Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 DEPORTES Jornadas largas Entra a las 7.30- 8 de la mañana y no se sabe cuándo va a terminar nunca su jornada de trabajo. Apura las jornadas hasta última hora analizando vídeos y apuntes. JUEVES, 11 DE OCTUBRE DE 2018 abc. es deportes ABC SUS RUTINAS EN LA SELECCIÓN Calendario Pasa cuatro o cinco días a la semana en Madrid (vive en la residencia) y, con su equipo, estudia el calendario y se reparten partidos para acudir y seguir a jugadores. Entrenamientos Salvo uno, hasta ahora siempre el primero, son todos a puerta cerrada y a las 10 de la mañana. Luis Enrique los sigue desde el andamio instalado en el campo de Las Rozas. Vídeos En la selección española hay mucho trabajo de vídeo y Luis Enrique mantiene largas sesiones con sus jugadores. Suelen trabajar en ese sentido por las tardes. España se calma con Luis Enrique La selección, después del chasco del Mundial, ha recuperado la paz con el asturiano, cuya predisposición y cercanía en el trato ha sorprendido en la propia Federación. Vive en la residencia y devora vídeos junto a su equipo ENRIQUE YUNTA ace poco más de un mes, a principios de septiembre, un montón de cámaras acudían en masa al primer entrenamiento de Luis Enrique al frente de la selección. Tenía morbo el tema, eso es innegable, y la opinión pública se debatía entre la pertinencia o no de colocar a un técnico tan vehemente, si bien es cierto que todo el mundo coincidía en la necesidad imperiosa de que se aplicara mano dura y de que se limpiara de arriba abajo una casa con demasiados vicios adquiridos. España, al fin y al cabo, llevaba tres tortazos terribles después de empacharse de gloria y, aún irritada la junta de Luis Rubiales por el caso Lopetegui, se entregó el volante de la nave al mencionado Luis Enrique. En estos casi 40 días con el asturiano se puede asegurar, sin miedo alguno a equivocarse, que ha regresado la paz a los campos de Las Rozas, asu- H miendo que esta etapa no ha hecho más que comenzar y que todo es más fácil con los resultados a favor. Con ese espíritu alegre, de equipo renovado y sin conflictos aparentes, la selección viajó ayer a Cardiff y hoy juega un amistoso ante Gales que debe servir para probar y darle continuidad a las buenas maneras exhibidas ante Inglaterra (1- 2 en Wembley) y Croacia (6- 0) en Elche. Será la tercera noche de Luis Enrique, al que se le atribuye, en buena parte, la gestión de la resaca del traumático Mundial de Rusia. Se escribieron cientos de artículos y se llenaron horas de tertulias analizando el carácter del asturiano, e incluso algún veterano de la Federación recelaba ante lo desconocido. Ahora, nadie desliza una mala palabra del entrenador e incluso más de uno se ha llevado una sorpresa al tratarlo de cerca, pues aseguran que no tiene nada que ver con la imagen distante, ácida e incluso a veces faltona que ha ofrecido cuando está frente a los micrófonos. En ese sentido, también hay que resaltar que de momento no se ha producido ningún incidente con los medios desde que es seleccionador, desbordante y simpático en su presentación y algo más seco en las últimas comparecencias. Pero lo dicho, sin incendios ni malas respuestas. se obtiene alguna frase o detalle sobre el personaje, se pide siempre preservar el anonimato. Cuentan desde la Federación, y lo hacen con un entusiasmo evidente, que el asturiano consume horas y horas en su despacho de Las Rozas. Es una zona de trabajo diáfana, compartiendo toHermetismo total dos la misma sala porque Lo que más llama la atena Luis Enrique le encanFieles ción cuando se intenta sata interactuar y escucha Sigue con sus car algo de sus métodos sin reparos y con atención y de su personalidad es el íntimos, ha creado a sus compañeros, aparun despacho hermetismo al que uno se cando el estatus de jefe enfrenta. Luis Enrique no diáfano y colabora para mantener contacto concede entrevistas indicon la realidad. Llega socon todos los viduales y solo habla bre las 7.30- 8 de la manadepartamentos cuando toca rueda de ña y a última hora todaprensa o bien en los palvía sigue con análisis, vícos para la televisión de turno en los deos y papeles. No se sabe cuándo se descansos de algún partido al que acu- va, le echa más horas que nadie y eso de en calidad de seleccionador. Y tam- sirve para que todo el mundo se aplipoco se puede acceder a su cuerpo téc- que relatan desde la FEF. Pero, en nico, siendo inúltil la petición porque realidad, Luis Enrique hace lo que hatampoco abren la boca por deseo del cen todos los entrenadores, no tiene propio entrenador. De hecho, cuando nada de especial por mucho interés que