Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN VIDAS EJEMPLARES PUEBLA SÁBADO, 15 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es opinion ABC LUIS VENTOSO ¿CONJURA CONTRA EUROPA? Hay actores externos alimentando el desprestigio de la UE U N sobrino estudia en Madrid una de esas dobles licenciaturas para empollones. En tercero hacen parte del curso en el extranjero. A él le ha tocado una universidad de Nueva Orleans. Aprovechando que está allá, el chaval se ha puesto a conocer Estados Unidos. A horas intempestivas, a veces me pita el guasap y me entra una foto suya en el Cañón del Colorado; o pelado de frío junto a la Cloud Gate, el nuevo símbolo de Chicago; o muy sonriente ante el legendario Golden Gate; o escacharrándose de risa ante un alarde kitsch de Las Vegas. Lo veo siempre tan contento y fascinado que me dije: Este tío ya no va querer volver a España ni de coña, estará deseando quedarse a vivir allá Error. Su inesperada conclusión es que en general se vive muchísimo mejor en Europa que en Estados Unidos, empezando por la manera de alimentarse comen fatal, bueno, realmente no comen, devoran siguiendo por la vida callejera (allá son rehenes del coche y una polis paseable a la europea es excepcional) y acabando por una hiriente desigualdad social (véanse, por citar un solo ejemplo, las oleadas de personas sin techo en la tan venerada San Francisco, o los precios de la asistencia sanitaria) Hay muchísimas maravillas en América, por supuesto. Y una naturaleza de poderío deslumbrante. Y unas empresas que le dan un repaso a las nuestras, porque Europa está perdiendo dramáticamente la inventiva técnica que la hizo despegar. ¿Dónde están el Google, el Apple, el Samsung o el Huawei europeos? No existen. Esa falla es el clarín de una inmediata decadencia. Si no nos desperezamos acabaremos relegados al crepuscular parque temático de los asiáticos. Pero a día de hoy, ¿dónde se vive mejor que en Europa? Cuesta decirlo, acaso en Nueva Zelanda. ABC Cultural publica hoy una entrevista de Laura Revuelta con el historiador estadounidense Timothy Snyder que da que pensar. En su libro Tierras de sangre Snyder explicó como nadie el genocidio de Stalin en Ucrania. Es también el coautor del heroico libro con que cerró su vida Tony Judt, cuando encerrado en su propio cuerpo por la crudelísima ELA compuso su testamento intelectual, una extraordinaria conversación con Timothy. En ABC, Snyder se destapa como un paladín del modelo europeo: Ustedes son una alternativa visible. La democracia española o la de la UE son una alternativa para el mundo señala. Y advierte que si Europa quiere sobrevivir tiene que defenderse frente a Rusia en los próximos años ¿Brotan de la nada los fondos de los partidos populistas? Hoy en el Reino Unido se ha probado que UKIP, clave en el Brexit, se financió en buena medida con fondos rusos. ¿De verdad alguien se cree que el movimiento de los chalecos amarillos que ha volteado Francia es solo la obra de cuatro amiguetes de Facebook y que se ha propagado espontáneamente? La UE no gusta. Putin la mina abiertamente y Trump tampoco oculta su antagonismo contra el modelo europeo (China, siempre más sabia y sutil, simplemente aspira a irla colonizando) Europa está lidiando con los restos del siglo XXI mejor que nadie asegura Snyder. Cuesta creerle, pero como europeo y europeísta se agradece un paraguas cuando caen chuzos de punta. HORIZONTE RAMÓN PÉREZ- MAURA EL GOBIERNO PRIVILEGIADO Todo es de tapadillo, como con miedo. Porque desde la Lonja del Mar, la huída en barco no ofrece ningún problema R ECORDEMOS sólo algunos datos: Los radicales catalanes jaleados por el presidente de la Generalidad, Quim Torra, están organizando comandos para asaltar Barcelona el día 21 de diciembre con motivo de la reunión del Consejo de Ministros. Las Fuerzas de Seguridad del Estado ya han detectado un plan de los sediciosos para desperdigar a la Policía el próximo viernes mediante acciones relámpago que obliguen a los Mozos de Escuadra, a la Policía y la Guardia Civil a dispersarse. Hace siglos que no era tan emocionante como el próximo viernes ser ministro del Reino de España. Para ello una facción de los llamados Comités de Defensa de la República han creado unos Grupos Autónomos de Acción Rápida. Las autoridades de la nación conocen la voluntad violenta de esos grupos y de sus instigadores, pero no consta que nadie haya sido detenido. Déjenlo para mejor ocasión. Al mismo tiempo, la Generalidad ha filtrado el teléfono de una profesora que pide el cumplimiento de la Ley en cuanto al uso del castellano en los colegios. Ya comprenderán que no se hace para que le consulten cómo aplicar la ley, sino para que sea acosada por los radicales de Torra y sus adláteres. Los que han sugerido una guerra civil pequeñita, sí, para todos menos para los que mue- ran siguen en sus puestos sin que les pase aparentemente nada. En medio de este escenario, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo que ayer volvió a presidir el Consejo de Ministros porque Pedro Sánchez faltó al cuarto de los últimos siete que han tenido lugar en noviembre y diciembre ha tenido la iniciativa de mandar al vicepresidente de la Generalidad, Pere Aragonés, una carta en la que le pide la máxima colaboración cuando lo que tenían que haberle enviado era una dura advertencia sobre a qué se enfrenta si sigue violando la ley. Pero con el doctor Sánchez infringir la ley no tiene consecuencias cuando tu superviviencia política depende del violador. Y ahora nos encontramos con que los medios que no se ponen a disposición de los ciudadanos para que puedan vivir en plena libertad en Cataluña, para que se puedan expresar sin coacciones, sí se van a desplegar el próximo viernes para que el doctor Sánchez pueda celebrar un Consejo de Ministros de nula utilidad práctica e inmenso coste económico. Porque el objetivo es que el Gobierno privilegiado pueda moverse en libertad por Barcelona. Cuando el verdadero objetivo debería ser que los ciudadanos de a pie que pagan sus impuestos y son acosados cada día por los sediciosos puedan ser verdaderamente libres. Y en medio de este disparate, el Gobierno ha escogido reunirse en la Lonja del Mar de Barcelona, un edificio neoclásico del siglo XVIII. Por si no fuera ya bastante vergonzoso el que el Gobierno no imponga su autoridad frente a la Generalidad, para celebrar una sesión del Consejo de Ministros pide prestado un edificio a la Cámara de Comercio. Como me decía días atrás un amigo que es un veterano socialista del equipo de Enrique Tierno Galván ¿sabrá el doctor Sánchez quién era el catedrático Tierno Galván? para eso es más digno hacerlo en la Delegación del Gobierno o, de perdidos al río, en la antigua Capitanía General O en el Palacio Real de Pedralbes, añadiría yo. Pero no. Todo es de tapadillo, como con miedo. Y lo que es peor: garantizando la ruta de la huída de Barcelona. Porque desde la Lonja del Mar, la huída en barco no ofrece ningún problema. Atentos a sus pantallas.