Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UN P O C O DE T O D O G A N T A K E N AGCIÓU Un profesor de segunda enseñanza ha inventado un método especialísimo para explicar el origen de las lenguas. El fundamento de su teoría es el siguiente El primer hombre, al despertarse y encontrarse con su compañera, exclamó ¡A! Eva, al oirle, exclamó á su vez con cierta extrañeza: ¿E? Los dos, al verse tan ligeros de ropa, se echaron á reir, y dijeron: ¡II Cuando se comieron la manzana, dijeron ¡O! Y al considerar las consecuencias, excla. marón: ¡U! íAsí se fue formando el abecedario. ¡Si tendrá talento ese inventor! Una taza de café es un barómetro. Si al echarle el azúcar dejais que se deslía sin agitar el liquido, el aire contenido en los terrones sube á la superficie envuelto en burbujas; si éstas forman una masa espumosa, conservándose bien en el centro de la taza, BUBH TIEMPO; si la espuma se aparta en forma de anillo pegándose á los bordes de la taza, LLUVIA; si la espuma forma masa, pero en el centro, VARIABLE si se dirige hacia un sólo punto del borde de la taza, pero sin disgregarse, LLUVIA El café ha de ser puro, y todas estas observaciones han sido comprobadas con barómetros metálicos y de mercurio por el profesor Sanvegrón, Los objetos de marfil se blanquean perfectamente sumergiéndolos en un baño de agua oxigenada. C H A R A D A- ES ACCIÓir FKASÜ H CHA Ün hombre muy rico y de buen humor, acababa de recibir un nuevo cochero. Para probar su carácter, le llamó un día y le dijo: -Pascual, tengo un capricho. Llegúese usted ai pueblo más cercano, y tráigame dos cuartillos de leche. La que venden aijuí es casi agua, -Señor, ese encargo debiera desempeñarlo la cocinera. -Es verdad: pues enganche usted la berlina, y lleve usted á la cocinera al pueblo para que me traiga lo que deseo. Eso que los médicos, en su atan de emplear nombres raros, llaman epistaxis, es lo que el resto de los mortales llama sencillamente echar sangre por las narices, accidente tan común como molesto algunas veces. El doctor Jorathar Hatchinson recomienda el medio siguiente para detener esas hemorragias, y dice que siempre le ha producid o buenos resultados sumergir los pies y las manos del enfermo en agua tan caliente como pueda resistirse. Un padre que había puesto ea juego toda clase de influencias para que su hijo saliera bien de los exámenes, le preguntó con afán al volver de ellos: I? y 2- -Vamos, ¿qué tal, hijito? ¿has dejado contentos á esos señores? ¡Ya lo creo! Tanto, que me han dicho que vuelva en Septiembre. Para destruir las ratas y los ratones, existe un procedimiento muy curioso, que es como sigue: Se pone en un plato yeso muy fino, y se cubre con una ligera capa de harina. Al lado de este plato se pone otro con agua. Los animalejos, atraídos por la harina, absorben al mismo tiempo algo de yeso, y si beben en seguida, lo que es muy probable, el yeso que han tragado se hincha, y no tarda en producirles la muerte. Un viajero, aterido de frío, entra en una venta, se coloca junto al fuego, aproxima mucho los pies para calentárselos, y se queda á poco dormido. El ventero le despierta á poco rato y le dice: -Caballero, que va usted á quemarse las espuelas. ¡Hombre! querrá usted decir kg botas. -No, señor; las botas se las ha quemado usted ya. SOLUCIONES correspondientes al número n t e r l o r JEROGLÍFICO. -Joven haragán será un viejo pobre. LOSüGEIFO N U M Í R I C O Amilcar. FEASE HECHA. -El ojoael amo engorda al caballo. I N O Ó G N I T A. -Ea ael del Eiego. í y 3? fODO Todos tenemos un valor heroico para soportar la desgracia de los demás, perq muy pocos le tienen para soportar la dicha ajena. El balcón donde te asomas Se está cayendo de miedo. Dice que no tiene fuerzas Para sostener el cielo. LAS SOLUCIONES CORBESPONDIENTES 1 ESTE NTÍMBRO SE PDBLICAIíi í EN EL PRÓXIMO.