Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 18 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es economia ECONOMÍA 33 Para 2019 La CNMC respalda la congelación de las tasas aeroportuarias Competencia modifica los ingresos por pasajero planteados por AENA GUILLERMO GINÉS MADRID Sube la asistencia en tierra; baja el aterrizaje La congelación de las tasas aeroportuarias no significa que todos estos servicios se queden sin cambios. En conjunto se congelan, pero unos suben y otros bajan. Así, según lo establecido por el organismo presidido por José María Marín Quemada, los servicios de asistencia en tierra o handling (5 el estacionamiento (5 y los servicios por personas de movilidad reducida (12 suben. Por contra, el catering -2,35 los combustibles -5,39 y los servicios de aterrizaje -0,26 bajan el año que viene. A esta congelación de tarifas se unirá el año que viene la caída de las tasas de navegación aérea, que descenderán un 12 El empresario hotelero y expresidente del FC Barcelona Joan Gaspart EFE Las tasas aeroportuarias que cobra AENA a las aerolíneas por utilizar sus aeropuertos se congelarán el año que viene. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) emitió ayer una resolución en la que se establece que la suma de estas tarifas se mantendrá el año que viene. Una medida que será efectivo a partir del próximo mes de marzo. Competencia respalda así al gestor aeroportuario, que decidió en un consejo de administración celebrado en julio congelar las tasas aeroportuarias del año que viene en lugar de bajarlas, como sí hizo este año y el anterior. Entonces, AENA justificó su decisión por el déficit de ingresos que sufrió en 2017. La compañía pública aseguró entonces que, pese a congelar las tarifas en 2019, cumpliría el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) para el período 2017- 2021. Este documento contempla una reducción del 11 de las tasas aeroportuarias y garantiza que no podrán subirse hasta 2025. Por ello, es previsible que en los próximos ejercicios la reducción de estas tarifas sea superior al 2,22 aplicado en 2017 y 2018. Imputan a Gaspart por la supuesta estafa a un príncipe saudí Le acusa de ocultarle una deuda millonaria cuando gestionaba un hotel de Barcelona JESÚS HIERRO BARCELONA Revisión de parámetros La CNMC no ha modificado esta hoja de ruta, pero sí ha revisado los parámetros utilizados por AENA para determinar el ingreso medio anual por pasajero. En concreto, el organismo presidido por José María Marín Quemada estableció ayer en su resolución que este sea de 10,43 euros, una cuantía inferior respecto a los 10,48 euros planteados previamente por el gestor aeroportuario. El sector aéreo aplaudió ayer esta modificación. La Asociación de compañías españolas de transporte aéreo (ACETA) la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) y la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) mostraron su satisfacción con la resolución de la CNMC, asegurando que retirarán los recursos que habían presentado contra el acuerdo del consejo de administración de AENA que fijaba estos parámetros. Dado que el marco regulatorio establece que dicho incremento de la tarifa media por pasajero no puede ser superior al 0 esta decisión no supone un impacto de cara a las tarifas aeroportuarias de 2019, que se mantendrán en el mismo nivel medio que en 2018, pero supone un precedente importante de cara a la fijación de la metodología para fijar las tarifas aeroportuarias en años venideros señalaron ayer estas organizaciones. Y es que el sector aéreo y el Gobierno a través del gestor aeroportuario han mantenido serias discrepancias por las tasas aeroportuarias. El anterior ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, llegó a recriminar públicamente a las aerolíneas que no llevaran la rebaja al precio de los billetes el año pasado. Como respuesta, el sector aéreo hizo referencia a la evolución de los precios durante la última década. La resolución de Competencia busca zanjar esta particular polémica. Para ello, propone que, para facilitar la transparencia y eficacia AENA facilite con antelación suficiente un mayor desglose de ingresos y costes. Además, pide a las aerolíneas que faciliten al gestor aeroportuario distinta información sobre sus previsiones de tráfico. Un juez ha citado como investigado al empresario hotelero y expresidente del FC Barcelona Joan Gaspart, por una supuesta estafa millonaria al príncipe saudí Turkin Nasser. Deberá declarar el próximo viernes ante el juzgado de instrucción número 16 de Barcelona. Sus hijos Juan y José habrán de comparecer, también como investigados, el 14 de enero. El príncipe saudí es el dueño de la firma Barcelona Project s, propietaria del denominado Complejo Real, que incluye el hotel Fairmont Rey Juan Carlos I y el Palacio de Congresos de Cataluña. El complejo estuvo a punto de quebrar. Joan Gaspart, a través de sus sociedades Hostelería Unida (Husa) y Banquetes Reunidos, era el encargado del arrendamiento y la explotación de ambas instalaciones. Pues bien, el príncipe saudí le acusa en su querella de haberle ocultado que existía una deuda de 15 millones de euros con la Seguridad Social. En el acuerdo de resolución del contrato se fijaba un precio que en modo alguno habría sido el mismo de no haber existido el engaño omisivo aseguran los representes de Barcelona Project s en su querella. La propietaria también acusa al expresidente blaugrana de haber puesto el Palacio de Congresos como garantía de un préstamo de 1,6 millones de euros sin el consentimiento de sus propietarios. Lo hizo, según la querella, para atenuar la catastrófica situación financiera de Husa. Por eso, los querellantes reclaman a Gaspart y a sus hijos el pago de una fianza de 16,6 millones de euros. Es decir, 15 millones que se corresponderían por la supuesta estafa en la ocultación de la deuda, y 1,6 millones por el préstamo en el que pusieron como aval el Palacio de Congresos. Y es que la Seguridad Social le exige al príncipe saudí el pago de esta deuda que, según él, el expresidente del Barça le ocultó. En su propio beneficio El príncipe saudí según sostiene en su querella confiaba en la relevancia social y política de Joan Gaspart, en calidad de ilustre empresario y dirigente de Barcelona Por eso le encargó el arrendamiento y explotación de estas instalaciones durante siete años. Sin embargo, Gaspart y su familia, prevaliéndose de su reconocimiento social y empresarial, malbarataron por completo el complejo, buscando su propio beneficio siempre según la versión que el propietario sostiene en su querella. Incumplieron todas sus obligaciones y las que existían frente a terceros, hasta llevar al complejo al borde de la quiebra total añade el escrito de los abogados del príncipe. Barcelona Project s presentó a principios de año esta querella contra Gaspart y familia, pero en abril el juzgado de instrucción número 16 de Barcelona decidió archivarla. Sin embargo, recientemente, y tras un recurso de la representación legal del príncipe, la Audiencia de Barcelona ordenó reabrir el caso al considerar que de la querella se desprenden datos o indicios suficientes al menos para investigar si existió dicha estafa.