Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 6 DE OCTUBRE DE 2018 abc. es estilo GENTESTILO TV 75 Huéscar Álbum de familia EL AMOR EN LA CASA DE ALBA ÁNGEL ANTONIO HERRERA S i miramos más arriba de Fernando Fitz- James Stuart, nos sale su padre, Carlos, duque de Alba, y todavía más arriba consta la madre de éste, Cayetana, o el padre, Pedro Luis Martínez de Irujo y Artazcoz, los abuelos difuntos del joven contrayente ilustre de estos días. Estamos, con la boda de Fernando y Sofía Palazuelo, ante unas nupcias de linajes sonorísimos y esta boda nos trae rápido otras bodas familiares, en la memoria, y en los álbumes históricos de los Alba. Cayetana se casó con Pedro Luis Martínez de Irujo y Artazcoz el 12 de octubre del año 1947. Fue aquella la primera boda de la duquesa. Las hemerotecas aúpan que resultó la boda más cara del mundo. Veinte millones Jardines del Palacio de Liria, en Madrid ABC parte de la novia, solo aparece su ma- de la Casa de Alba: no llevará ningudre, Sofía Barroso. Fernando Pala- na de las diademas que perteneciezuelo el padre de Sofía no ejercerá ron a Doña Cayetana. Según informó como padrino porque no está invita- la periodista Beatriz Cortázar esta do, por eso ni aparece en el tarjetón semana, Sofía habría optado por lleha comentado a este periódico un in- var un tocado de una diseñadora sevitado a la boda. Fernando, uno de los villana como complemento del vestihermanos de Sofía, podría ser el en- do de novia que le ha diseñado su cargado de acompañarla al altar. tía, Teresa Palazuelo. La asistencia del promotor inmobiliario a la boda de su hija ha sido una Menú sencillo incógnita durante los últimos días. Tras La empresa A- típica se ha encargado la quiebra de su empresa en Palma de de la organización del evento. Las floMallorca y varias acusaciones por es- res las pondrá Floreale y el catering tafa, Fernando Palazuelo abandonó en será de Ciboulette. Tal y como ade 2008 sus negocios inmolantó ABC el pasado biliarios en España para mes de junio, el menú Nuevo hogar mudarse a Perú, donde será sencillo y constaEl regalo del tenía otra familia, dejanrá de tres platos, que duque de Alba a se coronarán con una do aquí a Sofía Barroso y a sus cuatro hijos: Fer- su hijo ha sido un tarta árabe. piso ubicado a nando, Beltrán, Jaime y Durante los últiSofía. En ese momento escasos metros del mos días se ha publiBarroso y sus hijos se cado que el duque Palacio de Liria mudaron a Madrid. Desde Alba le habría rede entonces, la relación galado a su hijo la de Sofía con su padre es prácticamen- tela de Renoir Busto de mujer te inexistente dice a este periódico la con sombrero de cerezas Datamisma fuente. Sofía tiene mucho ca- do en 1880, éste era uno de los rácter y las ideas muy claras, es difícil cuadros favoritos de Doña Cahacerle cambiar de opinión cuando yetana. Una obra de arte que los toma una decisión apunta otra invi- hermanos Martínez de Irujo ventada, sobre el hecho de que su padre dieron tras la muerte de la duquesa en no aparezca en el tarjetón. 2014. El regalo de Carlos Alba a los noLo mismo ha ocurrido con las tia- vios ha sido un piso situado a escasos ras de los Alba. Sofía quería una boda metros del Palacio de Liria. Allí codiscreta, sin alharacas ni boatos, por menzarán los duques de Huéscar su eso hoy romperá con una tradición nueva vida como marido y mujer. de pesetas del momento es la cifra que se concreta como tesorería de la celebración, en Sevilla, que incluyó banquete en el Palacio de Dueñas, para casi tres mil invitados. Luis Martínez de Irujo falleció en el 1972, y aquello dejó en Cayetana un largo luto interior. Creí que nunca me volvería a casar soltó alguna vez la duquesa, que sin embargo fue siempre una mujer de tomarse la juerga muy en serio. Luis era ingeniero industrial, abogado de vocación política y mecenas de jaleo diverso. Ejerció de director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Los fastos de tesorería de aquella boda contrastan con las dos bodas siguientes de la duquesa. Primero, casó con Jesús Aguirre, y luego con Alfonso Diez, donde se gastó la sencillez de linaje y el convite íntimo. Cayetana de Alba y Jesús Aguirre se casaron en el palacio de Liria, fueron matrimonio durante dos décadas recumplidas, y el título de duque de Alba lo llevó Aguirre con naturalidad de señor listísimo, que es lo que fue, desde la infancia. Aguirre fue el duque de la movida, cultivaba la ironía maliciosa en seis idiomas, paseaba por Liria como si ahí hubiera tenido colgado el albornoz, desde siempre, y editó y tradujo, en Taurus, todo el pensamiento moderno europeo, que aquí era lejanía o nada. Herencia Alfonso Diez y la duquesa se casaron por bulerías, y hubo que arreglar papeles de herencia, porque los hijos ilustres del palacio de Liria como que no se acababan de fiar. Pero enseguida sí se fiaron. Y hasta hoy. En cuanto a Carlos, toca decir que estuvo casado con la aristócrata sevillana Matilde Solís, una mujer de triste hemeroteca en las crónicas de famosos con depresión. Estuvo casado, hasta que se separó. Con ella tiene dos hijos prósperos, Fernando, el marido inminente de la delicada Sofía Palazuelo, y Carlos, duque de Osorno. Fue padrino de boda de su madre por dos veces, una en el 78, cuando Cayetana casó Aguirre, y la otra en el 2011, cuando lo hizo con el funcionario Alfonso Díez. De él contaba a menudo su madre que jugó, de niño, entre obras de arte. Son las que hoy administra, bajo el gesto quieto de quien sabe que en el pasado está el futuro. Eso, más el hijo heredero que se casa en Liria. Boda de Cayetana de Alba y Luis Martínez de Irujo el 12 de octubre de 1947. Abajo el enlace de la Duquesa y Alfonso Diez en 2011