Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA LUNES, 24 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es espana ABC COMUNIDAD VALENCIANA Zaplana proclama su inocencia y agradece el apoyo a su excarcelación ROSANA B. CRESPO VALENCIA PP y Cs aprueban su primer pacto político para gobernar Andalucía El acuerdo, que consta de 23 medidas, es sobre regeneración democrática ROMUALDO MAESTRE SEVILLA Medidas para el cambio Unidad de España Defensa de la unidad de España y del Estado de las Autonomías bajo los principios de igualdad y solidaridad que consagra la Constitución. El exministro Eduardo Zaplana, en prisión provisional desde hace siete meses tras su detención en el marco del caso Erial, ha roto su silencio en una carta entregada a su esposa. El también expresidente de la Generalitat Valenciana permanece ingresado en el Hospital La Fe de Valencia para someterse a un tratamiento por la leucemia que padece, una situación que su familia lamenta al no poder visitarle más que 45 minutos a la semana: Está, no solo privado de libertad sino incomunicado En la carta, Zaplana aprovecha para proclamar su inocencia. Jamás cobré comisión alguna por unas adjudicaciones públicas y jamás distraje una peseta o un euro de las administraciones públicas a las que serví señala. En este sentido, asegura que no es responsable de los hechos sobre los que se le investiga. En el auto se señala que cobré a través de otros, al parecer testaferros míos, en los años 2005- 2006, 6,400.000 euros de Sedesa por la adjudicación de las I. T. (1997) y del Plan Eólico (en el año V 2003 cuando ya no era yo presidente de la Generalitat) explica. Transparencia Mejorar el control y transparencia de la gestión de fondos públicos, una ley que regule las ayudas públicas y la elección de interventores por concurso de méritos. Arresto domiciliario Zaplana pide, como lo ha hecho su defensa, su arresto domiciliario. Los motivos que me mantienen en prisión ya más de siete meses son mi capacidad para destruir pruebas y el riesgo de fuga. El mismo resultado se podría haber conseguido si, en lugar de la prisión provisional, se hubiese acordado el arresto domiciliario que, además, hubiera ayudado a mi salud, pero en cualquier caso no sé qué prueba puedo destruir después de siete meses de privación de libertad, ni quién se puede plantear seriamente que en mis condiciones me vaya a fugar de mi país indica. El exministro agradece la solidaridad en esta línea. Sé que todo el mundo que se pronuncia en favor de mi puesta en libertad lo hace por cuestiones de humanidad por la enfermedad que sufro y por el empeoramiento que ha ocasionado el ingreso hospitalario en que me hallo, y no se pueden imaginar cuánto lo agradezco y lo agradeceré siempre durante el tiempo que me quede de vida. Sin embargo, les puedo asegurar que mi estado de salud no es la principal causa de preocupación para mí, pero para mí por encima de ello está la defensa de mi honor y mi nombre, y el recuerdo que de mi nombre quede a mis hijas y nietos añade. Partido Popular y Ciudadanos avanzan a ritmo de locomotora para la consecución del cambio político de 36 años de gobierno monocolor. Con una sola idea en la cabeza, Año Nuevo, Andalucía nueva. Primero fue el acuerdo de hacer público las medidas urgentes para poner en marcha antes de los cien días de Gobierno conjunto. Ayer se dieron a conocer los 23 puntos programáticos, de un total de 90- -el número aún no está cerrado- del bloque de regeneración democrática. Despolitizar la función pública, sobre todo en la elección de los altos cargos que serían profesionales; fin de los aforamientos; limitar el mandato de un mismo presidente a ocho años; que los altos cargos de la Junta tengan dedicación exclusiva y no puedan cobrar dietas por la asistencia a sus reuniones; acabar con la administración paralela; reducir o suprimir los organismos duplicados o superfluos; reducir la radiotelevisión de Andalucía; la supresión del Consejo Consultivo y una reforma de la Ley Electoral son algunas de las medidas de este bloque innovador. El segundo y tercer bloque, las medidas económicas y sociales, tampoco se harán esperar mucho. Porque la idea del PP es negociar a la vez el programa político, la constitución de la Mesa del Parlamento- -que tendrá lugar el próximo día 27 de diciembre- y el reparto de consejerías de la Junta para dar el campanazo de 2019. Así se neutraliza- Contra la corrupción Despolitización, eficiencia administrativa y lucha contra la corrupción son los ejes de la segunda de las medidas que contempla, entre otras cuestiones, supresión de aforamientos y limitación de altos cargos en la Junta de Andalucía. Función Pública Profesionalización de la función pública y apuesta por el mérito y capacidad de los funcionarios para responder a las exigencias de calidad en los servicios públicos. Administración paralela El acuerdo prevé desmontarla para eliminar entes innecesarios. Se pretende centralizar todas la entidades dispersas. Ley electoral Mejora de la proporcionalidad en el reparto de escaños para favorecer la igualdad en el voto de todos los andaluces y reducir el gasto electoral. ría una reacción airada de un partido que lleva 36 años administrando la Junta. Ciudadanos, sin embargo, es más cauto. Prefiere primero cerrar el acuerdo programático, constituir la Mesa del Parlamento y luego el reparto de funciones. Ambos son conocedores de que no tienen la mayoría y que necesitan para llevar a cabo sus medidas el voto de los 12 parlamentarios de la nueva derecha de Vox. La diferencia es que el PP ya ha interiorizado que ese coste para ellos es asumible. De hecho, el portavoz del PP andaluz, Elías Bendodo, manifestó el sábado en Málaga que aún no hay mesa de negociación con Vox, pero que muchas de las medidas que el partido de Santia- go Abascal plantea están recogidas con un alto porcentaje de coincidencia y abogó por buscar puntos de encuentro No así Ciudadanos, que deja la responsabilidad de tener que llegar a acuerdos con Vox en la no abstención del PSOE, tanto en la formación de la Mesa del Parlamento como en el nuevo Gobierno. Medida que por supuesto no se va a producir, porque lo que quieren los socialistas es reprochar constantemente el apoyo de la ultraderecha para forzar una posible repetición de las elecciones o un gobierno en minoría. Fachada del Parlamento de Andalucía ABC