Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 SOCIEDAD MIÉRCOLES, 3 DE OCTUBRE DE 2018 abc. es conocer ABC Los tres galardonados Donna Strickland, tercera mujer Nobel de Física La canadiense Donna Strickland se convirtió ayer en la tercera mujer que recibe el Nobel de Física y la 50 si se tiene en cuenta al resto de categorías. Esta anomalía no se repetía desde 1963, cuando Maria Goeppert- Mayer recibió el galardón por proponer el modelo de capas nuclear. Y, antes que ellas, Marie Curie. Strickland es profesora de Física y Astronomía de la Universidad de Waterloo y continúa sus estudios en el campo de la aplicación del láser. No soy de esas mujeres que piensa que le están dando este premio como a una mujer afirmaba ayer. ARTHUR ASHKIN (EE. UU. GÉRARD MOUROU (FRANCIA) DONNA STRICKLAND Inventó las pinzas ópticas o dedos de rayos láser Desarrolló un método para crear pulsos de láser ultracortos Su trabajo se ha aplicado a la cirugía ocular correctiva El Nobel de Física premia el desarrollo de herramientas de luz Ashkin, Mourou y Strickland inventaron las pinzas ópticas y el láser de la cirugía de miopía JUDITH DE JORGE MADRID El Nobel de Física de 2018 parece de ciencia ficción, pero sus aplicaciones son tan amplias que han llegado incluso a las ya tan habituales operaciones de miopía. Los estadounidenses Arthur Ashkin y Gérard Mourou y la canadiense Donna Strickland han sido galardonados por la academia sueca por sus contribuciones en el desarrollo de unas herramientas de precisión avanzadas hechas de algo tan maravillosamente intangible como es la luz. Ashkin (Nueva York, 1922) inventó las pinzas ópticas que agarran partículas, átomos, virus y otras células vivas con sus dedos de rayos láser, mientras que Mourou (Albertville, Francia, 1944) y Strickland (Guelph, Canadá, 1959) desarrollaron un método para generar los pulsos de láser más cortos e intensos creados por la humanidad, esos que han permitido a tanta gente volver a ver con nitidez tras operarse de los ojos. Según el Instituto Karolinska de Estocolmo, estas invenciones han revolucionado la física de láser, permitiendo, entre otras cuestiones, contemplar objetos extremadamente pequeños en una nueva luz, abriendo áreas de investigación inexploradas y permitiendo multitud de aplicaciones industriales y médicas. El sueño de Arthur Ashkin era mover objetos con luz. Inmediatamente nario en el que explicaban su método para crear pulsos de láser ultracortos de alta intensidad con un enfoque ingenioso, sin destruir el material amplificador. Primero estiraron los pulsos de láser a tiempo para reducir su potencia máxima, luego los después de la invención del primer amplificaron y finalmente los comláser en 1960, Ashkin comenzó a ex- primieron. Si un pulso está compriperimentar con el nuevo instrumen- mido a tiempo y se hace más corto, to y consiguió empujar unas peque- entonces se empaqueta más luz en el ñas partículas y mantenerlas donde mismo pequeño espacio, por lo que deseaba con luz láser. la intensidad del pulso Pero en 1987 fue todavía aumenta drásticamenInvenciones más allá y utilizó estas te. Permiten increíbles pinzas óptiLa intensidad de un contemplar cas para capturar bacteláser también hace que objetos rias vivas, por supuesto su luz sea una herraextremadamente mienta para cambiar las sin dañarlas. Inmediatamente comenzó a estupequeños en una propiedades de la matediar sistemas biológicos ria: los aislantes eléctrinueva luz y este instrumento es cos se pueden convertir ahora ampliamente utien conductores, y los ralizado para investigar la maquinaria yos láser ultrafinos hacen posible tade la vida. ladrar agujeros en diversos materiales de forma precisa, incluso en maArtículo revolucionario teria viva. Estos usos incluyen los El trabajo de Gérard Mourou y Don- millones de cirugías oculares correcna Strickland se remonta a 1985, cuan- tivas que se realizan cada año usando publicaron un artículo revolucio- do los rayos láser más nítidos. Tienen la clave para producir hidrógeno El río Tinto alberga organismos que no necesitan luz para vivir ROSA FONT HUELVA Aguas color sangre del Tinto EFE El río Tinto de Huelva, objeto de estudio de científicos de todo el mundo desde hace más de dos décadas por su paralelismo con Marte en las formas de vida que se encuentran en sus aguas, vuelve a ser escenario de nuevos descubrimientos. Investigadores del Centro de Astrobiología (CAB) han detectado por primera vez la presencia de unos microorganismos fotosintéticos muy versátiles, denominados cianobacte- rias, en muestras de roca del nacimiento del río, a una profundidad de más de 600 metros. Estos microorganismos habitan en la mayoría de los ambientes, desde sistemas marinos hasta desiertos extremadamente áridos, pero hasta el momento, explicó el Centro de Astrobiología, su rastro parecía estar restringido a ambientes con presencia de luz solar. En cambio han sido localizados en el subsuelo profundo del Tinto. La importancia del hallazgo radica en que el análisis de la gran cantidad de genes de cianobacterias encontrados, ha permitido aclarar su potencial para utilizar hidrógeno como fuente de energía. Según han explicado desde el Centro de Astrobiología, estas cianobacterias parecen aprovechar una válvula de seguridad natural, que en la superficie sirve para protegerlas del exceso de luz. Precisamente este sistema desvía la energía sobrante hacia el exterior de la célula, transfiriendo electrones a sustancias como metales oxidados o materia orgánica. El mismo sistema se activaría en las condiciones de oscuridad y anoxia presentes en el subsuelo profundo, permitiéndoles obtener energía independientemente de la luz