, am ¡gmto se. acerca usted tanto, que he equivocad su nariz con la mía.