Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DISCURSO ILUSTRADO f) í Señores Dii. ulados; todos lloramos la situación que ba creado el Gobierno á la madre patria, que se encuentra embargada ante la monstruosidad de los presupuestos do gastos y la pequeña de los de Ya se que estoy hablando á la tuna, pero como á mí no me duelen prendas, os voy á presentar el bouquet marchito que forma el conjunto de vuestros errores, y á demostraros que banco azid se os rechaza el buen sentido y que hasta niega á soportaros. Observo que me voy alargando mucho. ingresos. Yo que hablo siempre desnudo de toda pasión y con el corazón eti la mano, tengo que quejarme del gesto de indifei encia que observo en los señores ministros que, aunque posean grandes luces, no bastan á disipar los fantasmas que nos rodean. Sobre todo, señores, ya es hora de que hablemos X- E L SB. PRESIDENTE. -En efecto, yo suplico á S. S, que procure reducirse. con franqueza. El país nos escucha; pero aqui sí que no puede decirse como en las revistas de toros: el diestro escuchó palmas sino que la nación escuchó desventuras y fué acómetida de congojas y sudores de muerte, -Con muchogusto, Sr. Presidente; aunque lo mejor sería que se me permitieran algunos instantes de descanso, porque se me ha exa, cerbado mi padecimiento y no puedo continuar.