Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 9 DE SEPTIEMBRE DE 2018 abc. es deportes DEPORTES 67 Los jugadores de España celebran el gol de Rodrigo, el segundo de la selección AFP en Wembley, recinto pata negra, pero cuyas gradas, con asientos comodísimos y con todo tipo de lujos para los seguidores (81.392 ayer) no intimidan ni la mitad de lo que se le presupone a un campo inglés. El caso es que España, en ese dominio abrumador, encontró su recompensa en una jugada de estrategia, paradojas de la vida. Thiago lanzó una falta lateral y empujó Rodrigo, conexión brasileña entre dos amigos íntimos. Por cierto, Saúl estaba en fuera de juego evidente y molestaba a Pickford, pero en la Liga de las Naciones, por muy nuevo que sea este torneo, no hay VAR para ayudar al árbitro, aunque tampoco hubo protestas. Se fue apagando la velada y perdió fuerza en la reanudación, difícil de digerir el segundo acto. Básicamente porque Inglaterra fue a menos, que ya es decir, y a España le bastó con mantener la compostura y anestesiar a su enemigo con un rondo sin fin. Thiago pudo hacer el tercero con un remate desde la frontal que se fue por arriba y a partir de ese instante el encuentro se adentró en un tedio insulso y aburrido hasta que a los británicos les movió el orgullo en el último cuarto de hora. En ese epílogo volvió a aparecer De Gea, salvador esta vez con una notable parada a tiro de Rashford. Su mérito fue mantenerse en pie y desviar el disparo, potente y seco, resucitado y por fin decisivo en un partido de la selección. Fue igual de meritoria la sensacional mano que soltó en el primer tiempo, justo después del gol de Rodrigo, para anular un gran cabezazo también de Rashford. Con un portero que pare todo es más fácil para España, aprobada en general pese a que le sobró el agobio del final y a la que le salvó el árbitro al anular rigurosamente un tanto de Welbeck en el 97 por molestar precisamente al guardameta en su área pequeña. POR E. YUNTA Mala caída y susto de Shaw El defensa inglés dio un gran susto en el inicio del segundo acto tras sufrir una mala caída en un choque fortuito con Carvajal. Inmóvil sobre la hierba durante seis minutos, desató los nervios en la grada. Después del partido, y a través de las redes, confirmó que estaba bien. Iago Aspas, de descarte al once Llamó la atención la ausencia de Iago Aspas en la lista inicial de Luis Enrique. Sin embargo, se fue de la concentración Diego Costa por motivos personales y el técnico rescató al gallego, al que le dio la titularidad en Wembley. Además, le puso como nueve y volcó a Rodrigo a la banda. Segundo triunfo en Wembley En su estreno en la Liga de las Naciones, los goles Saúl y Rodrigo permitieron que España celebrara el segundo triunfo de su historia en Wembley. En sus ocho anteriores visitas solo había ganado en un duelo amistoso. Fue en marzo de 1981, marcaron Satrústegui y Zamora. Shaw, atendido sobre el césped por las asistencias REUTERS