Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 CULTURA SÁBADO, 15 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es cultura ABC Crítica de teatro Campaña de protestas Erinias y hermanas HERMANAS Texto, dirección y espacio escénico: Pascal Rambert. Traducción y adaptación: Coto Adánez. Vestuario: Sandra Espinosa. Intérpretes: Irene Escolar y Bárbara Lennie. Sevilla, Teatro Central FERNANDO IWASAKI Retiran en Ghana una estatua de Gandhi, acusado de racismo ABC ACRA (GHANA) Uno desearía leer el texto de Hermanas después de asistir a su estreno en el Teatro Central de Sevilla, pues la nueva obra de Pascal Rambert no sólo contiene una propuesta teatral sino especialmente una propuesta narrativa. Hermanas es una obra antidramática porque Rambert dinamita el discurso dialogado que debería existir entre Bárbara e Irene para incrustar sucesivos monólogos que trasladan los conflictos exteriores al interior de sus personajes, creando una atmósfera de crispación y desasosiego. Por eso me haría ilusión leer el texto de Hermanas para corroborar si Rambert como en La clausura del amor ha vuelto a escribir como un narrador omnisciente. Si en La clausura del amor los conflictos de una pareja llevaron el peso argumental, en Hermanas se trata de un encuentro feroz entre dos erinias que se muerden y cocean apelando a recuerdos, agravios y heridas que reconstruyen una paradójica educación sentimental constelada de sofisticadas erudiciones y ruines sentimientos. A lo largo de la batalla uno entrevé a un padre glacial y exquisito que arroja las carnazas de su cariño para que las fieras de la casa se las rifen a dentelladas. Una de esas erinias habría sido la propia madre, razón de la lucha entre Bárbara e Irene. La puesta en escena ayuda a construir la personalidad de las protagonistas, ya que el espacio mínimo e íntimo permite apreciar la ferocidad contagiosa que despliegan Bárbara (Lennie) e Irene (Escolar) una ordenada y otra caótica, la primera presa de su sensibilidad y la segunda haciendo prisioneras con su racionalidad, Bárbara sólida y rotunda e Irene quebradiza y desgalichada. Ambas actrices bordan sus personajes y demuestran su valía para la escena contemporánea. ¿Cómo se sostiene durante más de una hora una obra que más de una vez alcanza cimas de enorme virulencia? Por un lado, gracias a la naturaleza antidramática de los monólogos; pero, por otro lado, a la presencia de un recurso que me recordó al kyôgen una breve representación paródica que se incrusta entre dos momentos dramáticos del teatro No japonés. Así, cuando Bárbara e Irene están a punto de agredirse, deciden marcarse un baile que todo el público agradece y baila con ellas porque Pascal Rambert nos obsequia un discotequero punto de fuga. GUILLERMO NAVARRO La recién reelegida directora de la Academia de Historia Carmen Iglesias, reelegida directora de la Real Academia de la Historia La historiadora recibe un apoyo casi unánime: 28 votos a favor y 3 en blanco B. PARDO MADRID Las cosas en la Real Academia de la Historia no cambian. Ayer, Carmen Iglesias fue reelegida directora de la institución casi por unanimidad: 28 votos a favor y 3 en blanco. Espera un momento, que estoy casi sin habla por la emoción decía ayer con un hilillo de voz al otro lado del teléfono, tras salir del pleno que la volvió a encumbrar. Aunque su cargo no corría peligro, no se esperaba este nivel de apoyo. El voto es secreto, nunca se sabe... continuaba mientras buscaba la normalidad de sus cuerdas vocales. De estos cuatro años en los que ha estado al frente de la RAH (primera mujer, por cierto, que dirige una Real Academia) destaca dos logros. El económico y el mediático, por resumir. En 2014 nos encontramos un déficit de 800.000 euros y ahora no tenemos déficit. Hemos logrado el equilibrio financiero. Han sido tiempos de ajustes y austeridad. Los pocos empleados que estamos somos polivalentes, hacemos de todo explica antes de presumir de su joya de la corona, el Diccionario Biográfico Electrónico. En solo seis meses hemos llegado ya al millón de visualizaciones. Nos lee gente de 163 países alardea. Y esta herramienta la van a seguir explotando desde la institución. Ya tienen 20.000 nuevas biografías para lanzar a la red (que se sumarían a las 45.000 actuales) y están empezando a implantar esta herramienta en centros educativos. Todo eso con solo cuatro trabajadores al frente del proyecto. Estamos con carencias, como todos. Queremos un mayor desahogo en todos los sentidos confiesa. Iglesias tiene la esperanza de que la historia sea conocida a través del diccionario por la mayoría de los españoles Porque entre la emoción, claro, no perdió su alegato a favor de la historia ¿qué clase de historiadora sería si no? La historia enseña mucho, aunque no siempre aprendemos. Es importante que se conozca. Puede evitar algunos errores graves que se han cometido. El presente no se entiende sin el pasado Falacias históricas Y por aquí se filtra, quizás, lo que más se le ha reprochado a la RAH en los últimos años: su falta de implicación en eso que hemos dado en llamar actualidad donde las falacias históricas se usan como arma arrojadiza mientras la institución no se pronuncia. Nosotros hicimos un informe hace años sobre los libros de texto, pero no estamos en la lucha del día a día. Están nuestra web, los libros, las conferencias que hacemos y el diccionario para contrastar esas falsesdades históricas argumenta la multipremiada académica. La Universidad de Ghana, en Acra, ha retirado una estatua del líder de la independencia india Mahatma Gandhi, después de una larga campaña de protestas por parte de un grupo de profesores del centro, que acusan al líder de la no violencia de racismo. La estatua se inauguró hace dos años en una ceremonia a la que asistió el expresidente indio Pranab Mukherjee, como símbolo de los lazos entre ambas naciones. Prácticamente al mismo tiempo, un grupo de profesores inició una campaña pidiendo su retirada, citando varios pasajes escritos por Gandhi en los que afirmaba que los indios eran infinitamente superiores a los africanos negros. Fue un libro de dos académicos surafricanos, Ashwin Desai y Goolam Vahed, sobre el periodo en que Gandhi vivió en el país africano (entre 1893 y 1914) el que desveló hace tres años las palabras y la actitud supuestamente racista del líder indio. Obadele Kambon, director de Lengua, Literatura y Teatro del Instituto de Estudios Africanos de la Universidad de Ghana, ha declarado que la retirada del M. GANDHI monumento era una cuestión de autoestima: Si mostramos que no tenemos ningún respeto a nosotros mismos, que despreciamos a nuestros propios héroes y que alabamos a los que no nos tenían ningún respeto, entonces tenemos un problema. Si no mostramos ningún respeto a nuestros héroes, ¿cómo va a respetarnos el resto del mundo? Es la victoria de la dignidad y de la propia estima de los negros. La campaña ha dado sus frutos Un estudiante, Benjamin Mensah, ha añadido que es una gran victoria para todos los ghaneses porque la estatua nos recordaba continuamente hasta qué punto nos consideramos inferiores Las autoridades de la universidad se han negado ha realizar ningún comentario al respecto, mientras que un funcionario del Ministerio de Exteriores ha matizado que únicamente se trataba de una decisión interna del centro educativo. En otro país africano, Malaui, se vive en estos momentos una situación parecida: se ha puesto en marcha una campaña contra la instalación de una estatua de Ghandi en el centro económico del país, Blantyre, aduciendo también sus insultos raciales contra los negros.