Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BLANCO Y NEGEO 101 nates, se contentaban con estrujarse en torno d 3 la ia 3i tele CMj dóralo, desde donde admiraban los trancelines de diamantes con que se adornaban las diosas de la elegancia: tomar el acero era la suprema ambición de la niña romántica, consagrada á un ideal de bigote á la borgoñona, y tizona de ahuevada cazoleta. La primera verbena que por San Juan se celebró en Madrid, fué ideada por D. Gaspar de Guzmán, Conde- Duque de Olivares, Ministro y Familiar de la Suprema, señor de muchas aldeas y Caballero de horca, la noche del 23 de Junio de 1631. La fiesta fué suntuosísima, brillante, excepcional. La esplendidez del privado y su recuerdo han podido animar por más de dos siglos la verbena de San Juan Bautista. Las verbenas, sin embargo, no morirán mientras por nuestras venas circule la sangre que heredamos de los chisperos y las manólas; mientras haya en el cielo de día sol que nos conforte, y de noche estrellas que nos cobijen, y mientras no olvidemos que las tradiciones son lo único que nos queda de nuestro glorioso esplendor y nuestra olímpica grandeza. CARLOS O S S O R I O Y GALLA. KDO. A. mmd. LUCERITOS -D t mamá, ¿dónde está mi hermanito. Que ya no le veo? -Se murió el pohrecillo, mi vida. ¡Morir! ¿Y qué es esof- -Pues morir es marcharse del mundo Muy lejos rrniy lejos Y allá arriba, entre nubes, estrellas Y lindos luceros Disfrutar otra vida más dulce, Sin penas ni duelos. ¡A y mamá! ¡Quiero ver á mi hermano; Mamá, quiero verlo! -Mira, ¿ves una estrella chiquita Que luce en el cielo? Pues aquel, hijo mió, es tu hermano. Y todos aquellos Que hay con él? -Son también otros niños Que arriba subieron, Y allí lucen, para que siis madres Los vean al menos. ¡Ay mamá! ¡Cuántas madres de noche. Mirarán al cielo! JOSÉ CAMPO- MORENO.