Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Una crónica constante de todo lo que constituye la vida mo. derna, queda inaugurada en la presente sección de BLANCO Y NEGRO. Sin limitaciones ni trabas dentro de lo moral y lo lícito, aquí se tendrán noticias lo mismo del sarao elegante que de la fiesta popular, del acontecimiento literario más notable, como de la nota ctdminante, en fin, de última hora, sea cualquiera el motivo que la produzca. Retrato fiel de la vida moderna con sus defectos y sus bondades, sólo nos resta pedir á la fortuna más ocasiones de relatar éstas que aquéllos. Con los elogios personales, los prólogos de los libros y los ofrecimientos que todo periódico incipiente hace á sus lectores futuros, sucede siempre lo mismo: que cuando son merecidos huelgan, y en caso contrario perjudican más que favorecen. La revista culta; la gracia sin los hasta hoy inevitables ribetes pornográficos; el periódico festivo que sin temor alguno pueda abandonarse- en manos de toda persona; el semanario que por su confección espeeialísima y moderna y sus trabajos literarios y artisticos sea esperado con impaciencia y recibido con agrado, es lo que se propone ser BLANCO Y NEGRO si el favor del público corresponde á las intenciones de la Empresa. Nuestro periódico, al presentarse con el título que lo hace, se funda en el perpetuo contraste que por todos lados se observa. La risa y el llanto, lo serio y lo festivo, lo formal y lo caricaturesco, lo triste y lo alegre, lo grave y lo baladi, todo ese blanco y negro que nos rodea desde que naeemoá, será lo que nuestro semanario refleje, lo mismo en su parte artística que en la literaria. BLANCO Y NEGRO lleva entre sus páginas muchas esperanzas y muchos buenos deseos. ¡Quiera la suerte que las unas se realicen y los otros se cumplan! Para terminar, sólo nos resta dirigir un fraternal saludo á todos nuestros colegas. LA BBDACCXÓN. 8