Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL MIÉRCOLES, 3 DE OCTUBRE DE 2018 abc. es internacional ABC Los inmigrantes de la UE no tendrán prioridad A la espera de su esperado discurso de hoy, Theresa May adelantó ayer algún detalle de la política migratoria del Gobierno tras el Brexit. La primera ministra británica, aparte de catalogar el discurso de Boris Johnson de buen show desveló que el Reino Unido reducirá el ingreso de trabajadores poco cualificados cuando abandone el club comunitario. En una entrevista con la BBC, May anunció que el nuevo sistema de visados estará supeditado a la preparación laboral de los que lo soliciten, en vez de al país de procedencia. Con esto, según la premier, se reduce la inmigración de personas poco preparadas y nos ceñimos a los niveles de migración neta que habíamos prometido Será a lo largo de las próximas semanas cuando el Ejecutivo detalle este renovado plan en el que los inmigrantes de la UE no tendrán prioridad. Boris Johnson entre bastidores antes de pronunciar su discurso en el congreso de Birmingham AFP Johnson pide a los tories romper con el plan de May para el Brexit Los euroescépticos no hacen concesiones a la premier en el congreso de Birmingham IVÁN ALONSO CORRESPONSAL EN LONDRES Todos esperaban un baño de multitudes para el que ayer era el protagonista del día en el congreso del partido tory en Birmingham, y no falló. Colas de hasta tres horas que rodeaban un auditorio para 1.500 personas para ver cómo Boris Johnson dejaba su impronta en un acto paralelo al encuentro anual conservador que se está celebrando esta semana en la ciudad inglesa. Todo indica que el exministro de Exteriores, abanderado del Brexit y principal dolor de cabeza de Theresa May hasta su dimisión, está postulándose poco a poco para suceder a la que era su jefa hasta hace poco y ocupar su puesto como líder tory Sin embargo, aunque Johnson dio su habitual espectáculo aún no termina del todo de mostrar sus cartas. Ha demostrado con esta convocatoria (en un acto paralelo al programa oficial) la fuerza que tiene entre una parte de los conservadores y lo que le falta es presentarse como algo más que el líder del bando más euroescéptico para así, finalmente, aspirar a la jefatura del partido. Por eso, el exalcalde de Londres es- tuvo menos agresivo de lo que se esperaba y comenzó su discurso con uno de sus típicos chascarrillos arremetiendo contra su amigo y ministro de Economía, Phipill Hammond que el pasado domingo le había augurado que nunca sería jefe del Gobierno. Felicito a Philip Hammond por predecir que no seré primer ministro. Por primera vez una de sus predicciones tiene un aire de verdad señaló un Johnson ante las carcajadas de un público entregado. Pero el Brexit era el punto clave de su discurso, al que asistían varios diputados conservadores entre ellos el exministro para el Brexit David Davis, y tras reclamar para el Reino Unido una libertad que en los últimos tiempos su partido ha perdido frente al Gobierno extranjero de Bruselas, el ex jefe de la diplomacia británica se lanzó a criticar el plan de Theresa May. Una propuesta, la de Chequers, que ya había denostado en varias ocasiones y que esta vez fue más allá asegurando que ha llegado el momento de acabar con ella porque es políticamen- te humillante y un escándalo constitucional Johnson enterró el plan, pero se cuidó muy mucho de desafiar a la primera ministra pidiendo, incluso, que se apoyara de la mejor manera posible a Theresa May para darle la vuelta a esta situación. Cortar puentes La actual propuesta deja, según el exministro, la puerta abierta a aquellos que quieren volver a la UE en algún momento Algo que rechaza porque los británicos votaron por abandonarla denostando así de paso la posibilidad de la celebración de un segundo referéndum para el Brexit cuya idea considera infame Johnson, que eclipsó por completo a los demás ponentes, tuvo para todos. No se libraron Jean- Claude Juncker (haciendo alusión a su, según los medios sensacionalistas británicos, problema con el alcohol) ni el líder laborista, Jeremy Corbyn. También dejó recados a alguno que pertenece al bando euroescéptico que él mismo abandera, como el ministro de Medio Ambien- Aspirante a Downing Street Boris Johnson evitó mostrar sus aspiraciones a sustituir a May y centró todas sus críticas en el plan de la premier para el Brexit, ya rechazado por la UE No a un segundo referéndum El líder del ala euroescéptica descartó otro voto: Los británicos ya votaron a favor de abandonar la Unión Europea dijo en el congreso de los tories te, Michael Gove. A su colega conservador, que ha asegurado en varias ocasiones que merece la pena seguir con el plan Chequers ahora con la esperanza de que se pueda cambiar más adelante, le espetaba que eso es una fantasía total y que no se crea que de alguna manera podemos arruinarlo ahora y arreglarlo más tarde Además, Johnson propuso alternativas al plan Chequers, como, por ejemplo, el conocido por él como Super Canadá (por sus similitudes con el que el país americano firmó en 2016 con Bruselas) que permitiría al Reino Unido llegar a acuerdos libres con otros países, cosa que según el exministro no se puede conseguir con la actual propuesta de la primera ministra porque Gran Bretaña porque estaría atada al pacto con la UE. Por eso, Johnson alentó a sus correligionarios a desechar el plan de May. Mis queridos compañeros, esto no es democracia. Eso no es por lo que votamos. Es indignante. No es recuperar el control: esto es perder el control aseguró. El exjefe de la diplomacia británica se llevó todos los focos y eclipsó el discurso de otro de los principales opositores al liderazgo tory el ministro del Interior, Sajid Javid. Este desarrolló el plan de inmigración del Gobierno tras el Brexit y dejó frío a su público al no enfangarse las manos con este tema dejando los principales anuncios a una Theresa May que hoy cierra, con su esperado discurso, un congreso que ha mostrado de nuevo la división existente en el seno conservador.