Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Caso Villarejo Consecuencias políticas MARTES, 25 DE SEPTIEMBRE DE 2018 abc. es espana ABC Tensión y dudas en el Gobierno por la gestión de Delgado de la crisis Las grabaciones son secretas y forman parte del plan de presión de Villarejo P. MUÑOZ V. R. ALMIRÓN C. MORCILLO MADRID Las grabaciones a la ministra España es un país de coña En las grabaciones difundidas por moncloa. com la ministra de Justicia valora la polémica del día en el que se produjo el almuerzo: la llegada a España en octubre de 2009, en pleno mandato socialista, de dos piratas somalíes detenidos por el secuestro del pesquero Alakrana en aguas del Índico. Según Dolores Delgado, con esta actuación se está transmitiendo una imagen horrible de España como si fuese un país bananero y de coña Esto no puede ser destacó la ministra antes de concluir que no tenían que haber traído a ninguno de los dos piratas. Fue una crítica sin ambages al Gobierno socialista. y que mueran cincuenta afirma Garzón tras confesar que habría sido mejor idea abordar el pesquero secuestrado a pesar de las posibles bajas que se produjesen. Las últimas grabaciones del caso Villarejo difundidas ayer por un portal web de muy reciente creación, moncloa. com, no están en ninguna de las piezas de la operación Tándem que ya tienen las partes. El que se trate de material que está aún secreto en la causa demuestra, según todas las fuentes consultadas por ABC, que el excomisario encarcelado había dejado a buen recaudo material sensible para utilizarlo en el momento en el que considerase más adecuado para su estrategia de defensa. Mientras tanto, la perplejidad y las dudas en el Gobierno aumentan por cómo se ha gestionado la crisis desde el Ministerio de Justicia. El material difundido no es comprometido por lo que se habló en el almuerzo del 23 de octubre de 2009, celebrado porque Villarejo había sido condecorado, sino por las discutibles explicaciones ofrecidas por la ministra de Justicia, Dolores Delgado, sobre su relación de aquella época con este preso. Para varias de las fuentes consultadas se trata de una advertencia al Poder Judicial en el sentido de que como no se solucione su situación procesal algunos de sus miembros más conocidos pueden encontrarse con la misma sorpresa que la exfiscal. A tomar por culo y te quitas al negrito El resto de los comensales tampoco se queda al margen de la conversación en torno a los piratas: Ni menor ni pollas. Tiene dermatitis, tiene sífilis, me cago en D... que cuando lo llevaron al hospital el Gregorio Marañón ¿por qué te crees que venía con un mono blanco? exclamó, según moncloa. com uno de los comisarios en los los audios en cuestión. Si es menor y dice que quiere estar en Somalia le coges y le metes en un avión y pum; a tomar por culo y te quitas del medio al negrito sentenció. Que muere una persona ¡qué le vamos a hacer! También en relación con el caso Alakrana y como revela moncloa. com el exmagistrado Baltasar Garzón criticó lo torpes que fueron los mandos de Defensa por no aprovechar el limbo jurídico para utilizar a los piratas detenidos como moneda de cambio Que muere una persona, que mueren dos. ¡Qué le vamos a hacer! Es la vida, aquí puede haber un atentado Críticas al presidente de la AN Otro temas recogido gira entorno a la crítica de Garzón al entonces presidente de la Audiencia Nacional, el acojoneras Angelito Juanes por defender al juez Eloy Velasco cuando ha puesto a la etarra (Maite Aranalde) en polvorosa Esta acción es precisada por la ahora ministra de Justicia, que aseguró que le concedieron libertad máxima Relaciones con jueces En este sentido son conocidas las relaciones del jefe de la trama Tándem con relevantes miembros de la Judicatura y la Fiscalía, tanto de la Audiencia Nacional como del Tribunal Supremo. Baltasar Garzón, también presente en la comida de la polémica, es sólo un ejemplo de esos contactos. Pero hay más, y muchos recuerdan que uno de los negocios en los que Villarejo tenía intereses era Schola Iuris, donde han dado clases relevantes magistrados y representantes del ministerio público. También está constatado que el expolicía grababa todas y cada una de sus citas, sin importarle que sus interlocutores fueran amigos o no, compañeros o profesionales de cualquier tipo, y que almacenaba el material a la espera de poder utilízarlo de la mejor forma para sus intereses. Ahora más de uno se lleva las manos a la cabeza, porque no podían imaginar que este hombre fuera capaz de hacer algo así, incluso con sus más allegados En el Gobierno la situación se vive entre la citada perplejidad y el temor a que pueda difundirse nuevo material sensible que ponga aún más en cuestión la figura de la ministra de Justicia. Las fuentes consultadas por ABC llaman la atención sobre la familiaridad de trato entre los comensales además de los ya citados, los también comisarios principales Enrique García Castaño y Gabriel Fuentes, y el director Adjunto Operativo de la época, ya jubilado lo que resulta extraño si, como sostiene Delgado, sus contactos con ese policía fueron puntuales. Es más; compañeros de los mandos citados aseguran que la relación era mucho más estrecha. En el Ejecutivo de Pedro Sánchez, como se sabe, hay dos ministros que proceden de la Audiencia Nacional: la de Justicia, y Fernando Grande- Marlaska, titular de Interior. La relación actual entre ambos sólo se puede ex- plicar por su etapa en ese órgano jurisdiccional, donde al principio tuvieron una relación cordial, que posteriormente se enfrió algo coincidiendo con el acercamiento de Delgado a Baltasar Garzón. Ahora la relación entre los ministros no es mala sostienen desde Interior y corroboran en La Moncloa. Desde su llegada al Gobierno, Grande- Marlaska apenas se ha referido en público al caso Villarejo, y ayer no qui- so mantener contacto alguno con los medios en los actos de la festividad de La Merced, patrona de Instituciones Penitenciarias. Sin embargo, según fuentes de la máxima solvencia consultadas por ABC, poco después de llegar a su despacho lanzó mensajes privados muy contundentes a alguno de los implicados en la investigación en el sentido de que tenían su apoyo incondicional para llegar hasta el final, estuviese quien estuviese implicado en los hechos Ayer desde La Moncloa no se trasladaba un apoyo explícito a Delgado. Sí se defendía que, a su entender, las grabaciones demuestran el carácter personal de la cita. Se considera que el contenido desvelado no tiene trascendencia judicial y que no tendrá recorrido. Pero se muestran más dudas en lo que respecta a la trascendencia política del caso para el futuro de la ministra. Situación incómoda Para Interior, obviamente, que la ministra de Justicia haya sido relacionada con el caso Tándem es especialmente incómodo. Incluso hay quien sostiene, sin pruebas, que las filtraciones están dirigidas desde esa Casa, lo que es radicalmente desmentido por el departamento de Marlaska. No es así, pero es que además sería absurdo, porque una nueva dimisión en el Gobierno causaría una inestabilidad de consecuencias imprevisibles para todos añaden. Y nadie se tira piedras contra su tejado Filtraciones interesadas Atribuyen al excomisario una estrategia de presión creciente para conseguir su libertad