Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 DEPORTES MIÉRCOLES, 3 DE OCTUBRE DE 2018 abc. es deportes ABC Liga de Campeones Otro asedio fallido en Moscú El Real Madrid regaló el único tanto en el minuto 2 y tuvo un largo dominio infructuoso. Debutó Reguilón y hubo tres palos, pero el equipo sigue sin gol HUGHES 1 CSKA MOSCÚ Akinfeev (96) Fernandes Becao Chernov Nababkin Akhmetov Bijol Vlasic Dzagoev (65) Obljakov Chalov Efremov (65) Sigurdsson Kyrnats (96) GOL 1- 0, m. 2: Vlasic. 0 REAL MADRID K. Navas Carvajal (43) Varane Nacho Reguilón Casemiro (58) Kroos Ceballos L. Vázquez (58) Asensio Benzema Odriozola (43) Modric (58) Mariano (58) l Madrid da conversación, pero no marca. Tres partidos sin hacerlo. Es como retroceder a otra década. Vuelven sensaciones de insuficiencia, de modestia. Sin embargo, no fue como el adiós mundialista de España en el mismo estadio. Allí acababa algo, aquí se ve futuro. Sobre todo futuro. Tanto futuro que no deja ver el presente. Kroos le regaló el gol a Vlasic en el segundo 64. Era una dificultad añadida a un Madrid nuevo. Sin Marcelo, Ramos, Bale o Isco se vio en Moscú lo que es esta temporada. Un Madrid de entreguerras. Un club que ha tenido a Owen de suplente depende ahora de Lucas o Reguilón. El verano sirve para que se vea lo que no se ha hecho en invierno. Fondones en la playa, provocamos pena e incluso consternación. En el fútbol es al contrario. Vamos a ir viendo en invierno qué genialidad veraniega fue aligerar el equipo. El Madrid tiene una plantilla que a ratos parece buena y casi siempre algo cogido con alfileres. Reguilón tiene desparpajo y subió mucho, pero con la pelota estuvo entre mal y calamitoso. Dio buena imagen pero es un canterano debutando en Rusia y en el puesto de Marcelo. Ningún pedagogo firmaría esto. Esto tiene algo bueno. Ceballos y Asensio se ven empujados a una maduración forzosa. Asensio mejora, quiere ejercer de estrella, pero le cuesta. El Madrid depende creativamente de él. Además es un jugador en tránsito del 10 al 7. No chuta con la diestra y con la zurda es un pelín lento en lo más candente del área. Recuerda a Bodiroga: un genio lastrado por medio segundo. Así que el Madrid se recuperó con esfuerzo. Pasó veinte minutos de sufrimiento porque los del CSKA presionaban como zombis, unánimamente, y salían directos al ataque. El Madrid estaba a medio cuajar. La presión le quedaba en proyecto y el balón duraba poco. El equipo aun estaba quebradizo, largo. EL fútbol se prometía por el imaginado eje de Kroos, Ceballos y Benzema. Ahí se fue Asensio, comenzó a danzar con ellos y alrededor del minuto 18 el Madrid rompió a combinar. El toque ordenó al Madrid, lo juntó y fue E despertando a más jugadores. Casemiro tuvo tuvo unos minutos de primera clase y chutó al palo; Lucas hizo los primeros desbordes del año. El Madrid fue llegando. Era todo un gran esfuerzo colectivo orientado a una proeza individual: que Benzema rematara. Lo intentó varias veces y no solo lo consiguió en el 36 sino que de modo extraordinario repitió en el 40 con un remate al palo. El toque tenía el efecto de encerrar definitivamente EL ÁRBITRO Ovidiu Hategan (Rumanía) Amonestó a Bijol y a Oblyakov. Akinfeev vio doble amarilla y fue expulsado en el tiempo de prolongación. al CSKA y el subefecto de excitar la presión arriba del Madrid. Nacho estuvo extraordinario al corte. A mejor toque, mejor presión. En el futbolista se excita el ansia viva de pelota. Cómo sería que se lesionó Carvajal y estuvo esperando cinco minutos al cambio porque el Madrid no la soltaba. Lopetegui metió a Odriozola. Es un Madrid joven. Tiene este equipo algo de los Pavones, pero mejor hechos, más premeditados. Los Pavones fueron lanzados a un vacío generacional y este Madrid tiene más recursos, aunque no la media docena de galácticos. Es un poco Ajax de Chamartín. Es el Madrid de Taburete. Del descanso volvió todo igual, con Asensio responsabilizando y probando de lejos a Akinfeev. Aun con dificultades, el Madrid tuvo ratos de un jue- Nikola Vlasic anota el gol del CSKA pese a la presión de Varane