Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2018 abc. es cultura CULTURA 43 La Biblioteca Nacional recibe una novela inédita de José Hierro Los herederos del poeta han donado su archivo personal, con más de 3.500 documentos JUAN CARLOS DELGADO MADRID Crítica de ópera Los límites de la justicia FUENTEOVEJUNA Un gran legado La vida es el fin Entre los más de 600 manuscritos donados, se encuentra el de La vida es el fin la única novela conocida del poeta, que sigue inédita. La Biblioteca Nacional de España (BNE) aumentó ayer sus caudalosos fondos tras recibir el archivo personal y la biblioteca de José Hierro (19222002) uno de los poetas recientes más celebrados y autor de Cuaderno de Nueva York el último fenómeno poético del ya pasado siglo XX. La donación fue realizada por los herederos del escritor: su viuda, sus hijos y sus nietas. El conjunto, que comprende más de 3.500 documentos de distinta naturaleza, esconde una joya: un manuscrito de la novela inédita La vida es el fin su única incursión conocida en este formato, que ficciona sus vivencias entre 1944 y 1946, cuando residía en Valencia. La obra está escrita en dos partes y está protagonizada por dos personajes: Agustín Vidal, que aporta el lado humano, y Emilio, un pintor que proporciona un ángulo más artístico y trascendental a la narración. Además de esta novela, la donación añade más de 600 manuscritos a la colección de la BNE. También una variada correspondencia del poeta y más de 700 recortes de sus artículos y críticas artísticas. A todo ello se suma la interesante biblioteca personal de Hierro, compuesta por alrededor de 2.000 ejemplares que recopila ediciones de sus poemarios, sus obras de referencia y libros de algunos de sus amigos. En este sentido, destaca una copia dedicada de la obra de Vicente Aleixandre La biblioteca de Hierro Compuesta por alrededor de 2.000 ejemplares, incluye una copia dedicada de La destrucción o el amor de Vicente Aleixandre. Música: Jorge Muñiz. Libreto: Javier Almuzara, basado en la obra de Lope de Vega. Intérpretes: M. Cantarero J. L. Luis Sola, F. Crespo, D. del Castillo, J. A. Sanabria, I. Gaudí, M. Pardo, L. Cansino, P. García- López. Director de escena: Miguel del Arco. Director musical: Santiago Serrate. Coro de la Ópera de Oviedo. Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias. Teatro Campoamor, Oviedo. COSME MARINA Cartas y artículos La Biblioteca Nacional también ha recibido una variada correspondencia del poeta y más de 700 recortes de sus artículos y críticas artísticas. José Hierro RUIZ DE ALMODÓVAR La destrucción o el amor uno de los poemarios cumbres del Nobel español. Un escritor lento José Hierro fue un trabajador lento y minucioso, poseía la superstición de no poder escribir en su propia casa, por lo que numerosos cafés de Madrid fueron testigos directos de la creación de su obra. La trayectoria poética de José Hierro fue laureada con hasta quince premios, llegando a recibir dos Un regalo de la familia La donación ha sido realizada por los herederos del escritor: su viuda, sus hijos y sus nietas veces el premio Nacional de Poesía (1953 y 1999) y en tres ocasiones el premio de la Crítica (1958, 1965 y 1998) En 1981 obtuvo el premio Príncipe de Asturias de las Letras y en 1998 recibió el premio Cervantes, máximo galardón de la literatura en lengua española. Perteneciente a la poesía desarraigada de la generación de posguerra, sus primeros versos aparecieron en distintas publicaciones del frente republicano. Su paso por la cárcel, entre 1939 y 1944, marcó de forma indeleble su poesía, y cuando reapareció en los años cuarenta con dos libros casi simultáneos Tierra sin nosotros y Alegría lo hizo con un amargo poso autobiográfico, que dotaba a su poesía de una madurez poco frecuente en los poetas jóvenes. La carta robada de Cristobal Colón volverá a Cataluña ABC MADRID Duke Buchan III (izquierda) y José Guirao (derecha) ayer en Madrid ABC La carta que Cristobal Colón envió a los Reyes Católicos en 1493, que relataba la expedición al Nuevo Mundo, volverá a Cataluña en fechas próximas Conocida como Insulis Nuper Inventis solo se convervan 16 ejemplares incunables de este texto, que fue robado de la Biblioteca de Cataluña hace más de una década y exportado ilegalmente a Estados Unidos. El ministro de Cultura, José Guirao, recibió ayer al embajador de Estados Unidos en España, Duke Buchan III, para agradecerle los esfuerzos realizados por las autoridades de su país en la recuperación de la carta. El teatro Campoamor tiene la segunda temporada de ópera en antigüedad de España. Tenía, no obstante, una asignatura pendiente, la de un estreno absoluto. Este año se materializó con una apuesta arriesgada que, al final, se convirtió en éxito apoteósico: llevar al formato operístico Fuenteovejuna de Lope de Vega. Un equipo cien por cien español se volcó en un reto que no era nada fácil. El compositor Jorge Muñiz apostó por una partitura capaz de conjugar la tradición con la modernidad. Fusionó las músicas del pasado con las de nuestro tiempo, con un sentido rítmico arrollador y perfecta delimitación de la tragedia en un continuo crescendo dramático que encontró en la reescritura impecable del original de Lope por parte del escritor asturiano Javier Almuzara, cómplice perfecto. Con este punto de partida Miguel del Arco construyó una versión de la obra arriesgada y sin la menor concesión. Acercó la acción a nuestro tiempo, llevando al espectador de inmediato a un imaginario colectivo muy presente con asuntos tan candentes como el de La manada o la depredación del espacio natural, a través de las sucesivas capas de envilecimiento que degradan cada día nuestro devenir ciudadano; también al cuestionamiento de los límites de la justicia, a los peligros que acechan detrás de soluciones a la brava y aparentemente justas. Todo ello apoyado en una sensacional escenografía de Paco Azorín. El carácter coral de la obra reforzó al elenco y al propio coro del teatro, sensacional en su cometido trascendente, y bien apuntalado por el trabajo del maestro Santiago Serrate desde el foso. En el reparto hay que destacar las sensacionales prestaciones de Mariola Cantarero, ejemplar Laurencia, y Damián del Castillo, impecable villano, así como el resultado de José Luis Sola como Frondoso y el del resto de un elenco en el que todos los integrantes realizaron un relevante esfuerzo escénico y también vocal, con una tesitura aguda muy exigente.