Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 15 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es internacional INTERNACIONAL 29 que Pristina no solo no respeta los acuerdos internacionales, sino tampoco sus propias normas La observación de Belgrado se refiere a que los miembros de la minoría serbia del país no participaron en la votación. Serbia considera la creación de este ejército como un factor de desestabilización en los Balcanes y teme que sea utilizado para aumentar los gestos hostiles hacia la población serbia. El Consejo Europeo estudió ayer esta situación a petición del presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis. Chipre es junto a España, Grecia, Eslovaquia y Rumanía, otro de los países que no reconoce a Kosovo. Sin embargo, la Administración norteamericana ha alentado explícitamente a las autoridades kosovares a dar este paso y les ha garantizado su mayor cooperación material. Kosovo alberga una de las mayores bases militares norteamericanas del mundo. ABC ENCONTRONAZO ENTRE MAY Y JUNCKER ¿Qué me has llamado? Me has llamado nebulosa En uno de los momentos más tensos de la cumbre, la premier Theresa May se acercó al presidente de la Comisión, Juncker, para reprocharle que le hubiera llamado nebulosa No estábamos bailando dijo con humor a la prensa Juncker; le dije que no me refería a ella sino a la nebulosa en el debate de los Comunes May vuelve a Londres sin las garantías que pide Westminster El enrroque de la política británica acerca la perspectiva de un Brexit sin pacto E. SERBETO BRUSELAS REUTERS después de ser un estado mafioso. Cuando hay estados más mafiosos por allí y muy reconocidos por todos. Después de una guerra de cientos de miles de muertos allí no fueron los 60 muertos de Eslovenia no volverá nunca a ser Serbia a no ser que Rusia se haga con todos los Balcanes. Y para que eso no pase y como nadie se fía de la Europa tal como está, Kosovo tiene, como la hermana y vecina Albania, un poderoso garante que es EE. UU. Ayer EE. UU. entendió y saludó esta modesta transformación que es la creación del ejército kosovar que no justifica ninguna histeria. Ojalá fueran esos los problemas europeos. Theresa May aprecia las aclaraciones condescendientes con la que le obsequiaron el jueves los dirigentes de la Unión Europea sobre el Tratado de Retirada, pero tuvo que reconocer que no le servirán para hacer que sea aprobado por una mayoría parlamentaria, por lo que insiste en que necesitará más precisiones en el futuro, a pesar de que los demás líderes europeos le han vuelto a decir que no es posible renegociar su contenido. La contumacia de la primera ministra británica en su negativa a admitir la realidad está llevando al absurdo incluso al ridículo de acumular condiciones para llegar a un Brexit sin acuerdo y con el Reino Unido en una situación política caótica. Sus todavía socios europeos llegaron a sorprenderse de las críticas que le han llovido desde Londres porque no ha podido reabrir el Tratado hasta el punto de que el presidente del Consejo, Donald Tusk, dijo que en Bruselas la habían tratado mejor que muchos parlamentarios en Londres Juncker también tuvo que explicar que su aparente disputa, captada por las cámaras, por el uso de la palabra nebulosa no se refería a ella, sino a la situación en el Parlamento Británico. Ambos se refirieron a ella como una excelente amiga y una dirigente valiente y determinada. Pero ninguno de estos gestos parece suficiente para resolver la situación en Londres. Según una fuente británica, May había advertido abiertamente a los europeos de que si no obtiene lo que ella llama garantías adicionales aumentará sensiblemente el riesgo de que al final se produzca una salida desordenada del Reino Unido de la UE. Después de la cumbre, la británica insistió en agradecer la declaración aceptada por los demás países para comprometerse a trabajar lo más rápidamente posible en las negociaciones para la relación futura, de modo que todo el mundo acepte que a finales de 2020 se haya definido una solución que impida a la vez que haya una frontera física en Irlanda y que no haya necesidad de activar el mecanismo de salvaguardia entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido. También aceptó que esta declaración tiene estatus legal (que no es lo mismo que valor jurídico) pero también que cree que aún es posible una mayor aclaración y discusión y que se dispone a seguir insistiendo en ello en las próximas semanas. El más directamente implicado en este problema, el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, se fue con una sensación agridulce. Seguro de que los Veintisiete harán todo lo posible para ayudar a May, también cree que la británica está pidiendo cosas que no son fáciles de conceder. Mis discusiones con los colegas han mostrado que además de las conclusiones del Consejo, algunas aclaraciones y discusiones, son posibles pero otras serán difíciles de cumplir entre ellas la idea de fijar una fecha concreta para cerrar un tratado sobre la relación futura entre Reino Unido y la UE. Entre los demás líderes, el tono fue el mismo. El presidente francés, Emmanuel Macron lo definió así: Nuestro mensaje es claro: hay un acuerdo, el único y mejor acuerdo posible, y no podemos renegociarlo. En cambio, podemos clarificar y tranquilizar para tratar de conjurar la inquietud y los fantasmas que se han levantado en el Reino Unido acerca del mecanismo de salvaguardia para evitar una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. Esa salvaguarda no es nuestro objetivo, no es una solución duradera y nadie pretende encerrar al Reino Unido con este mecanismo Así las cosas, la cumbre no ha servido para nada en lo que se refiere al Brexit. Menos mal que al menos se aprobó una parte de los acuerdos sobre la zona euro que había aprobado el Eurogrupo, aunque dejando de lado las aspiraciones del Gobierno español como la idea de un seguro dedesempleo europeo.