Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 LOTERÍA Lotería de Navidad DOMINGO, 23 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es ABC El Gordo Vizcaya se embolsa 190 millones: Dar alegrías es fantástico La lluvia de dinero en Bilbao y Guernica salpicó también a la localidad de Derio ADRIÁN MATEOS BILBAO Había este sábado buenos presagios en Bilbao, que amaneció bajo un sol atípico para esta época del año. Un factor que propició que muchos vecinos anduvieran por los bares del centro desde primera hora del mediodía. Una de las calles propicias para ello es la de Ledesma, donde se halla la administración de lotería número 16. La misma en la que estalló el júbilo cuando, en torno a las 12 y media, las niñas de San Ildefonso cantaron el esperado Gordo de Navidad. Muy cerca de allí, en Guernica, los gerentes de la taberna Alboka descorchaban las primeras botellas de champán tras comprobar que, efectivamente, tenían en sus manos el décimo ganador. Sin lugar a dudas, Vizcaya fue el territorio más agraciado por el Gordo del sorteo de Navidad, que dejó en la provincia en torno a 190 millones de euros. La mayoría de ellos fueron a parar al municipio de Guernica, en el que se vendieron 30 series del número 03347. Nada menos que 120 millones que fueron repartidos principalmente por los dueños de la popular taberna Alboka. A la cabeza del local se encuentra Javier Zarandona, a quien el destino quiso devolver la fortuna que le arrebató el pasado año, cuando se quedó a apenas un dígito de diferencia del gran premio. Piensas que el tren pasa y ya no vuelve, pero mira exclamó Zarandona, que minutos después de recibir la noticia se vio rodeado por decenas de vecinos dispuestos a festejar por todo lo alto su suerte. Tal fue el bullicio que se generó que hasta la Policía Municipal accedió a acordonar un tramo de la entrada del bar para que los clientes pudieran festejar a sus anchas. La emoción y la incredulidad eran las mismas en Bilbao, donde el Gordo dejó otros 66 millones de euros. La administración de Ledesma vendió un total de 16 series y siete décimos del número premiado, aunque devolvió 13 series completas. Todavía extasiada por la noticia, Maribel Pecharromán, propietaria de la oficina, explicó que el billete había sido muy repartido, y añadió que, aunque ella misma no se encontrara entre las agraciadas, dar alegrías es fantástico EFE Bilbao La administración número 16 de la capital vizcaína celebra un Gordo muy repartido lla 780.000 y 60.000 euros gracias a los números 47862 y 02308. La misma oficina expidió además un billete del tercer premio, el número 04211, agraciado con 50.000 euros. Aunque en menor medida, la lluvia de millones también salpicó al municipio vizcaíno de Derio, donde se vendió un décimo del Gordo. El responsable de la administración, Juan Amancio Ribera, explicó a Efe que es la segunda vez que se reparte el gran premio en la localidad, de apenas 5.000 habitantes: Aquí todos nos conocemos y ya se han acercado muchos vecinos a felicitarnos y a celebrarlo con nosotros afirmó. Más allá de los límites de Vizcaya, el Gordo también hizo estallar el júbilo en Guipúzcoa. Concretamente, en San Sebastián, Lasarte y Zarauz, donde fue a parar algo más de un millón y medio de euros. Álava, por su parte, se tuvo que conformar con un cuarto premio, que fue vendido de forma íntegra en Llodio. Goteo de grandes premios El Gordo puso el colofón a un goteo incesante de millones en la capital vizcaína, donde también se celebraron dos quintos premios. Curiosamente, ambos fueron vendidos en la conocida administración de Ormaechea, que distribuyó entre los vecinos de la vi- Una deuda pendiente Uno de los premiados se quedó a un dígito de ganar el Gordo de Navidad en el sorteo del año pasado LOS NIÑOS PROTAGONISTAS Las cantoras Aya, la soprano de San Ildefonso, recitó el número más mágico de la Navidad M. J. ÁLVAREZ MADRID Aya Ben Hamdouch, la niña de San Ildefonso que en 2017 cantó la pedrea como si fuera el Gordo, lo hizo ayer de verdad. La pequeña, que el año pasado puso en pie al salón y fue aclamada por el público, al grito de: ¡Tú sí que vales! por su entusiasmo y forma de alargar las terminaciones de los premios en una especie de do sostenido cumplió su sueño. Los que cantó entonces se convirtieron ayer en cuatro de Su deseo tardó, pero se hizo realidad, así como los vaticinios de los tuiteros que le ha- bían deseado que sacara el número más ansiado del sorteo, por su desparpajo y tablas. Y es que parecía que llevaba sobre el escenario toda la vida. Aya eclipsó ayer a sus compañeros y se convirtió en la estrella de la jornada por rematar la faena, no por su forma de cantar, mucho más escueta y sobria. Una vez que terminó la tabla, la octava, compareció ante los medios de comunicación junto a Carla García, encargada de recitar los números. Más tímidos se mostraron Yenifer Beltre Figuereo y Santo Daniel de León, cuya misión fue extraer las bolas de los bombos. No me lo esperaba; estoy feliz indicó Aya, de diez años y origen marroquí. Otra de sus hermanas (son cuatro) también participó en el sorteo. Sin embargo, como anécdota contó que su madre no juega a la lotería, no le va Demostrando su generosidad, indicó: Yenifer tenía que haber cantado el premio, es su último sorteo y es muy Aya y Carla repiten ante el público el Gordo buena amiga EFE