Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Al ñn, todo se aclaró, naturalmente. Pero el aficionado á esperar los trenes se curó de su manía más pronto que de las contusiones y heridas que le ocasionó la aventura. Como que tuvo que guardar cama cerca de un mes, lleno el cuerpo de bizmas y vendajes. Ah! se me olvidaba decir que el apaleador le pidió mil perdones. Como si solo le hubiera dado un pisotón: ¡Caballero, usted dispense! V -j at r- Vamos á separarnos: Juntos están tu corazón y el mío; Mas quiero que en la ausencia Sea el lazo de unión este abanico. Si al agitar el aire 1 ¡li X Llegan vagos rumores á tu oído, j Será que yo te llamo Y toda el alma con mi amor te envío. Y si el aire que agites Place en tu labio imperceptible ruido, Será que cariñosos Se acercan á besarte mis suspiros. ElOAEDO S B P Ú L V E D A