Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 INTERNACIONAL DE LEJOS MARTES, 18 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es internacional ABC PEDRO RODRÍGUEZ LA RATONERA ¿En qué se parece el Brexit a la obra de Agatha Christie más longeva en la escena teatral de Londres? A l hacer un poco de turismo político y sentimental, la semana pasada estuve en Londres. Y al doblar una esquina del West End me topé con el Saint Martin, teatro donde se representa La Ratonera de Agatha Christie desde marzo de 1974. La obra, que presume de más funciones continuadas en todo el mundo, es el clásico misterio sobre un asesinato perpetrado en una remota casa de campo inglesa donde se congregan unos personajes tan dispares como sospechosos. El eslogan de esta longeva trama teatral anima a sospechar de todo el mundo Exactamente el mismo que podría aplicarse a lo que, según anticipa The Economist, será una de las preguntas del millón de libras para el año que viene ¿Quién mató al Brexit? sin respuesta satisfactoria cualquiera que sea su desenlace final entre ordenado o caótico. De acuerdo a los cánones más chauvinistas de un murder mistery las primeras sospechas caerán seguramente en un extranjero. En este caso, los negociadores de la Comisión Europea encargados de encontrar una salida ordenada para el Reino Unido con un acuerdo que según el consenso político alcanzado en Bruselas es el mejor posible sin opción para concesiones adicionales. En la lista de sospechosos también destaca, como no podría ser de otra forma, el establishment tan establecido de Gran Bretaña que no comparte la voluntad popular expresada en el referéndum de junio de 2016. Una mayoría de los parlamentarios de Westminster están a favor del Remain, lo mismo que el Chancellor of the Exchequer (ministro encargado de todos los asuntos económicos y financieros de Reino Unido) el gobernador del Banco de Inglaterra y la mayoría de los altos funcionarios británicos. En la búsqueda de culpables tampoco se va a librar Theresa May que empezó a negociar el Brexit sin aclararse de qué tipo de acuerdo quería exactamente y sacrificó su mayoría parlamentaria por el oportunismo de unas elecciones adelantadas. Y al final, la solución a este misterio puede ser que realmente nadie mató al Brexit porque para empezar nunca estuvo vivo. El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, escucha a la premier Theresa May, en el Parlamento AFP Corbyn plantea una moción contra May en el Parlamento Su objetivo es minar el prestigio de la premier que retrasa el voto del Brexit IVÁN ALONSO CORRESPONSAL EN LONDRES Tras dar explicaciones ante el Parlamento sobre lo acontecido en la cumbre europea de la semana pasada, Theresa May vio como el líder de la oposición presentaba contra ella una moción de confianza tras haber fijado la premier para la tercera semana de enero la fecha de la votación del acuerdo del Brexit en el Parlamento. Jeremy Corbyn, al final de las casi dos horas y media de debate en la Cámara de los Comunes y tras la declaración de la primera ministra británica, anunció ayer esta moción tras considerar inaceptable la decisión de May de posponer el pleno hasta la semana del 14 de enero. El jefe de la oposición consideró que esta era la única vía para forzar que se fije esta misma semana antes del parón por las vacaciones de Navidad. Este tipo de moción, puramente simbólica, se tendrá que votar en una fecha que fijará el propio Gobierno. Con ella, el laborismo pretende erosionar aún más el liderazgo y la autoridad de la primera ministra. De esta forma, ni el Ejecutivo ni el puesto de May corren peligro, aunque fuera aprobada. Aunque parece que Corbyn tiene complicado aprobarla ya que la mayoría parlamentaria conservadora junto a los votos de sus socios de Gobierno, el DUP, la echaría abajo para evitar que el principal partido de la oposición avance posiciones hacia unas posibles elecciones generales. De hecho, varios de los rebeldes tories que forzaron la moción de confianza contra su líder como Steve Baker ya han anunciado que votarán en contra de esta presentada por los laboristas. Cumbre europea La moción, sobre la que deberán pronunciarse los diputados en una fecha aún sin fijar, se lleva a cabo por este motivo: Esta cámara no confía en la primera ministra debido a que no ha permitido que la Cámara de los Comunes pueda celebrar de inmediato una votación sobre el acuerdo de retirada y el marco para la futura relación entre el Reino Unido y la UE Los brexiters, en contra Diputados conservadores que votaron contra May no apoyarán la moción liderada por Corbyn Voto a mediados de enero El debate sobre el acuerdo del Brexit se retomará el 7 de enero, y se votará una semana después Corbyn cambió de opinión durante la tarde ya que los rumores apuntaban a que solo la presentaría si May no fijaba la fecha de la votación y dejaba en el aire su celebración. Finalmente, el líder de la oposición se decidió a hacerlo a última hora. Jeremy ha notado el sentir de la Cámara de los Comunes, que claramente exige una votación esta semana aseguró John McDonell, uno de los lugartenientes de Corbyn justificando el paso dado por su líder. Todo porque, como estaba previsto, los parlamentarios británicos no podrán decidir sobre el acuerdo del Brexit hasta después del parón navideño. May confirmó ayer que el debate parlamentario sobre el pacto al que ha llegado con Bruselas se reanudará el próximo 7 de enero y que este se votará la semana siguiente. La primera ministra lo anunció en una declaración ante la Cámara de los Comunes para dar cuenta sobre la cumbre europea de la semana pasada, donde May llegó pidiendo garantías de cambio sobre el texto y sus homólogos europeos volvieron a rechazar renegociarlo, dejando a la premier de vuelta a casa con las manos vacías. May aseguró ante el Parlamento que, a pesar de no abrir de nuevo el melón del pacto, los líderes comunitarios sí aceptaron clarificar puntos que más discordia han causado en suelo británico. especialmente el de la salvaguarda que se debe activar si ambas partes no llegan a un acuerdo para evitar la frontera dura entre las dos Irlandas.