Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 24 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es espana madrid MADRID 67 Plaza Elíptica Detenido por acuchillar en el Metro a un hombre para robar su móvil M. J. Á. MADRID FOTOS: TELEMADRID Embistieron un coche policial Los delincuentes no dudaron en golpear un vehículo de la Policía camuflado con el fin de que no les dieran alcance (izda. Al final, tuvieron que abandonar su coche, destrozado (dcha. Capturan a cuatro aluniceros tras una persecución por varios pueblos La huida comenzó en Fuenlabrada y acabó en Alcorcón. La Policía recuperó el tabaco y la ropa de marca robada M. J. ÁLVAREZ MADRID De película. Así fue la arriesgada persecución policial por varios municipios del sur de la Comunidad de Madrid que acabó con la detención de cuatro experimentados delincuentes, especializados en robos por el método del alunizaje. Los hechos se produjeron la madrugada del pasado viernes sobre las 3.30. Todo comenzó cuando un grupo de sujetos, de entre 23 y 46 años, acababa de asaltar un bar situado en Fuenlabrada y huyeron en varios BMW sustraídos, como suele ser habitual en estos casos. En esta ocasión, el método que emplearon para poder acceder al establecimiento no fue el del alunizaje, sino el de las mazas. Una vez dentro del local, se apoderaron de todo el tabaco que había en la máquina expendedo- ra, que dejaron inutilizada y, tras lograr su objetivo, se dieron a la fuga. Instantes después, uno de los vehículo levantó las sospechas de los agentes de la Policía Nacional que patrullaban por la localidad. Por ello, procedieron a darles el alto sin que los malhechores hicieran caso a sus requerimientos. Fue entonces cuando los funcionarios emprendieron la persecución con el fin de darles alcance. A esta tarea se sumaron varios indicativos, uno de ellos camuflado. Veinte minutos Los delincuentes, en su veloz y temeraria carrera para no ser capturados por varias calles del municipio, no dudaron en embestir con inusitada violencia al automóvil camuflado, causándole importantes daños materiales, si bien ninguno de los funcionarios resultó herido. En el trayecto que emprendieron los ladrones con el fin de esquivar a la Policía, que se extendió a varios municipios del sur de la región, el BMW chocó con varios vehículos aparcados de forma correcta por sus propietarios. Al final, a consecuencia de esos encontronazos, el coche en el que iban los malhechores se averió y tuvieron que abandonarlo. Fue en Alcorcón. A sus ocupantes no les quedó más remedio que bajarse e iniciar una huida a pie por zonas por las que no se podía circular. Al final fueron detenidos. La persecución duró veinte minutos. Los agentes comprobaron que sus ocupantes eran los fugados en Fuenlabrada y les esposaron. En el maletero del vehículo hallaron el tabaco procedente del robo en el bar, así como gran cantidad de ropa de marca etiquetada y alarmada, lista para su venta. Estas prendas habían sido sustraídas en un comercio de Usera, como averiguaron poco después a raíz de la denuncia que interpusieron los afectados. Además, los cacos llevaban mazas y palanquetas para poder perpetrar los robos. A los delincuentes, con antecedentes por hechos similares, se les imputa dos robos con fuerza. La Policía halló en Getafe un BMW X 5 que también figuraba como robado y que fue usado por los arrestados. Investigan la relación de este grupo con la banda que asaltó una peluquería donde murió uno de los aluniceros por un policía al creer que el arma estaba descargada. La confusión reinó ayer durante varios minutos en Metro de Madrid, en concreto en la estación de Plaza Elíptica. Ocurrió pasadas las 20.15 horas cuando en el andén los viajeros vieron cómo un hombre asestaba varias cuchilladas a otro. Los pasajeros que no sabían a qué se debía esa agresión se temieron lo peor, alarmados; algunos pensaron que se trataba del ataque de un loco. Al final, todo fue mucho más simple. El asunto obedeció al robo de un teléfono móvil, según informaron fuentes policiales. Al parecer, todo comenzó dentro del vagón de tren, cuando la víctima se percató de que un individuo le acababa de sustraer su terminal. Entonces se desató una discusión entre ellos, ya que este último le reclamaba lo que era de su propiedad. Sin embargo, el supuesto autor del robo al descuido se negaba y decía que él no tenía nada que ver con el asunto. El convoy estaba llegando a la estación y cuando los dos hombres, de unos cuarenta años, se bajaron, siguieron riñendo hasta que el presunto caco sacó el arma blanca que portaba y se la clavó al otro varias veces. El maquinista, al darse cuenta de lo que sucedía, activó el protocolo y avisó al puesto de mando, precisaron fuentes del suburbano. Este alertó al Samur y al 091. Los sanitarios atendieron al herido. Presentaba un corte en el esternón y varios en el rostro, todos ellos de carácter leve. Fue traslada hasta el Doce de Octubre informaron fuentes de Emergencias Madrid. Mientras, ya en la vía pública, en las inmediaciones de la estación, era detenido el presunto autor del robo que tenía en su poder el teléfono móvil sustraído.