Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 23 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es espana madrid MADRID 95 LA UNA Y MEDIA Sucesos Investigan si el alunicero muerto pertenecía a la banda del Goyito y últimamente le había dado por los La Policía Nacional investiga si el alu- asaltos a locales de apuestas y casas nicero muerto por un disparo de pos- de juego, en busca de dinero en efectas de un agente la madrugada de ayer tivo. Algo muy similar a lo que estaba formó parte de la banda que lideraba haciendo, presuntamente, Romero Gregorio Rodríguez García, más cono- Granda en el momento de su muerte: cido como el Goyito. Este delincuen- asaltar una peluquería Marco Aldany te, de 26 años, residía en la misma zona de la calle de Diego de León (distrito que el fallecido, en Villa de Vallecas. de Salamanca) que cuenta con un caLos encargados del caso tienen iden- jero de bitcoins Como adelantó este tificada a parte del grupo criminal, de periódico ayer, es uno de los tres que cuatro o cinco personas, existen en Madrid: el que iba con José Manuel mencionado, otro que no Conocidos Romero Granda, de 34, funciona y un tercero que Gregorio durante el robo en el que fue robado, precisamenRodríguez, que fue abatido por error te, la noche anterior al está en prisión, y luctuoso suceso; se cree, Lo que no parece es que el Goyito acompaña- el fallecido vivían además, que a manos del ra al clan en ese momen- en la misma zona mismo grupo. to, habida cuenta de que Paralelamente a la de Vallecas fue arrestado por la Guarbúsqueda de los compindia Civil hace dos meses ches de Romero, la Poliy el juez ordenó su ingreso en prisión cía Nacional investiga en qué circunspreventiva, tras la operación Cerbero tancias disparó sobre él el agente de Gregor. la Unidad de Prevención y Reacción Gregorio Rodríguez es uno de los (UPR) que mató al delincuente por la aluniceros más voraces de la última espalda. Intentan dilucidar si realmendécada. Suma más de una treintena te pensó que la escopeta estaba desde antecedentes policiales, contando cargada de munición y solo llevaba los de su etapa como menor infractor, salvas, y no munición real de postas. C. HIDALGO MADRID JESÚS HIGUERAS APROVECHAR NUESTRO TIEMPO Vivimos en una sociedad que nos empuja a gastar nuestras energías en cosas innecesarias María nos enseña a gastar la vida y el tiempo en aquellos que Dios ha puesto a nuestro lado E s san Lucas el que nos cuenta cómo María al conocer su vocación, sin demora ninguna, se pone en marcha hacia la montaña para asistir a su pariente Santa Isabel, que estaba embarazada de seis meses con una avanzada edad. Dice el evangelista que María fue deprisa, como dando a entender que no quería gastar el tiempo en otra cosa que no fuera aquello para lo que había sido llamada en la vida, especialmente en el servicio como modo silencio- so de anunciar que el Mesías ya estaba en la tierra. Y es que cuando tienes una razón para vivir fuera de ti mismo, todo se hace con más energía, con más ilusión, olvidándote de los inconvenientes y poniendo lo mejor en los demás. María no quería perder el tiempo, pues es un don que Dios nos da a las criaturas para que llenemos nuestros días de vida y plenitud, de gozo y dolor, de lucha y descanso, todo con un hilo conductor que es la caridad. ¡Cuánto tiempo perdemos nosotros en mil ocupaciones que sabemos no son importantes! Vivimos en una sociedad que nos empuja a gastar nuestro tiempo y energías en cosas absolutamente innecesarias. De hecho, en los grandes almacenes hay espacios llamados de complementos en los que tenemos una variada oferta de accesorios que pensamos que van a hacernos más felices por disfrutar de ellos. Lo más trágico es cuando gastamos el tiempo en nuestros egoísmos y nos enfadamos cuando nuestros caprichos o nuestros gustos no se cumplen, acusando a los demás de no pensar en nosotros cuando es al revés, ¡qué pena cuando los conflictos de intereses llenan la casa y cada uno va a su aire buscando su propio bienestar! María nos enseña a gastar la vida, el tiempo, los talentos en aquellos que Dios ha puesto a nuestro lado y que realmente nos necesitan a su lado. wGMH PXNIG Q 5 u m Q PXI XN (ZGMH Im tNHJ Y 5 u! jd B. so m