Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 AGENDA Necrológicas Fray Álvaro Huerga (1923- 2018) JUEVES, 22 DE NOVIEMBRE DE 2018 abc. es ABC Un fraile bueno y sabio Hizo una importante edición de las obras de Fray Luis de Granada en 52 volúmenes A sus 95 años, se nos ha ido el padre Álvaro, Fray Álvaro Huerga Teruelo, dominico, erudito, sabio y estudioso, teólogo e historiador y sobre todo hombre bueno, sencillo y cariñoso que a cuantos conocimos nos ilustró con admirable sencillez como si su bien ganada reputación intelectual, reconocida internacionalmente, no fuera con él. Todavía recuerdo a un jovencísimo fraile dominico que en los años de la posguerra empezó a venir regularmente desde Salamanca a celebrar la misa dominical en nuestra propiedad familiar, la Dehesa de Mozarvitos. Lo que empezó como una asignación pastoral eventual durante aquellos tranquilos veranos en el campo charro, acabaría convirtiéndose en una amistad profunda entre un joven y sencillo fraile, que avanzaba aceleradamente hacia las más altas cumbres intelectuales y un Grande de España, defensor de los principios de la Tradición y muy próximo al Rey en el exilio y a la vez hombre de altísima finura espiritual y amante del campo y la tauromaquia. Y tras mi padre y mi madre, mis siete hermanos y yo, que esperábamos ansiosos su visita, su devota misa ABC dominical, compartida con todo el personal de la casa y del campo, y sus largas y apasionantes tertulias de sobremesa, que elevaban nuestro ambiente cultural muy por encima del de nuestra feliz y simpática generación, que no soñaba en plantearse problemas de semejante hondura. La vinculación familiar con el padre Álvaro, cariñosamente llamado Álvaro Huerga Teruelo nació el 19 de agosto de 1923 en Nogarejas, León, y ha fallecido el 17 de noviembre de 2018 en La Bañeza, León. Sus deberes espirituales le llevaron al Angelicum de Roma, al Concilio Vaticano II como perito de los obispos españoles, a la Academia Vaticana y a la Academia de la Historia y la Universidad Pontificia de Puerto Rico. Fray perduró a través de los años. Extendió su amistad y su intercambio intelectual a mi marido Ramón Díez de Rivera, al que entre otras cosas asesoró en el delicado proceso de la restauración de las Órdenes Militares españolas, en particular la de Calatrava. Y seguiría después en fecundo diálogo con las siguientes generaciones. Atendió espiritualmente a mi padre en su última enfermedad y le acompañó en su muerte, haciéndose presente, aunque ya sus deberes espirituales e intelectuales le habían llevado por el mundo. Y por supuesto a su querida Granada, donde también se encontraría con su amigo y protector el marqués de Albayda y donde culminó su importantísima edición de las Obras completas de Fray Luis de Granada en 52 volúmenes tras años de trabajo e investigación. Y para no olvidar que le cupo el gran honor de ser el traductor de la tesis doctoral de nuestro querido san Juan Pablo II. Una de sus últimas alegrías, pese a su sencillez, fue recibir la Encomienda de la Orden de Alfonso X el Sabio, en la que la que tuve la satisfacción de poder estar presente junto a él, su querida hermana Raquel y demás familiares, y mi sobrina María, hoy continuadora de la tradición familiar. Descanse en paz este hombre bueno y sabio con el que se va algo importante de la historia de nuestra familia. MATILDE PÉREZ DE HERRASTI Jan Petránek (1931- 2018) Activista de la Primavera de Praga Comentó en directo la invasión de Checoslovaquia C uando el 21 de julio de 1969, Jan Petránek transmitió en la radio oficial checoslovaca la llegada del hombre a la Luna, no sabía que estaba viviendo sus últimos momentos en una emisora en la que había ingresado dieciocho años antes y por cuya cuenta había recorrido medio mundo en calidad de reportero. Tal vez lo imaginaba: si bien la Primavera de Praga había sido aplastada hacía un año, la normalización es decir, la caza de brujas desatada por la tiranía comunista contra los que se manifestaron, tardó unos cuantos meses en surtir sus siniestros efectos. Petránek fue uno de los que respiraron libertad durante aquel inolvidable periodo. Lo hizo abriendo sus micrófonos a sus compatriotas que tenían las mismas ansias y comentando en directo la invasión de Checoslovaquia por parte de los tanques del Pacto de Varsovia en la fatídica noche del 20 al 21 de agosto de 1968. El coste de esta actitud fue elevado: durante veinte años, al igual que muchos otros disidentes, Petránek Jan Petránek nació el 28 de diciembre de 1931 en Praga, ciudad en la que falleció el 10 de noviembre de 2018. Desde 1951 hasta 1969 trabajó en la radio pública checoslovaca. Su compromiso con la Primavera de Praga le costó el puesto. Veinte años de disidencia no alteraron sus principios. se ganó la vida como pudo, pero sin renegar de sus convicciones. Lo demostró firmando, junto a Václav Havel, la Carta 77 y colaborando en una publicación clandestina. Caído el régimen, retomó su actividad radiofónica y su militancia fue reconocida con varios galardones. JOSÉ MARÍA BALLESTER ESQUIVIAS