Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 22 DE NOVIEMBRE DE 2018 abc. es opinion OPINIÓN 15 CON PERMISO A los cuatro vientos Destitución de Edmundo Bal MARÍA JESÚS PÉREZ La Abogacía del Estado es como un gabinete de comunicación A la portavoz socialista en el Congreso se le llenaba ayer la boca con las descalificaciones dedicadas al PP, al que hizo responsable del esperpento de la renovación del CGPJ. Sin embargo, el pasteleo judicial de los dos grandes partidos queda en anécdota al lado de los movimientos del Gobierno para presionar incluso económicamente, con amenazas sobre la productividad que cobran a los miembros de la Abogacía del Estado que no interpreten la ley a conveniencia de parte. La fulminante destitución de Edmundo Bal, el abogado del Estado que proponía acusar por rebelión a los líderes del procés en contra de los criterios del Ejecutivo, pone de manifiesto el exigente y elevado concepto de Justicia que manejan Pedro Sánchez y Dolores Delgado. Como dijo el ministro Ábalos, la Abogacía del Estado es como un gabinete de comunicación. VUELVE EL SÍNDROME DE CALIMERO, O NO... Se avecinan elecciones. ¿Veremos a un Sánchez lastimero explicando sus nuevas andanzas? S Dolores Delgado EFE Sánchez, en Cuba Los disidentes no caben en la agenda Sacar a Francisco Franco de su tumba en el Valle de los Caídos es compatible con viajar a Cuba y abrazarse a los dictadores que, por colleras, reprimen las libertades de los isleños. La oposición democrática al régimen habanero anunció ayer que llevarán ante el Tribunal Penal Internacional al presidente cubano, Miguel Díaz- Canel, y al exmandatario Raúl Castro por crímenes de lesa humanidad. Pedro Sánchez se va al Caribe con una agenda que excluye a los disidentes, víctimas del castrismo y de la normalización selectiva que Miguel Díaz- Canel y Raúl Castro practica el sanchismo. AFP Faldas en el uniforme escolar Feijoó se suma al laboratorio social progre El Parlamento gallego ha aprobado una propuesta de En Marea que se mete en la uniformidad de las niñas en los colegios, a las que se debe dar libertad de llevar falda o pantalón. Al parecer, ese es el problema más urgente que tienen las niñas gallegas. La sandez era previsible en los populistas, nada nuevo bajo el sol. Lo peor es que se viralizó a poniente y también el PP apoyó tan trascendental e igualitaria medida. Puestas las cosas en este punto absurdo, que prohíban los uniformes. O ¿por qué no abrir la posibilidad a que los niños lleven falda? Mejor no dar ideas. Al oído CARMENA NO ELIGE Manuela Carmena sigue adelante con su proceso participatario a través de una selección de personal en la que ni siquiera los aprobados tienen plaza garantizada en las listas. Implicada en la operación Bicimad, que llegó a los tribunales tras las denuncias de ABC, Inés Sabanés tendrá que esperar a que la juez que investiga este escándalo decida sobre su imputación. No deciden los inscritos de Podemos, sino los tribunales. E agota el tiempo. Tic, tac, tic, tac ¿les suena? Golpe de realidad oportuna. Ya no se puede estirar más el chicle. El Gobierno sigue sin presupuestos propios, y sin apoyos dentro y sin comprensión de las autoridades fuera se antoja imposible su continuidad hasta finalizar la legislatura. Lo más honesto sería convocar elecciones cuanto antes. Y que los ciudadanos decidan quién debe gobernar. De hecho, apremia, ¡con tanto fuego que apagar! Porque aún estamos a la espera de que el que arde en torno a la ministra de Economía, Nadia Calviño tras la exclusiva de Javier Chicote en ABC se intente apagar con respuestas convincentes sobre la sociedad instrumental que creó junto a su marido, en junio de 2000, pero con la que, según la ministra, ya no tienen relación desde 2004. Ya, pero mientras tanto los números siguen existiendo año tras año en el balance de la sociedad opaca. Y hablan. Y dicen que la empresa pantalla reduce los tributos a una cifra imposible si declarara como persona física, lo que contraviene el listón ético que marcó su jefe de Gobierno. Mientras, la ministra negaba ayer toda irregularidad. Veremos cuando lea los números que publica hoy este periódico. Suma y sigue. Lo mismo Sánchez, ahora sí, se piensa seguir confiando en su ministra. Si uno se compromete con comportamientos que te vuelven más papista que el Papa, o cumple con ello a rajatabla o se le vuelve en contra, y la desconfianza se instala hasta allá donde te alcanza la vista. Sánchez, en 2015, cuando era secreatario general del PSOE: Si yo tengo en la ejecutiva federal de mi partido, en mi dirección, a un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de los impuestos que le toca pagar, esa persona al día siguiente estaría fuera de mi ejecutiva Blanco y en botella. La ministra, es aún ministra. Sánchez empieza a dar pena. Pero con la pena no solucionará sus problemas de futuro. Y mucho menos los de todos. ¿Se acuerdan de Calimero? Calímero era un personaje de dibujos animados, un pollito negro con un cascarón de huevo en la cabeza, que se quejaba amargamente de lo mal que le iban las cosas, nadie me quiere no es justo decía. ¿Se acuerdan? Sánchez podría caer de nuevo en la típica queja de a los políticos no nos quiere la prensa, no nos quieren los empresarios, no nos quieren los inversores El lamento como forma de vida. Pero no cuela. A Bruselas tampoco le ha convencido. No se cree los números de su equipo económico, su proyecto presupuestario para 2019, porque contiene un riesgo significativo de incumplir las reglas fiscales europeas que es lo mismo que anticipar que está creando nuevos desequilibrios y ahondando en los actuales... ¡Elecciones a la vista! ¿Volveremos a ver al Sánchez solitario cual Quijote recorriendo todos y cada uno de los rincones de la piel de toro, poniendo en escena el sainete del personaje Calimero, explicando lastimero sus actuales andanzas? No se dejen engañar otra vez.