Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 15 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es ENFOQUE 7 Normalidad en Estrasburgo La Navidad SALVADOR SOSTRES El presidente Macron recorrió ayer el mercadillo Ha vuelto a abrir el mercado de Navidad de Estrasburgo tal como cada año y cada día y en cada instante Dios nos vuelve a mandar a su Hijo al Belén, al Calvario, la Cruz; a su hijo resucitado. Dios no se cansa nunca de perdonarnos, somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón. La Navidad es la gran victoria de la Humanidad, y sus enemigos, que son los nuestros, saben que hemos vencido al mismísimo diablo para poderla continuar celebrando. Es inútil que nos matéis, porque volveremos a levantarnos y a propagar la luz de Dios hasta el último rincón del planeta. Alumbra el mundo el resplandor de Dios. No hay avión que pueda derribar las columnas luminosas que han sustituído a las Torres Gemelas. La oscuridad es una derrota y hemos aprendido en la Cruz que ni la muerte es lo contrario de la vida. No deseamos, ni provocamos, la confrontación con el mal, pero medimos nuestra fuerza cuando esta confrontación llega. Y nuestra fuerza podría ser ilimitada. Vuelve a abrir el mercado de Estrasburgo como cada día se confirma la capacidad operativa de Dios en la Tierra, como cada nacimiento es una metáfora del Belén y cada sacrificio una elegía del monte Calvario. Cuando mi abuela Rosario iba al colegio, la máxima pena con que la castigaban era clavar una espina de alambre en la forma de un corazón de Jesús de terciopelo. El mayor premio era poder arrancarla. Herimos y aliviamos el corazón de Cristo con nuestros actos. La Navidad siempre vuelve a empezar, con una nueva oportunidad para todos. En cada amor, en cada generosidad brota como un milagro la Navidad. Vuelve la Navidad a Estrasburgo tal como todos acabamos volviendo al amor fundamental que tensa las almas y nos acerca a la salvación, aunque en nuestra terquedad y nuestra cobardía preferimos darle otro nombre. ¿Qué nombre? Yoga, coaching, clonazepam. Han sido dados muchos nombres a un solo amor. Pero vuelve la Navidad inevitablemente, como el manto de piedad con que Dios calma el gran dolor del mundo. Los que más dicen no tener fe son los que más la acaban necesitando. Caridad significa amor. Deus caritas est. La Navidad vuelve a Estrasburgo porque la Navidad siempre gana, porque Dios es inevitable, porque la ternura es la metáfora de la solución universal y la maldad se condena ella misma y más temprano que tarde al fracaso. La Civilización es católica y alrededor del islam jamás ha florecido ninguna sociedad libre. La Navidad es el gran apogeo de la Humanidad. La Tierra es libre y el cielo está abierto. La Navidad es la semilla de la esperanza. Podéis insultarnos, podéis escupirnos, podéis asesinarnos, pero siempre un nacimiento será nuestra victoria; la victoria del amor, la victoria de la libertad, la victoria de los hombres de paz y de buena voluntad. REUTERS A la izquierda, policías franceses custodian la catedral de Estrasburgo y el mercado navideño, escenario del ataque del yihadista Chérif Chekatt. Ayer falleció uno de los heridos, con lo que ya son cuatro las víctimas mortales causadas por el terrorista