Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 ABCdelOCIO VIERNES, 1 DE MARZO DE 2019 abc. es ABC C ine Van Gogh, a las puertas de la eternidad Willem Dafoe El cine es un arte dirigido por el negocio El actor estrena en España la película sobre Van Gogh que le valió una nominación al Oscar DAVID MARTOS E s casi matemática la relación que guardan los grandes festivales de cine con los premios de Hollywood. El pasado mes de septiembre, cuando se estrenaba en la Mostra de Venecia, los críticos ya vaticinaban que Willem Dafoe sería nominado al Oscar por su papel protagonista en Van Gogh, a las puertas de la eternidad El actor perdió la estatuilla el domingo, pero su retrato del artista holandés llega hoy a las salas con la misma fuerza con la que alcanzó la temporada de premios: la de una dirección extremadamente libre, firmada por Julian Schnabel. ¿Le sorprendió que Schnabel le ofreciera el papel de Van Gogh? -Conozco a Julian desde hace 30 años, así que podía intuir cómo sería rodar con él. Sabía que me iba a hacer pintar, y a mí me encanta estar ahí cuando Julian hace cosas. Por eso le dije que sí. En la película hay tanto de Julian como de Van Gogh. -Ya le habrán dicho que el parecido físico entre usted y los retratos del pintor son extraordinarios. Será su ascendencia europea... -Pues sí que tengo una conexión. Cuando empecé a viajar a Europa desde Nueva York para hacer teatro pasé mucho tiempo en Ámsterdam. Y allí está todo lo de Van Gogh, y eso a pesar de que buena parte de su carrera se desarrolló en Francia. Así que sí tuve relación con él. ¿Pinta usted de verdad, como se muestra en la película? -Es curioso. Van Gogh vivía con sus cuadros, así que producción contrató a un grupo de pintores para que hiciesen copias de sus obras para los decorados. Yo también pintaba. ¡Y eran buenas reproducciones! Pero Julian vino un día y dijo que esa pintura estaba muerta, así que me enseñó con unas pinceladas cómo era la técnica que utilizaba Van Gogh para darle vida a sus cuadros. El resultado era quizá menos Van Gogh pero estaba mucho más vivo, mucho más cercano a su espíritu. Algo muy parecido nos pasó cuando hicimos los retratos. La pintura en el cine Más allá de los documentales, la vida de los artistas ha copado páginas y páginas de guiones de decenas de películas, con mayor o menor fortuna. Desde La mujer del cuadro de Fritz Lang (1944) o Andrei Rublev de Andrei Tarkovsky (1966) hasta la oscarizada Mi pie izquierdo (1989) Pollock: La vida de un creador (2000) Frida (2002) o La joven de la perla (2003) el cine se ha fijado en los grandes creadores de la historia que saltaron del lienzo al celuloide. Van Gogh, una figura de cine -Van Gogh murió a los 37 años y usted lo ha interpretado pasados los 60... -No pensé mucho en la edad durante el rodaje. Sí lo hice al principio, cuando empecé a leer sobre su vida. ¿37? ¡Nunca pensé que fuera tan joven! Fue muy prolífico... Luego empecé a pensar en la esperanza de vida, que era de 40 años en su tiempo. Los 70 de hoy son los 40 de entonces. Y también debo decir que si fuera un hombre más joven no entendería nada de lo que Van Gogh dice en la película, ni entendería sus cuadros, y no habría estado preparado. ¿Cómo definiría el trabajo de actor? -Actuar no tiene que ver con las emociones o con la historia, tiene que ver con el compromiso y hacer que las cosas ocurran. Y compartir esa experiencia con los demás. ¿Y eso se puede aprender? ¿A actuar? Hay muchas maneras de actuar, así que no tengo ni idea de lo que es actuar. La actuación es específica para cada proyecto. Por eso me gusta trabajar en todo tipo de situaciones. Siempre he sentido la aspiración de no ser un actor, o al menos de que no se me perciba como tal. Y es algo muy duro porque en la práctica, y a medida que avanza tu carrera, te empiezan a dar la oportunidad de trabajar en