Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA VIERNES, 1 DE MARZO DE 2019 abc. es espana ABC Urkullu señala a Puigdemont por volar el último puente al no convocar elecciones El presidente vasco confirma que actuó de enlace a petición de la Generalitat, con la línea marcada por Rajoy del marco de la Constitución L. P. ARECHEDERRA N. VILLANUEVA MADRID ÚLTIMA PALABRA POR MANUEL MARÍN N o llenaron la plaza, pero lo cambiaron todo. El eco de la protesta de la plaza de Sant Jaume ¡Puigdemont, traidor! unido a las presiones de su propia formación política, llevaron al expresidente catalán a malograr el acuerdo conseguido a última hora para convocar elecciones autonómicas. Huyó hacia adelante con la declaración unilateral de independencia (DUI) culminó el plan secesionista ilegal, y voló el último puente. Era el 26 de octubre de 2017, un día antes de la declaración unilateral que activó la causa por rebelión. A las diez horas y cinco minutos, Puigdemont le comunicó a Íñigo Urkullu que iba a convocar comicios autonómicos y evitar el paso final del procés ahora enjuiciado en el salón de plenos del Tribunal Supremo. Aquella tarde, el expresident anunció lo contrario. ¿Qué sucedió? En una tesis coherente con la declaración del exconsejero Santi Vila, Urkullu atribuyó ayer el viraje final de Puigdemont a la rebelión de los manifestantes en las calles y a la presión de los más radicales de Junts pel Sí, la coalición independentista que le aupó al Palacio de la Generalitat, ubicado en la plaza de Sant Jaume. El expresidente catalán cambió el rumbo de lo acordado, entre otras cosas a través de la intermediación de Urkullu, y precipitó la DUI. El miedo a quedar como un traidor, el espíritu que subyace en el relato de Santi Vila. A las 14.00 me comunicó... lamentando que las personas que estaban en la plaza Sant Jaume manifestándose se le estaban rebelando, que tenía una presión en su grupo parlamentario de Junts pel Sí y que no podía proceder al acuerdo que se había adoptado esa noche de madrugada de disolver el Parlamento y convocar elecciones autonómicas, lo que yo sugería para evitar el 155 explicó ayer Urkullu, en su declaración como testigo en el juicio contra el procés El presidente del País Vasco confirmó que actuó como enlace a petición de la Generalitat para tratar de frenar el choque de trenes, en una labor que calificó de intermediación sin aludir en ningún momento a la figura de la mediación que desea el soberanismo, que situaría en un irreal plano de igualdad a ambas partes. En su testimonio, Urkullu aseguró que Rajoy no ofreció una garantía de que los comicios autonómicos evitase la aplicación del artículo 155, que suponía la suspensión de la autonomía. Pero dejó claro que su intuición era que el artículo 155 no se hubiera puesto en marcha en ese escenario, Rebelión inversa E l valor de la palabra en un juicio es esencial. Íñigo Urkullu admite que Carles Puigdemont rompió a última hora un acuerdo para adelantar las elecciones y evitar el artículo 155. Lo rompió porque la calle se le rebelaba y todo se le había ido de las manos. Se le rebelaba del verbo rebelarse Del sustantivo rebelión De nuevo una paradoja dialéctica a modo de regalo: nunca pudo haber rebelión contra el Estado, pero sí la hubo contra Puigdemont por traidor a la causa separatista, y cedió. La rebelión contra el Estado no fue. Y si acaso, era cívica, pacífica y democrática. Pero, ¿y la rebelión inversa contra Puigdemont de la que habla Urkullu? ¡Ay aquellas 155 monedas de Gabriel Rufián llamándole Judas! Quizás debió ser Puigdemont quien se querellara contra los catalanes por rebelión. Las palabras, como los disparates, los carga el diablo. Quizás por ello, Ada Colau admitió que hubo una situación de excepcionalidad. Como Mariano Rajoy. dada la disposición de las fuerzas mayoritarias en aquel momento, y del propio Rajoy, que no era muy dado a aplicar ese artículo, un paso inédito provocado por la actuación ilegal del govern Esa explicación rompe la coartada secesionista de que no tuvieron otra salida. Urkullu atribuyó a Puigdemont un carácter dialogante que desmienten los hechos y llegó a sugerir que el president no quería la DUI. El lendakari se atribuyó un rol fundamental de intermediación entre la Generalitat de Puigdemont y el Gobierno de Rajoy para buscar una vía de diálogo estable una función que comenzó a petición del expresident y que recibió la atención y escucha de Rajoy, que no solicitó su colaboración. Todo comenzó el 19 de junio de 2017, cuando se reunió con Puigdemont. ALCALDESA DE BARCELONA Colau se burla del TC: El 1- O fue de la gente, me maravilló N. V. L. P. A. MADRIDD Pese al mandato judicial que impedía su celebración, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, considera que el referéndum ilegal del 1- O fue una movilización maravillosa Millones de personas defendiendo pacíficamente los derechos fundamentales. El 1- O fue de la gente y si por el 1- O estamos aquí, deberíamos estar miles de ciudadanos sentados en el banquillo, señaló ayer Colau, en su declaración como testigo en el juicio del procés La regidora compareció a instancias de dos defensas y de la acusación popular Vox, sobre la que quiso que constara su incomodidad profunda por tener que responder a su letrado. Es un partido de extrema derecha que no respeta los derechos fundamentales apostilló para los espectadores del juicio. Colau atribuyó la toma de los colegios electorales a un movimiento espontáneo de la gente, a una movili- zacion pacífica, ejemplar y masiva que como consecuencia de las cargas generalizadas brutales acabó con una sensación de dolor e indignación no solo en las personas que son independentistas, sino también en las que no lo somos Esa jornada fue preparada, organizada y alentada por los dirigentes del procés las antiguas autoridades de Cataluña que empujaron hacia la independencia por la vía ilegal. Participé en el referéndum en mi doble condición de ciudadana y alcaldesa. La noche anterior visité la escuela en la que iba a votar y la de mis hijos. Se produjo una situación hermosa llegó a decir. Obvió la alcaldesa en su declaración que tanto sobre el 1- O como sobre el 20- S sobrevolaban mandatos judiciales, aunque en el caso de la jornada de la votación no se da por aludida, porque a lo que se refería el TC, según ella, era a otro tipo de consulta. Entendíamos que la suspensión de la convocatoria era una suspensión de un referéndum con efectos políticos Sobre la concentración del 20- S frente a la Consejería de Economía señaló que no la vivió en persona, pero estuvo en todo momento informada. Llegaban noticias de que se producían registros y hubo alarma porque se pretendía registrar la sede de la CUP sin orden judicial. También sobre esta concentración comentó que fue pacífica pero que se llevó a cabo en un contexto en el que estaban pasando muchas otras cosas, anomalías que hacían que