Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 18 DE SEPTIEMBRE DE 2018 abc. es internacional INTERNACIONAL 31 Las acusaciones de agresión sexual alteran la confirmación de Brett Kavanaugh El candidato a juez del Supremo y la mujer que le denuncia están dispuestos a testificar JAVIER ANSORENA CORRESPONSAL EN NUEVA YORK GUERRA COMERCIAL Trump impone aranceles a China por valor de 200.000 millones de dólares ABC WASHINGTON Hace solo una semana, la confirmación en el Senado de EE. UU. de Brett Kavanaugh como próximo juez del Tribunal Supremo parecía un paseo. A pesar de los obstáculos procesales que trataban de interponer la minoría demócrata en el Comité Judicial de la cámara alta, que decide la confirmación del candidato nominado por Donald Trump, nada hacía presagiar la situación que se vive hoy: su llegada a la más alta instancia judicial de EE. UU. no solo podría retrasarse. También podría peligrar. La nueva situación tiene que ver con la aparición de una carta en la que una mujer acusa a Kavanaugh de agresión sexual a comienzos de los años 80, cuando ambos eran adolescentes. Apareció a finales de la semana pasada en manos de Dianne Feinstein, la senadora demócrata de más alto rango en el Comité Judicial del Senado. Era una misiva anónima que Feinstein puso en manos del FBI para que hiciera las pesquisas pertinentes. Pero en los círculos políticos de Washington los secretos se desvelan apenas nacen y con el transcurso del fin de semana se descubrió el contenido de la carta y su autora: Christine Blasey Ford, una profesora de psicología de California que aseguró que Kavanaugh y un amigo, borrachos, la metieron en un cuarto de una casa durante una fiesta y que el actual candidato al Supremo se puso encima suyo, le intentó quitar la ropa y el bañador que llevaba puesto y le tapó la boca antes de poder escabullirse. La mayoría republicana en el Senado trató en un principio de no tomar en serio una carta anónima y avanzar en el proceso de confirmación de Kavanaugh. Este jueves había prevista una votación en el Comité Judicial, un anticipo del voto definitivo por el pleno del Senado que cerraría la confirmación. Y, con ella, el reforzamiento REUTERS de la mayoría conservadora en el Su- Kavanaugh, ayer en el Senado premo, uno de los grandes avances de Trump y un aglutinador del voto republicano, incluso de aquellos que ven Varios grupos conservadores han con malos ojos al multimillonario neo- criticado la aparición de la acusación yorquino. como una campaña difamatoria de úlAyer, sin embargo, cambiaron las timo minuto. Todo apunta a que la contornas: Ford, a través de su abogada, secuencia inmediata será que el proquiere testificar en el Comité Judicial ceso se retrase. Los diez senadores deque decide sobre Kavanaugh. Está mócratas en el Comité Judicial han dispuesta a hacer lo que firmado una carta consea necesario para dar a junta que exige al presiPostergar conocer su historia dijo dente del comité, el repuDiez senadores Debra Katz, una abogada blicano Charles Grassley reconocida en casos de demócratas exigen que posponga la votación discriminación y acose que se posponga del jueves. Se les han unisexual, que ayer pasó por do dos republicanos mola votación varias televisiones estaderados, Jeff Flake y Bob del jueves dounidenses para anunCorker, dos legisladores ciarlo. Katz calificó el epique dejan su escaño este sodio entre el candidato a juez y su noviembre y que se han enfrentado en cliente como intento de violación varias ocasiones a Trump. Grassley admitió ayer que Ford tieDispuesto a todo ne derecho a ser escuchada pero no Kavanaugh, por su parte, insistió en dio detalles de qué proceso se utilizalo que ya dijo este fin de semana cuan- rá. Los demócratas quieren que la sudo se conocieron las alegaciones: lo puesta víctima y Kavanaugh companegó todo, pero dijo estar dispuesto a rezcan de forma pública en el Capitocomparecer ante el comité en la for- lio y respondan bajo juramento a las ma que se considere apropiada. preguntas de los legisladores. La temida y esperada noticia no se hizo esperar. Ayer, el presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó imponer aranceles del 10 por valor de 200.000 millones de dólares (unos 171.380 millones de euros) a productos chinos a partir del próximo 24 de septiembre. En un comunicado difundido por la Casa Blanca, Trump agregó que esos gravámenes aumentarán al 25 a partir del 1 de enero. Además, amenazó con aplicar aranceles adicionales en el caso de que Pekín adopte a su vez nuevas represalias económicas. Estos nuevos gravámenes se suman a los ya adoptados para el acero y el aluminio del gigante asiático, que también se habían extendido en un principio a socios comerciales preferentes del Ejecutivo de Washington como la Unión Europea, Canadá o México, aunque finalmente estos últimos fueron retirados. Esta última decisión de la Casa Blanca fue debido al contraataque de Pekín de responder con la misma moneda. Tras esta decisión se espera la reacción china de gravar fiscalmente nuevos productos estadounidenses, pero los expertos coinciden en que el país asiático tiene ya menos capacidad de maniobra, ya que el año pasado EE. UU. importó productos chinos por valor de 505.000 millones de dólares, mientras que China solo recibió exportaciones estadounidenses por valor de 129.000 millones. Algunas empresas tecnológicas, como Apple, ya han avisado de las consecuencias que una guerra comercial puede suponer para muchas de ellas. Concretamente, el consejero delegado de la tecnológica, Tim Cook, avisó de que nuevos aranceles encarecerán sus productos.