Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 14.11.2018 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.575 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Teléfono de atención 901 334 554. Centralita ABC 91 339 90 00. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO El Príncipe Carlos abre su casa por su 70 cumpleaños Los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, además de otros representantes de la realeza, estarán presentes en las celebraciones IVÁN ALONSO CORRESPONSAL EN LONDRES IGNACIO RUIZ- QUINTANO EL PARAÍSO ¿Fue el vasco la única lengua hablada en el Paraíso? Sobre este punto no podría existir duda, y es imposible oponer a esa creencia objeción seria oy el heredero al Trono británico cumple 70 años. Carlos Felipe Arturo Jorge MountbattenWindsor llega a esta edad con el convencimiento de que será Rey y la aceptación de que los británicos no le tienen en gran estima. Por ello, ha asumido que debe mostrarse mucho más cercano. A estas alturas, a nadie le sorprende que la BBC emitiera una entrevista y un documental en el que se desvelan unos pensamientos que antaño jamás había expresado; tampoco, que haya dado el visto bueno para que se abra al público su residencia de Clarence House, eso sí, de manera virtual y a través de una herramienta que ha creado Google y que ha despertado la curiosidad de miles de internautas. Gracias a esta apertura de puertas, cualquiera puede explorar el fantástico vestíbulo de entrada a la residencia, construida entre 1825 y 1827 para el duque de Clarence y que posee una importante colección de arte. En las paredes de la misma entrada, por ejemplo, cuelgan varios tapices y retratos de los antepasados del Príncipe de Gales. También, a golpe de ratón se puede echar un vistazo al peculiar Corredor de Caballos, subir por la impresionante escalera de madera que da acceso a la estancia conocida como Morning Room una de las salas de recepción de la propiedad contemplar el espectacular comedor o fisgonear entre los volúmenes de la bien surtida biblioteca, donde, por otro lado, hay una mesita para servir el té de las cinco. Pero Clarence House no es la única de sus residencias que el Príncipe de H C Clarence House A través de una herramienta de Google, se pueden recorrer las estancias de la casa del Principe de Gales. Arriba, el jardín y la biblioteca Gales está dando a conocer. También ha permitido el paso a las habitaciones reales de Dumfries House, una de sus mansiones escocesas, o a los terrenos de su casa de campo Highgrove House, situada en el condado de Gloucestershire y con un particular significado para el primogénito de Isabel II. Además, Google muestra fotografías de su colección personal y que recogen parte de su intimidad desde su llegada al mundo, en 1948, hasta el nacimiento de su nieto más joven, el Príncipe Luis de Cambridge, el pasado 23 de abril. Una de las series más interesantes es la que muestra al heredero al Trono británico con un jovencísimo Príncipe Enrique pescando con mosca en Balmoral (Escocia) en 1993. Y como el cumpleaños marca una cifra redonda, poco antes de las 21.14 hora en la que llegó al mundo, 70 años atrás la Reina Isabel II oficiará como anfitriona de una fiesta de carácter privado en Buckingham Palace, aunque con evidente interés público, pues, además de la Familia Real británica, se espera la asistencia de los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía. También, la de los Reyes Felipe y Matilde de los Belgas, los Príncipes Federico y Mary de Dinamarca, la Princesa Beatriz de Holanda o los Reyes Harald y Sonia de Noruega, con los Príncipes Haakon y Mette- Marit. Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Yoga, m. Disciplina oriental que estira al occidental o, si no, lo anuda. uando Suárez, el del aeropuerto, se dispuso a repartir el café para todos del 78, sus arbitristas pensaron que el peligro sería que Castilla se convirtiera en otra Gran Prusia, y para evitarlo le quitaron Santander y La Rioja, donde ahora un chirlón que no sabe hablar español (dice desdecido y preveyéndola Pedro Sánchez, quiere imponer de román paladino (más que nada por Begoña, que es de Bilbao) el vascuence obligatorio. El éuscaro, fósil de las edades cuaternarias, no puede ensancharse para acoger los matices y los conceptos de los modernos escribe Unamuno desde su exilio francés a su amigo Eduardo Ortega y Gasset Ni aun cuajado de castellanismo, según hoy lo hablan. Para quienes han de vivir es más sencillo el decidirse a hablar en castellano. ¡Ja! ¡Convencerás, pero no vencerás, Hombre de España (como llama Ledesma a Unamuno) El 78 no ha derramado ni una moneda sobre los labriegos castellanos ¡los pelantrines de Azorín! que siguen circulando hoy por los caminos que les asfaltó Primo de Rivera, pero, gracias al humanismo sanchista, los vinateros riojanos que ya compiten en arquitectura (Quemada, Marino Pascual, Hadid, Arizcuren) alcanzarán el colmo de la extravagancia atendiendo a los viajeros en la lengua del Paraíso, que es la vascongada, primera que se habló en el mundo y la misma que trajo Túbal a España, en el año 1800 de la Creación Conclusión del Cabildo Metropolitano de Pamplona: ¿Fue el vasco la única lengua hablada en el Paraíso? Sobre este punto declaran los opinantes que no podría existir duda en su espíritu, y que es imposible oponer a esa creencia ninguna objeción seria ni razonable. Es fama que luego, hacia el siglo décimo, un fraile populista de San Millán, anotando un sermón de San Agustín, inventó la lengua española que conocemos. Los burócratas de Bruselas no estuvieron al quite y aquella lengua se convirtió en la primera del mundo. Hasta que el socialismo nos trajo el Instituto Cervantes... y Sánchez.