Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 31 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es internacional INTERNACIONAL 31 El Congo votó sin incidentes pese al ébola y los fallos logísticos La oposición denunció irregularidades en las primeras elecciones de la transición ALBA AMORÓS CORRESPONSAL EN JOHANESBURGO manifestantes que habían bloqueado carreteras y quemado neumáticos para protestar por la decisión de la comisión electoral. Primera transición Las elecciones son un acontecimiento poco habitual en el Congo, un país marcado por el autoritarismo, los golpes de Estado y las guerras civiles desde su independencia de Bélgica en 1960. Los más optimistas esperan que la tercera votación presidencial desde el final de la guerra civil que mató a cinco millones de personas marque un punto de inflexión y suponga la primera transición democrática del país. Sin embargo, los más críticos con el ejecutivo de Kabila auguran nuevas protestas que puedan llevar al país a una situación límite. Los retrasos, las largas colas, las protestas y la lluvia torrencial marcaron la jornada electoral en la República Democrática del Congo. El Gobierno de Joseph Kabila ha tenido años para preparar unos esperados comicios, que debían de haberse celebrado en diciembre de 2016. Casi 40 millones de congoleños estaban llamados a las urnas para votar al presidente y los diputados nacionales y provinciales en más de 75.000 colegios electorales. Sin embargo, los problemas logísticos han sido una constante en gran parte del vasto país, especialmente en los bastiones de la oposición. A pesar de que la mayoría de colegios electorales abrieron a las 5.00 (04.00 GMT) los congoleños tuvieron que aguantar largas esperas para ejercer su derecho al sufragio debido a la desorganización y la falta de medios. Decenas de centros de votación de la capital, Kinshasa, abrieron hasta siete horas más tarde de lo previsto. Se registraron retrasos en las mesas electorales, numerosas máquinas de votación no funcionaron, decenas de nombres de votantes no se encontraban en las listas y parte del material electoral fue entregado horas después de que abrieran los colegios. Por si esto fuera poco, las calles inundadas de la capital impidieron a muchos votantes llegar a los colegios electorales y los más críticos con la administración de Kabila denunciaron que muchos puntos de votación se encontraban en zonas inseguras o peligrosas. Al menos dos personas murieron por la violencia de los comicios, informó ayer Efe. elecciones, por miedo a comprometer su soberanía. Tres bastiones de la oposición no ejercieron su derecho al sufragio después de que las autoridades cancelaran la votación, alegando riesgos para la salud por el peor brote de ébola del país y por la violencia étnica. Más de 1,2 millones de personas en tres ciudades- Beni y Butembo (noreste) y Yumbi (oeste) -no pudieron votar. Los manifestantes de Beni, una de las localidades que fueron excluidas de la votación, organizaron unas elecciones ficticias los votantes formaron colas para depositar su voto ma- nuscrito en improvisadas urnas. El nuevo aplazamiento de las elecciones en las ciudades de Beni, Butembo y Yumbi provocó violentas protestas durante la semana que terminaron con numerosos arrestos. Los antidisturbios dispararon gas lacrimógeno para dispersar a decenas de Autoritarismo Desde su independencia en 1960, el Congo ha estado marcado por los golpes de Estado y las guerras Recuento de votos en un colegio electoral de Kinshasa AFP PIDEN LA RENUNCIA DEL PRESIDENTE AL BASHIR Lluvia torrencial El presidente saliente, que votó a primera hora en Kinshasa, animó a todos los congoleños a acudir a las urnas desafiando a la lluvia. Mi única preocupación es la baja participación por culpa de la lluvia torrencial dijo Kabila. Por su parte, los principales candidatos de la oposición se quejaron del hostigamiento sistemático durante la campaña electoral, que se inició el 22 de noviembre, y sembraron dudas de posible fraude electoral. Para estos, las nuevas máquinas de votación eran fácilmente manipulables. Las autoridades del Congo han rechazado la ayuda internacional para llevar a cabo las Las protestas por la carestía en Sudán dejan 19 muertos ABC JARTUM Las manifestaciones que piden la renuncia del presidente sudanés, Omar al Bashir, se extendieron durante el fin de semana con fuerza en varios barrios de Jartum y en otras ciudades del país, en una jornada denominada por la oposición el viernes de la ira En el marco de las protestas, los manifestantes atacaron y quemaron sedes del partido gobernante y otros edificios y símbolos estatales, y al menos 19 de ellos han perdido la vida, según cifras ofrecidas por el Gobierno. El ministro de Interior sudanés, Ahmed Belal, confirmó ayer el apoyo total de la Policía al presidente, Omar al Bashir, en medio de una ola de protestas desde el 19 de diciembre, motivadas en un primer momento por la carestía y que han derivado en un movimiento en contra del Gobierno. Según la emisora de radio de la Policía, Belal transmitió al jefe de Esta- do el apoyo completo y total de esta institución ante aquellos que intentan aprovechar las circunstancias para desestabilizar la seguridad del país, en una reunión que mantuvieron ambos con comandantes del cuerpo en la capital, Jartum. La única vía para que se dé una alternancia en el poder no son las manifestaciones, sino las elecciones, y no hay lugar al caos aseguró el ministro. Al mismo tiempo, admitió la dura situación económica, pero destacó que no permitirá que la crisis sea explotada para sembrar la sedición en Sudán. Por su parte, Al Bashir aseguró que las difíciles condiciones económicas se superarán, pero para ello se requiere paciencia y trabajo