Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 6 DE OCTUBRE DE 2018 abc. es estilo GENTESTILO TV 83 La artesanía de Bottega Veneta La casa veneciana celebró en Madrid una cuidada exposición del trabajo de sus talleres MARÍA LUISA FUNES MADRID Bottega Veneta presentó el jueves su exposición Masters of Craft en Madrid. Dedicada al repaso de las distintas artesanías envueltas en la elaboración de sus colecciones, la muestra reunió a un selecto grupo de invitados entorno a sus colecciones de bolsos y a una cuidada exposición de perfumería. Tamara Falcó, Fernando Martínez de Irujo, Miranda Makaroff, Pepe Barroso Silva, Pelayo Díaz, Rossy de Palma, Mónica Cruz, Dolores Chaplin, Isabelle Junot y Boris Izaguirre pudieron disfrutar en vivo del trabajo de una artesana de la piel que elaboraba el famoso intrecciato de la casa el cuero trenzado que la llevó al podium de la moda de la elaboración artesana de gafas y de la destreza de un joyero montando piezas de bisutería fina. Los artesanos, procedentes del Atelier de Montebello, junto a Venecia, han seguido la estela de Renzo Zengiaro y Michele Taddei en los años 60, el dúo que ideó una marca inspirada en una boutique (bottega en italiano) de estilo local (la región de Venecia se llama El Veneto) que con el tiempo se convirtió en un clásico de la moda. Cuando Renzo Zengiaro ABC Labor minuciosa El famoso cuero trenzado de la casa conocido como intrecciato. A la izda. Tamara Falcó y Pepe Barroso y Michele Taddei se retiraron en los años 90, la marca pasó por un sinfín de fluctuaciones en manos de Giles Deacon o Stuart Vevers, entre otros creadores, hasta su compra en el año 2001 por parte del Grupo Gucci, más tarde integrado en PPR y ahora parte de Kering. Domenico De Sole, verdadero alma del Grupo Gucci y factotum de la compra de numerosas marcas de prestigio, vio en Bottega Veneta el potencial de una vieja gloria dormida tras años de desaciertos. Fue Doménico De Sole el que puso a cargo de la dirección creativa de Bottega Veneta al impecable Tomas Maier, el alemán que otorgó a la casa su nuevo brio y su estilo pulcro y moderno. Después de 17 años renovando la casa, vienen de nombrar al sustituto de Maier, Daniel Lee, un joven británico que hasta julio trabajaba en las colecciones de prêt- à- porter femenino de Céline bajo la supervisión de Phoebe Philo. Un mercado competitivo con nuevos contendientes, un sector en constante evolución y un producto muy específico y marcado, han hecho que las ventas de Bottega descendiesen en los últimos dos años. Un nuevo creador y un renovado planteamiento revelarán la estrategia a seguir de esta marca veneciana de los años 60 que promete seguir dando que hablar. SOBREMESA POR CARLOS MARIBONA Furor por las brasas El mérito hay que atribuírselo a un parrillero vasco, Víctor Arguinzóniz, del restaurante Etxebarri C ocinar en brasas, la técnica más primitiva, se está convirtiendo en una tendencia a nivel mundial. Importantes cocineros en diferentes partes del mundo están desarrollando una propuesta gastronómica de alto nivel utilizando el fuego como técnica y la carne o el pescado como ingredientes. El mérito hay que atribuírselo a un parrillero vasco, Víctor Arguinzóniz, quien ha logrado situar a su restaurante Etxebarri, situado en Axpe, una pequeña aldea de Vizcaya, en un referente mundial de la alta cocina de las brasas. Hasta el punto de que en la lista de los 50 mejores del mundo elaborada por la revista británica Restaurant aparece en décima posición. ¿Podría alguien haber imaginado hace muy pocos años que un asador, una cocina centrada exclusivamente en el fuego, se situaría entre los restaurantes más importantes de todo el planeta? ¿Es posible que un sitio como este, en el que las brasas y la materia prima son los elementos fundamentales, pueda alcanzar en algún momento, como prevén algunos expertos, el número uno de esa cotizada lista? Lo cierto es que ahora Etxebarri es un lugar de pere- grinación para los gourmets de todos los continentes y ha creado una escuela de discípulos y aprendices que extienden la técnica del fuego a lugares como Australia, Japón, Singapur o Escandinavia. También en España las brasas se han convertido en tendencia. En distintas ciudades, principalmente en Madrid, se han abierto en los últimos meses un número considerable de restaurantes que tienen la parrilla como eje de su oferta. En la mayor parte de los casos aprovechando los moder- nos hornos Josper, que trabajan con carbón y proporcionan resultados similares a los de las parrillas, aunque nunca llegan a igualarlas. Pero también hay quien ha montado en su cocina grandes parrillas que imitan a las más sofisticadas del País Vasco. Carnes, mariscos, pescados y verduras adquieren sobre el fuego un sabor muy especial. La cocina de las brasas se extiende imparable, pero cuidado porque, como siempre ocurre con las modas, no es oro todo lo que reluce.