Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 23 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es ENFOQUE 5 TERCER PREMIO CUARTOS PREMIOS QUINTOS PREMIOS PRIMER PREMIO SEGUNDO PREMIO 03347 21015 04211 42206 67774 02308 07568 18596 20202 29031 47862 63025 68402 Aya Ben Hamdouch y Carla García Villanueva cantan el número 03347, agraciado ayer con el Gordo EFE Sorteo extraordinario de Navidad Qué suerte JUAN PABLO COLMENAREJO Toca escribir al pie de la alegría, la que suministran con sus voces los cantores de San Ildefonso. Suenan a premio y a gloria. Los que no tenemos nada que celebrar tras el sorteo nos conformamos con desear salud y trabajo al prójimo más próximo. Por mucho que nos descentralicen la vida a los españoles, hay cosas que hacemos a la vez sin comparación en los alrededores mundiales de esta España nuestra. A pesar del 20 por ciento que Hacienda se queda del décimo de cada Gordo, la sonrisa es lo último que se pierde, junto al cava catalán que se derrama en la acera por parte de quienes cantan el premio como si fuera un gol en el último minuto de un partido cualquiera, con la excepción de ese Mundialito de Clubes que se juega en desiertos lejanos, entre rivales de leyenda y sin más emociones que las previstas por los organizadores. Resulta que a la mayoría parlamentaria que sujeta al Gobierno de Sánchez no se le ha ocurrido restituir el derecho al premio entero que el Gobierno del PP recortó en diciembre de 2011 para tapar el agujero que Rodríguez Zapatero dejó en la cuenta pública. Dado que Sánchez se dedica ahora a incrementar el gasto como si no hubiera un mañana, debería dejar las cosas en su sitio, es decir, en el bolsillo del premiado, para demostrar que lo progresista es que el pueblo cobre todo y no ocho de cada diez euros después del mordisco del fisco. No deja de ser paradójico que quien organiza el sorteo se quede con una parte antes de que se celebre. En esto no parece que haya ideologías, y a la hora de meter mano al bolsillo del contribuyente recién premiado hay el consenso que falta para aplicar otra vez el 155. La mañana del 22 de diciembre suena a radio y a mil euros por segundo. No he visto un décimo premiado ni de cerca. Tampoco conozco a nadie que le haya tocado lo suficiente, o por lo menos algo, salvo que vea imágenes como las de hoy en ABC. El Gordo de Navidad es un invento transversal que deja a la mayoría en el mismo sitio donde estaba al comenzar el sorteo. Unos pocos irán el lunes al banco para tapar el agujero de la hipoteca o a comprarse el coche que cumpla con los requisitos de los protocolos contra el cambio climático. El Gordo de Navidad es una institución que vertebra España. No excluye, ni mira el lugar de residencia, para disgusto de Torra y Puigdemont, que como buenos supremacistas querrían un bombo propio para los independentistas, por supuesto pagado por todos los españoles. Menos mal que no se les ha ocurrido, porque si lo ponen en la lista de peticiones del presidente del Gobierno a lo mejor les cae otro premio, y sin descuento. Al pie de la fiesta no caben más palabras. ¡Qué suerte! LOTERÍA