Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
He aquí una pila eléctrica aplicable á todas las pequeñas instalaciones de timbres, luz y demás: En un puchero de barro ordinario, sin barnizar, de unos 150 gramos de cabida, se echa una disolución saturada de clorhidrato de amoniaco, que se compra en cualquier droguería, y en ella se sumergen un trozo largo y cuadrado de carbón y una barrita de zinc; total, unos 50 céntimos. Con dos modestos pucheros así preparados, puede el más bolo realizar el fíat lux famoso; los detalles que faltan se los dará el dependiente de la tienda en que compreUos alambres conductores y las lamparillas ó timbres. TRUTHANDLIE. Al colegio de la villa Llevó su hijo un labrador Diciendo: -Vengo con éste Tocante á la educación. ¿Sabe leer? -Ni una letra. ¿Escribir su nombre? -No. -Entonces, amigo mió, Como el trabajo es atroz, Me dará usted doce duros Por todo. ¡Cá! No los doy. En igual precio me venden Un burro. -Pues lo mejor Es que compre usted el burro, Y con eso tendrá dos. í S ¿i -i í ef í c í í -x