Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ENFOQUE DOMINGO, 23 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es ABC semana La foto de la ORIOL CAMPUZANO Sánchez cede ante el separatismo La rendición de Pedralbes LUIS DEL VAL Era un objetivo muy difícil. Lograr que el presidente del Gobierno de España fuera recibido por el presidente de la Generalitat parecía casi imposible. Pero las súplicas de Carmen Calvo, las promesas de que el Consejo de Ministros vendría cargado de premios, como en una tómbola, y, también, la amenaza de que más vale Sánchez en mano que Otegui volando, permitieron que el presidente de la Generalitat recibiera en audiencia al doctor en Economía Pedro Sánchez. Y es que el ciudadano Torra tiene una agenda muy ocupada. En primer lugar, debe viajar con frecuencia a Bélgica para recibir instrucciones del Prófugo, porque el ciudadano Torra es algo así como el ama de llaves de la Generalitat. Luego, unos días los dedica a animar a los matones para que aprieten, pero al día siguiente les tiene que pedir calma y prudencia; sin contar esas jornadas donde amenaza con reproducir la guerra eslovena para advertir, horas más tarde, que ha sido mal interpretado. Con esta agenda tan apretada no es extraño que, en el próximo trimestre, lleguen a 4.000 las empresas que se hayan marchado de Cataluña, la deuda de casi 80.000 millones de euros siga ascendiendo y, desde los bomberos a los médicos, haya descontento en variados sectores económicos y sociales. Incluso que no pudiera recibir al presidente de España. Pero, al fin, le concedió la anhelada audiencia en el palacio de Pedralbes, ese palacio real que hoy es de la Generalitat y en el que se alojó Francisco Franco en las nueve ocasiones que durmió en Barcelona (Alfonso XIII estuvo menos, porque le gustaba más el Ritz) Y, según dicen en fuentes gubernamentales, todo fue normal. Es normal que las personas se manifiesten y es normal que lo hagan sin violencia. Lo de los setenta y siete heridos, también es normal ¿en qué boda no sucede algo semejante? e igualmente normal que la mitad de los heridos sean Mossos, lo que demuestra que a los Mossos no les dejan jugar con ventaja como en las decadentes policías del resto de países. Tampoco llama la atención que a Companys, que permitió que asesinaran a sus colegas periodistas, y se echó en manos de los pistoleros de la FAI y CNT, se le rindiera homenaje en el Consejo de Ministros, precisamente al responsable de casi 10.000 asesinatos en el año 1937, y cuyo único suceso que ennoblece el recuerdo fue llevado a cabo en contra de su voluntad, al ser fusilado por Franco. Es lógico, asimismo, que entre tanta normalidad no llamara la atención que los heridos y las manifestaciones fueran culpa de quien solicitó la audiencia, Pedro Sánchez, por instar a la provocación, según declaró la portavoz de los que habían concedido la audiencia. Y eso es algo consuetudinario en cualquier rendición: no iba a salirse de la pauta la rendición de Pedralbes. ESPAÑA De igual a igual Los equipos de Pedro Sánchez y Quim Torra, durante la cumbre celebrada el pasado jueves en el palacio de Pedralbes