Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 DEPORTES Tenis US Open DOMINGO, 9 DE SEPTIEMBRE DE 2018 abc. es deportes ABC La rodilla frustra otro Grand Slam Las lesiones han obligado a Rafa Nadal a abandonar nueve torneos antes de hora LAURA MARTA Las retiradas del español RAFAEL NADAL Debut en 2001 Partidos jugados 1.112 Retirado en 9 (3 en Grand Slams, 3 en Masters 1000, 2 en ATP 250 y 1 en ATP 500) 2018. US Open ante Del Potro 2018. Australian Open ante Cilic 2016. Masters de Miami, ante Dzumhur 2010. Australian Open ante Murray 2008. Masters de París, ante Davydenko 2007. Masters de Cincinnati, ante Mónaco 2007. Sidney, ante Chris Guccione 2006. Queen s, ante Lleyton Hewitt 2005. Auckland, ante Dominik Hrbaty Grand Slams El dolor era doble: pinchazos de la rodilla y oportunidades que se escapan. Rafa Nadal no pudo ocultar su decepción por abandonar el US Open antes de que su rival lo obligara. Aunque para el español, su oponente más duro siempre ha sido su propio cuerpo. Desde el inicio de su carrera, el pie, la rodilla, la muñeca, el abdomen... enemigos que le cerraban el camino para ampliar la vitrina, el palmarés, el orgullo. El viernes, y con dos sets en contra, Nadal confirmaba que la rodilla había vuelto a atacar, que Juan Martín del Potro sería el finalista y que el US Open se terminaba para él. Competitivo hasta la extenuación, ha luchado siempre EFE Nadal, cabizbajo tras anunciar que no podía seguir jugando por sujetarse a los partidos como esa venda amarró ayer el tendón rotuliano. Así ha construi 22.00 do su carrera y la ha conHORAS vertido en una de las Djokovic y Del mejores de la historia. rés sin estos obstáculos que no Khachanov y Thiem alimentaron su Potro disputan Ochenta títulos, diecisolo lo dejaron con el torneo a confianza, pero mermaron sus enerhoy la final siete de Grand Slam. medias, también sin empezar. gías. Un pinchazo en la rodilla contra masculina Odio retirarme senPor diversos problemas no pudo Del Potro le recordó lo volátil del triun (Eurosport) tenciaba. Tanto lo odia disputar los Abiertos de Austra- fo. Quiso aguantar, aferrarse a esa opcomo que solo lo ha hecho lia de 2006 y 2016, Wimbledon 2009 ción de alcanzar otra gran final y quién en nueve ocasiones en 1.112 pary 2016 y los US Open de 2012 y 2014. sabe si defender la corona y morder su tidos desde que es profesional de la ATP Nadal suma semanas de número 1 y cuarto US Open. Quiso aguantar, como Tres de ellas en Grand Slam. también años. Cumplió 32 en junio, en la final de Australia de 2014 en la que A este se une el abandono en cuar- consciente de que ha hecho más de lo obligó a Wawrinka a sacarlo de la pistos de Australia, contra Cilic, en enero, que hará, de las cicatrices por el des- ta a pesar de la evidente cojera. Quiso y el de 2010 contra Murray. Y no fue una gaste, de su tenis siempre exigente y de aguantar, pero hubiera sido peor. Seretirada, pero la muñeca le impidió ju- los rivales cada vez más jóvenes. Le cos- guir jugando más hubiera sido demagar la segunda ronda de Roland Garros tó llegar a semifinales de este US Open siado para mí aceptó. 2016 contra Granollers. Inevitable pre- más que en cualquier otro Grand Slam: Ya piensa en recuperarse. Hoy pasaguntarse qué hubiera sido de su palma- quince horas y 54 minutos. Palizas con rá pruebas con el doctor Cotorro y pla- No se presentó en 4 partidos. Sus rivales se han retirado ante él en 21 ocasiones. En el US Open 2018 necesitó el mayor tiempo para alcanzar las semifinales de un Grand Slam: 15 horas y 54 minutos. Superó las 14 horas y 9 minutos consumidas en el Roland Garros de 2006. nearán el tratamiento. El tendón rotuliano. Reposo. Por eso hoy el equipo español de Copa Davis viaja a Lille sin él y con Albert Ramos para jugar la semifinal contra Francia (14- 16) Sobre todo si quiere mantenerse un poco más de número 1 y llegar a la Copa de Maestros, una de sus grandes metas, y donde se clasificó el primero con los títulos de Montecarlo, Barcelona, Roma, Roland Garros y Canadá en este 2018 en el que solo ha perdido cuatro partidos y dos, por retirada, en Grand Slam. La rodilla vuelve a imponerse a sus deseos y a jugar con sus oportunidades. Pero Nadal siempre construye más. Final femenina Serena monta una bronca y eclipsa a Osaka N. OSAKA S. WILLIAMS 6 6 2 4 JAVIER ANSORENA NUEVA YORK Era el día señalado para que Serena Williams se refrendara como número uno de la historia del tenis. La final femenina del US Open debía haber entregado a la estadounidense su 24 torneo de Grand Slam, con lo que empataría a Margaret Court. La noche, sin embargo, despidió a Williams como una tenista dominada por la soberbia, antideportiva y con un pésimo perder. Y, sobre todo, arruinó el alumbramiento de una nueva estrella: Naomi Osaka, con 20 años. Williams se vio desarbolada por el juego agresivo de Osaka, que salió a por todas desde el principio. La japonesa tiene un saque demoledor, y además pegaba bolas profundas, arrimadas a la línea y no dejaba que Williams encontrara respiro. La dominadora del tenis femenino, en el que iba a ser su retorno triunfal a la conquista de un grande tras ser madre el año pasado, empezó a desesperarse. Perdió su saque con una doble falta y, a partir de ahí, todo fue cuesta abajo para ella. Williams trató de recuperarse en el segundo set, con una rotura temprana al saque de Osaka. Pero la japonesa parecía que llevaba toda la vida jugando finales, y le devolvió la misma moneda en el siguiente juego. Ahí empezaron los problemas y una espiral de mal comportamiento de Williams que se cargó la final. El juez de silla le impuso un Williams protesta airadamente a Brian Earley, jefe de los árbitros AFP warning por una instrucción del entrenador de Williams a su jugadora, algo prohibido. Cuando la estadounidense se enteró del asunto, le echó una bronca monumental al juez, señalándole con el índice, gritando, con el público abucheando a su favor. Volvió a tirar otro saque y, desesperada, rompió su raqueta. Aquí cayó otro warning lo que supone perder un punto. Williams perdió la cabeza, se pegó un descanso entre juegos gritando a la silla, le llamó ladrón mentiroso y le recriminó que ella no hacía trampas Esto provocó un tercer warning y, con ello, la pérdida de un juego entero. Exigió que saliera la dirección del torneo, lo que provocó un estruendo del público, a favor de la tenista local. Les dijo que hacían esto contra ella porque es mujer y sería distinto en caso de un hombre. Osaka aguantó la presión, abroncada por el público, en su estreno en los grandes escenarios del tenis. Cuando recogió su trofeo, apenas pudo sonreír.