Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 AGENDA Necrológicas La baronesa Falkender (1932- 2019) VIERNES, 1 DE MARZO DE 2019 abc. es ABC Una intrigante en Downing Street Identificaba fuentes en los periódicos y amenazaba a las firmas preventivamente l 1 de octubre de 1964, menos de dos semanas antes de las elecciones que ganó por trece escaños de diferencia, Harold Wilson pronunció un magnífico discurso en la Conferencia Anual del Partido Laborista. Según refiere el periodista John Simpson en Unreliable sources Wilson estaba con el folio en blanco la víspera de su intervención, por lo que pensó que era mejor dormir tranquilamente antes de madrugar al día siguiente para escribir con la mente despejada. ¡No! ¡Escríbelo ahora mismo! le espetó logrando inmediatamente su propósito Marcia Williams, que oficialmente se desempeñaba como mecanógrafa en la plantilla del laborismo, pero cuya influencia trascendía con creces ese estatus. Si el afán de poder de Williams quedó claro en la oposición, no iba a ser menos una vez se instaló en Downing Street, donde pronto se convirtió en figura de referencia del kitchen cabinet aquel grupo de asesores áulicos de Wilson entre cuyas tradiciones destacaba la reunión de medianoche en la que se revisaban las portadas del día de los principales rotativos, se intentaba identificar a las fuentes y se llamaba preventivamente a los autores de los artículos para bliografía como por los testimonios de protagonistas de aquella época. Tamaña acumulación de enemigos no podía sino desembocar en una venganza despiadada que, en la primavera de 1974 el año en que Gran Bretaña votó dos veces llegó en forma de campaña de prensa a cuenta de una oscura operación inmobiliaria en la que aparecieron de forma injusta los nombres de sus hermanos, que también estuvieron en nómina de Downing Street. La hasta entonces discreta Williams padeció el acoso de paparazi, pasando de ser comidilla del establishment a serlo de la opinión pública. La tendencia se agudizó cuando la lista de honores concedidos por Wilson con motivo de su renuncia contenía no solo más amigos de Williams que suyos, entre los que figuraba algún empresario de dudosa reputación. ¿La elaboró ella misma? Existen distintas versiones al respecto. Más grave aún el despecho le pudo fue su filtración de información sensible sobre el Partido Laborista a dos estrategas de Margaret Thatcher poco antes de los comicios de 1979, extremo confirmado por Charles Moore en su biografía oficial de la Dama de Hierro. Para entonces, Williams ya estaba en la Cámara de los Lores con el título de baronesa Falkender. Asistía con asiduidad a las sesiones, pero jamás pronunció un discurso. Eso sí, solo entre 2006 y 2011 cargó a la venerable institución 128.000 libras en concepto de taxis. Polémica hasta el final. JOSÉ MARÍA BALLESTER ESQUIVIAS E EFE Marcia Field, junto a su secretaria Marcia Field nació el 10 de marzo de 1932 y falleció el 6 de febrero de 2019, noticia que se hizo pública diez días después. Licenciada en Historia, empezó como mecanógrafa en el Partido Laborista, prefiriendo mantener su puesto antes que mudarse con su marido George Willams a Estados Unidos. Fue asistente de Harold Wilson desde 1956 hasta 1995, ejerciendo sobre éste un ascendiente pocas veces igualado en la política británica. intentar modificar su contenido. Unas prácticas que determinaron un ambiente insufrible en las relaciones entre el Ejecutivo y la prensa, agravadas cuando The Observer reveló la existencia de la pandilla. Los tejemanejes de Williams extendían su influencia a remodelaciones de gobiernos, nombramientos y ceses de altos cargos o sugerencias de nuevas orientaciones políticas, iniciativas detalladamente corroboradas tanto por la amplia bi- Y 9 M R R 59 NR MRFEMC: M OREPIR C 9 M R 8I NR w nabqw