Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 15 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es estilo GENTESTILO TV 75 El triángulo de la polémica Abajo, Gálvez junto a una reproducción de La Gioconda A la derecha, Ana Santos, directora de la BNE, y la catedrática Elisa Ruiz Álbum de familia LOS FAMOSOS EN OTRO PAPEL ÁNGEL ANTONIO HERRERA MATÍAS NIETO ay mucho retrueno de polémica porque Christian Gálvez, el chico de Pasapalabra impulsa una exposición sobre Leornardo da Vinci, en la Biblioteca Nacional. Algunos historiadores le han adornado de intruso profesional Pero resulta que Gálvez es un tipo de éxito en la tele que, además, reúne cátedra sobre Leonardo, empezando o acabando por el libro Leonardo da Vinci. Cara a cara un ensayo que se adorna con el premio de periodismo científico Concha García Campoy, del año en curso. Galvéz está, hoy, en otro papel, como tantos famosos. Aquí lo que pasa, quizá, es que no se puede estar en la tele de bullicio y repicando en las bibliotecas, según algunos. Uno H BNE FOTOS: EFE Y ABC ahora estudia Historia del Arte. Ha escrito cinco libros, ha ejercido como periodista y también es coach, una tarea que desempeña a través de su productora 47 Ronin, que tiene más de un millón de euros en activos, según el Registro Mercantil. También ha emprendido algunos proyectos fallidos. En 2012 creó Tuotrogimnasio S. L. que cerró dos años después. Durante tres días a la semana, desde hace once años, Gálvez se encierra en el plató de Telecinco para grabar Pasapalabra El resto de su tiempo libre lo dedica a estudiar el Renacimiento y la figura de Leonardo. En Pasapalabra estoy genial, pero también soy un intruso porque no estudié Comunicación Audiovisual exclama en tono jocoso. Siempre le digo a Paolo Vasile que me encantaría firmar un contrato vitalicio concluye. cional, soy apasionado mundial. De hecho, la figura de Leonardo es infinita y cuando nos juntamos nos damos cuenta de que cada vez sabemos menos sobre Leonardo Lo que sí intentan es democratizar la figura de Leonardo para que no se quede en ciertas esferas Por eso, aunque Gálvez ha estado triste esta semana reconoce tener la conciencia tranquila Y extrae algo positivo: Lo mejor de todo es que durante estos días se ha hablado de cultura, de arte y de Leonardo. Y se ha generado un debate sobre dónde tiene que estar la cultura A sus 38 años, Gálvez ha tenido muchas vidas. Dejó la carrera de Magisterio para estudiar Filología Inglesa y La mujer de su vida Empieza por a nombre de la mujer de Gálvez, a quien conoció en 2007 durante uno de sus programas: Almudena Cid. El presentador también le debe a Pasapalabra el haber conocido a la gimnasta. Un flechazo en diferido que les llevó a darse el sí, quiero en 2010. Desde entonces viven en un chalet ubicado en la zona residencial de Boadilla del Monte, a las afueras de Madrid. Las muestras de amor entre ellos siempre han sido constantes desde que se conocieron: Ella siempre ha sido un gran apoyo para mí y también lo ha sido durante estos días CORDON Arriba, Carlota Casiraghi en Niza. Sobre estas líneas, George Clooney a la salida de un restaurante en Nueva York ve, modestamente, que el famoso es siempre un intruso, porque el famoso no es sólo famoso, sino un hombre o una mujer que hace tele o cine cuando deja de anunciar cacerolas o perfume, o al contrario. Quiero decir que el famoso es un pluriempleado de sí mismo, más tarde o más temprano. Carlota Casiraghi, por ejemplo, se metió un día a maniquí de Gucci. Pasa a veces con las jóvenes aristócratas que huyen de la prensa. Van, pillan carrera, y se esconden en un anuncio, donde las ve todo el mundo, pero nunca llegan los paparazzis. Carlota es una monada de anuncio, y ahora es un anuncio de monada, porque las famosísimas suelen ser una propaganda de sí mismas, aunque posen promoviendo un yogur o una pamela. No se sabe bien si Carlota promociona ropa o la ropa la promociona a ella, aunque hablamos de una firma y de una chica que promoción necesitan poca. Pasa muy frecuentemente. Los futbolistas promocionan tatuajes, y entre partido y partido te vende una crema de spot. Eso, y que la camiseta que sudan van subvencionada. Son los intrusos de unos maniquíes que ya son ellos mismos. El famoso es siempre un tirón publicitario, aunque hay quien arriesga que George Clooney no anuncia un café, sino que el café anuncia a George Clooney, previo pago de un cafetal de euros, naturalmente. El caso es que uno mira aquí y allá, y sale todo un guateque de famosos que van vendiendo coches, viajes, biquinis y otras mercancías de la austeridad. Cela hacía anuncios, y Punset. Hay más famosos en el pluriempleo de la publicidad que en la sala de espera del Juzgado, que ya es nutrida sala. Scarlett Johansson anuncia champán, que es lo suyo, porque no tiene lámina de recomendar cacerolas. Megan Fox anuncia corsetería, casi como en la vida misma. Y todas las modelos de vitola, que parecen un cálculo de hermana de Irina Shayk, nos venden esas cremas antiarrugas que todas, o todos, vamos necesitando, menos ellas. Quiero decir que el famoso ya es un spot en sí mismo, y sólo falta que una firma vaya, se fije y le prepare el contrato. Eso, y que algunos escriben libros. Desde Bisbal a El Cordobés. Pasando por Gálvez. Hay famosos, y hay famosos, que es como decir que hay intrusos y hay intrusos.