Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
tabaqueras esmaltadas, á los ternos ingleses, zapatos de lona y sombreros hongos. I O finse terminaron! R La mejora se imponía... La verbena de hoy es todo menos verbena. Los ¿Por qué tanta preferencia á los hombres sobre tiempos han cambiado, y la celebrada en honor del las mujeres? Estas sonríen por el triunfo Santo exterminador de la morisma, nos ha cogido Ya no tienen que temer nada. este año agasajando á unos marroquíes. Los kioscos levantados en las principales Y es que los tiempos no pasan en balde, y lo que plazuelas de Madrid llenan una necesidad y un día arregló el Santo á mandoble limpio, lo consialiviarán muchas necesidades. ¿Quién dijo miedo? gue hogaño un diplomático, bailando un cotillón. Cesaron las intranquilidades, las zozobras los reparos La igualdad ante la ley queda achicada por la igualdad ante la flamante reforma urbana. Las señoras deben un voto de gracias al concesionario de nuestros waters- clossets. ¿Hasta cuándo haA muerte del nunca bastante llorado y enaltebían de estar preteridas? cido literato autor de FA sombrero de tres picos, Con esto, la concesión á las mujeres de voto elecha producido una vacante en la Academia Estoral y el planteamiento definitivo para ellas del pañola, y ya son numerosos los pretendientes traje masculino, tantas veces proyectado, la nivelaque la misma tiene. ción de los sexos sería inmediata y completa. ¿Es racional el sistema de que quien seconv Ya se dio el primer paso con los waters- clossets. silere con méritos para ello solicite personalmente ser acadoQiicü? Dejando esto á un lado, apuntaré que entre los nombres que figuran en candidatura están los de Retes, Balart, Velarde, Barbieri, Sánchez. Moguel, Pardo Bazán y Lasfo de la Vega. Apuradiüa se ha de ver la docta corporación esN afamado escritor, José de Siles, que por cierto acaba de publicar un bonito tomo de Sonetos pañola si ha de aquilatar el mérito de cada pretenpopulm- es, escribió hace días un juicioso artículo diente, suponiendo que, como sucede de ordinario, acerca de las verbenas sin verbena, en el que la vacante no esté cubierta desde antes de serlo. Qne es el colmojde la precaución. comparaba las que se celebraban en tiempos de la Sacra y Real Majestad del Rey D. Felipe I V y las que hoy se verifican alumbradas con luz eléctrica. El colaborador de La Época tenía razón. r De la lütima verbena de Santiago, á aquella de la ioMO la geííéralidad de los madrileños no nos que se dijo: hemos rozado con más moros que los de los Cémo bailan lan manólas dátiles y las zapatillas, la presencia de toDio, de Santiago el Verde dos inos señores embajadores que dicen tener A orillan del Manzanares- grandéíamistad con el Sultán, nos produce Cuando el sol claro amanece. cierto movimiento de infantil asombro. hay tanta diferencia como de las casacas bordadas de Así se explica que durante la residencia de los ero, las chupas de seda, las chorreras de encaje y las mismos en la corte, el hotel de Rusia, donde se hos- Waters- clossets Vacante académica La verbena de Santiago La Embajada marroquí