Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 MADRID MIÉRCOLES, 14 DE NOVIEMBRE DE 2018 abc. es espana madrid ABC El círculo de Carmena no acepta el chantaje de Podemos y será expulsado El partido de Pablo Iglesias, a pesar de la crisis, insiste en meter a sus candidatos en la lista de la alcaldesa TATIANA G. RIVAS IGNACIO S. CALLEJA MADRID R ita Maestre y los otros cinco concejales de confianza de Manuela Carmena serán expulsados de Podemos antes de que finalice el año. El partido que dirige Pablo Iglesias tomó represalias el lunes por la noche ante el desplante de los ediles del Ayuntamiento de la capital e informó de que los dejaba fuera de las siglas cautelarmente. La única condición para librarse de este desahucio político era que no concurrieran en la plataforma que prepara la regidora, anularlos de cara a las elecciones y dejar el hueco a los candidatos que salgan de las primarias de la formación morada. Los seis no aceptan el chantaje Quieren continuar con su proyecto de gobierno y estar entre los puestos más altos, como desea también la propia alcaldesa. Los frágiles cimientos de Podemos se tambalean con la crisis que le han abierto sus barones, sus reinas en el tablero de poder. Teresa Rodríguez fue la primera que retó a la cúpula el pasado verano al no acatar las directrices de las elecciones internas en Andalucía. Alzó la voz contra el centralismo impuesto por Iglesias y les dejó en evidencia. Pese a la tensión, los dirigentes sacaron la bandera blanca porque es la única opción que tienen para tener influencia en la Junta de Andalucía. Ahora, el epicentro del terremoto sacude con fuerza a Madrid. Rita Maestre, José Manuel Calvo, Jorge García Castaño, Paco Pérez, Esther Gómez y Marta Gómez Lahoz abandonaron el proceso democrático interno el pasado domingo, minutos antes de que se cerrara el plazo para presentarse. La gota que colmó el vaso fue que su formación dio a conocer el orden de las listas que votarían los militantes y dos de ellos García Castaño y Esther Gómez no tenían asegurado un puesto entre los diez primeros, algo que se había pactado de antemano. Lo que subyace bajo la propuesta rechazada es la imposición de que Julio Rodríguez, el protegido de Pablo Iglesias, estuviese en el equipo de la alcaldesa de cara a los comicios de 2019 como número dos o tres. No obstante, fuentes del entorno de Rodríguez y de Ramón Espinar, el hombre fuerte de Iglesias en Madrid, niegan que fuera así. Ellos han decidido irse sin Manuela Carmena y Pablo Iglesias posan sonrientes en una imagen de archivo EFE Podemos filtró la supensión de los concejales antes de la votación La decisión de suspender de militancia a los concejales de Ahora Madrid se votó en el canal de mensajería de Telegram, pero se hizo después de que alguno de los presentes en el grupo lo filtrara a la prensa. Ramón, te ruego que sometas a votación de ese Consejo de Coordinación lo siguiente irrumpe el exJemad a las 22.17 horas: Si deciden concurrir a las elecciones quebrantando el Código Ético y los Estatutos, la suspensión será definitiva; si, finalmente, la intención pública manifestada de concurrir en las listas electorales sin haber sido elegidos en el proceso de primarias de Podemos no se concreta, la suspensión se anulará de inmediato Acto seguido, sus afines secundan la suspensión, hasta que Mónica García, del sector errejonista, pincha la tranquilidad a las 22.53: Pero si ya está en la prensa posibilidad de hablar. Todos ellos estaban entre los diez primeros, pero no han querido someterse a la decisión de los ciudadanos por si se les rebajaba en la lista apuntan. Pero, lejos de quedarse en una mera discusión por el reparto de sillas, el conflicto ha ido más allá y el equilibrio de cupos ya no existe. El círculo de confianza de Carmena estará fuera de Podemos salvo un giro inesperado. La Ejecutiva regional dio el primer paso para la expulsión y solo se librarán de la quema si renuncian a concurrir con la regidora. Así lo planteó Rodríguez en la votación interna, con el apoyo de sus afines, donde recordó que quebrantar el código ético y los estatutos es motivo de expulsión. Al otro lado de la trinchera, en el frente de la alcaldesa, consideran que todo es parte